TELEVISIÓN

Las series, un formato a medida de los maestros

Los hermanos Coen anuncian su primer proyecto televisivo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Joel y Ethan Coen, inseparables en el cine y ahora en la televisión. Foto: Difusión

Martin Scorsese (Vynil para HBO), Woody Allen (Crisis in six Scenes para Amazon), Steven Soderbergh (The Knick para Cinemax), David Fincher (House of Cards para Netflix), Michael Mann (Luck para HBO) y ahora los hermanos Coen: los grandes maestros del cine americano no paran de dejarse de seducir por el contemporáneo formato de las series para televisión u otras de esas plataformas modernas.

Ayer se anunció que Joel y Ethan Coen desarrollarán una miniserie que ocurre en el Lejano Oeste. Se trata de The Ballad of Buster Scruggs, un proyecto que idearon, escribieron y dirigirán. El ciclo será producido por la Annapurna que ha estado detrás de proyectos cinematográficos como The Master de Paul Thomas Anderson y Ella de Spike Jonze y son los productores de la primera serie de Julia Roberts, Today Will Be Different.

Es la segunda vez que los hermanos Coen —cineastas que han estado detrás de algunas de grandes películas de Hollywood como El gran Lebowski, Fargo y Sin lugar para los débiles— se dedican al western: en 2010 filmaron una remake de Temple de acero.

Fuentes de Annapurna le dijeron a la revista especializada Variety que la compañía "buscaba un acercamiento innovador que pueda combinar una exhibición televisiva y cinematográfica". No se elaboró mucho más sobre el alcance de The Ballad of Buster Scruggs.

La edad de oro de las series ha llevado a muchos directores importantes a desarrollar proyectos televisivos. El primero en encontrarle la vuelta al formato fue David Lynch con Picos gemelos en la década de 1990.

Además de los grandes maestros que pueden desarrollar ellos mismos, sus proyectos, otros directores menores pero importantes en su momento han encontrado en las series una fuente de trabajo. Así gente como John Dahl, Carl Franklin o la polaca Angniezka Holland han dirigido episodios de House of Cards o Tim Hunter (A la orilla del río) de cierta fama en la década de 1980 también ha encontrado una carrera en la televisión.

La televisión no ha sido ajena a los grandes directores. En la década de 1970, Ingmar Bergman estrenó Escenas de la vida conyugal como una miniserie. Y de ese mismo formato son Berlin Alexanderplatz de Rainer Werner Fassbinder y Decálogo de Krzysztof Kieslowski, consideradas dos de las grandes obras del cine europeo de todos los tiempos.

Los hermanos Coen han venido trabajando juntos desde 1970 cuando realizaron sus primeros cortos de adolescentes. Su salto a la fama lo consiguieron con Simplemente sangre, un sorprendente policial estrenado en 1984. Desde entonces han ganado cuatro Oscar por Fargo y Sin lugar para los débiles.

Esta es la primera vez que están detrás de un proyecto de televisión. Aunque figuran como productores ejecutivos de la adaptación televisiva de su Fargo, su involucramiento se limita solo a ese crédito. En 2011 desarrollaron un programa de una hora, Harve Karbo, sobre un policía de Los Angeles pero no se terminó nunca de concretar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)