Estreno

Seis del Mossad en busca de Eichmann

La película Operación final ya está en Netflix

Imagen de la película Operación final
Tráiler de la película "Operación Final"

La cacería del teniente coronel de la SS Adolf Eichman, jefe de la Oficina de Asuntos Judíos de la Gestapo y el arquitecto de la Solución Final, y los nueve días que pasó recluso en Argentina, son el centro de Operación final, película que tiene a Oscar Isaac, Mélanie Laurent y Ben Kingsley como protagonistas. Y no es usual que un film con esta producción y actuaciones, que se estrenó hace menos de dos meses en los cines del mundo (en Uruguay no ha llegado a salas comerciales), ya se encuentre en el catálogo de Netflix. Pero lo está, y vale la pena verla.

Operación final, dirigida por Chris Weitz (el de Un gran chico) cuenta los momentos de incertidumbre que sucedieron en Argentina en 1960, cuando un grupo de agentes del Mossad logran encontrar y capturar a Eichmann, todo con una tensión que recuerdan a la oscarizada Argo y a Munich. Claro que Weitz no es Spielberg, aunque consigue buenas y angustiantes escenas, con una cuidada reconstrucción de época y una magnífica fotografía, en esta película que comparte trama con El hombre que capturó a Eichmann, un film para televisión que tuvo a Robert Duvall y Jeffrey Tambor en el elenco.

Oscar Isaac y Ben Kingsley, dos pesos fuertes de Operación final
Oscar Isaac y Ben Kingsley, dos pesos fuertes de Operación final. Foto: Difusión

El punto más fuerte de Operación final es Ben Kingsley, un excelente actor que ha demostrado gran capacidad para interpertar a personajes tan distintos como Gandhi, El Mandarín en Iron Man 3 y a Itzhak Stern en La lista de Schindler. Aquí está a la altura de esas grandes actuaciones, demostrando que es muy bueno en lo suyo en este relato producido por Netflix, en el que su personaje es entrevistado por el oficial de inteligencia del Mossad, Peter Malkin (Isaac, quien además produce la película), con la intención de llevarlo a Israel para su posterior juicio.

El poder dramático de la película se centra la relación que se desarrolla lentamente entre Malkin y Eichmann, y es en ese juego del gato y el ratón, con ellos intentando convencerse uno al otro, donde están los mejores momentos.

Eichmann es un personaje tan detestable que ha sido llevado al cine muchas veces, con distintas miradas. En The Eichmann Show, un grupo de periodistas lograba la transmisión de su juicio, el primero en ser televisado; y en Hannah Arendt, Barbara Sukowa interpretaba a la filósofa, creadora del concepto de “la banalidad del mal”, durante ese juicio.

Aquí el foco está puesto en la captura de Eichmann, que es contada con una gran tensión y buenas actuaciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º