Crítica | Cine

Como una selección del viejo Hollywood

Hay algo del Birdman de Alejandro González Iñárritu en el tema (no necesariamente en la forma) de esta película de Barry Levinson. El protagonista (Al Pacino) es un actor veterano cuyas facultades mentales comienzan a ponerse en entredicho tras manifestar un comportamiento errático en el escenario, renuncia a su trabajo y coquetea con la posibilidad de volver.

Esa historia se entrecruza con otra: la conflictiva relación con una mujer más joven (Greta Gerwig) que lidia con su propia, confusa sexualidad, y que puede significar para el protagonista, ambiguamente, una tabla de salvación o la definitiva caída al precipicio.

Se han formulado varios reparos a la novela original de Philip Roth en que el film se basa, pero el alivio de no conocer el libro impide que el espectador entre en el juego de las odiosas comparaciones (que, además, es irrelevante: una película debe salvarse o perderse por sí misma, independientemente de la mayor o menor calidad de su fuente literaria).

En este caso, se salva a medias, y el mérito debe ser distribuido entre la presencia de Pacino, que realmente carga con una considerable dosis de matices a su problemático protagonista, y los chispazos de ácido humor que el libreto dispara aquí y allá, y que no resulta difícil poner en el haber del coguionista Buck Henry, quien hace mucho tiempo estuvo detrás del Superagente 86 y de El graduado. El elenco secundario ayuda. Levinson dirige impersonalmente, pero el verdadero espectáculo es, previsiblemente, Pacino.

Un nuevo despertar [**]

Estados Unidos 2014.. Título original: The Humbling. Director: Barry Levinson. Guiión: Buck Henry, Michal Zebede, sobre novela de Philip Roth.. Intérpretes: Al Pacino, Greta Gerwig, Dianne Wiest, Kyra Sedgwick, Charles Grodin, Dylan Baker.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados