CINE + BAILE

Seis datos inútiles a 25 años del estreno de "Pulp Fiction"

Mañana se realiza una función en Cinemateca donde se proyectará la película, y aquellos que vayan vestidos de Mia Wallace y Vincent Vega, o se animen a bailar el twist como ellos lo hacen al ritmo de Chuck Berry, entran gratis.

Uma Thurman interpretó a Mia en Pulp Fiction, que tendrá una función especial en Cinemateca. Foto: Difusión
Uma Thurman interpretó a Mia en Pulp Fiction, que tendrá una función especial en Cinemateca. Foto: Difusión

Hay películas que nacen clásicas. Y eso pasó con Pulp Fiction, la segunda película de Tarantino desde su estreno en el festival de Cannes, el 21 de mayo de 1994. Y por eso mañana Cinemateca Uruguaya hace un Pulp Fiction 25th Anniversary Screening.

Para ir preparado, además de haber ensayado esos pasos mágicos al ritmo de “You Never Can Tell” de Chuck Berry, aquí van algunas cosas de esas que quizás no sepa de Pulp Fiction que, vaya como yapa, en Uruguay se estrenó el 3 de marzo de 1995 en los cines Trocadero, Montevideo Shopping y Carrasco. Y algo que en todo el mundo fue una verdadera sensación.

1 - Los humos del hachís

Quentin Tarantino en la película Pulp Fiction. Foto: Difusión
Quentin Tarantino en la película Pulp Fiction. Foto: Difusión

Tarantino, que por entonces tenía 29 años y una fama de enfant terrible cinéfilo con voracidad de películas -y el antecedente de haber atendido un video club-, dedicó 1992 a un par de asuntos importantes. El primero fue promocionar mundialmente Perros de la calle, su primera película que fue una sensación y planteó la coordenadas de su universo. El otro, y aun más urgente, fue escribir su segunda película. Para eso se fue a vivir cinco meses a Ámsterdam (la cuna de las “Royal with cheese”) y con la asistencia de Roger Avary se puso a escribir Pulp Fiction. La idea era hacer una película episódica que incluyera algunas ideas que tenían en mente. La escena del reloj de oro de Christopher Walken era parte de un guion de Avary que se llamaba Pandemonium Reigns, y la historia de Mia había estado rondando a Tarantino desde hacía un tiempo. El guion lo escribió en su cuarto de hotel y en un bar de hachís, el Betty Boop. La primera versión tenía 500 páginas, unas ocho horas y media de película, Linda Chen, una tipeadora, ayudó a pulirlo y le dio el nombre a Honey Bunny, el personaje de Amanda Plummer, inspirándose en su conejo.

2 - La culpa a Danny De Vito.

Pulp Fiction
Tráiler de la película "Pulp Fiction"

 Con el guion pronto, Tarantino y su socio Lawrence Bender (que formaron la compañía A Band Apart, en homenaje a Jean Luc Godard) salieron a venderlo. Tenían un acuerdo con Jersey Films, la productora de Danny De Vito, que puso un millón de dólares para asegurarse el derecho a venderlo. El primer estudio en verlo fue TriStar, que decidió ceder el privilegio, y ahí aparecieron los hermanos Weinstein y su Miramax que hicieron de Pulp Fiction su primer proyecto para sus nuevos patrones, Disney.

3 - Un elenco difícil de reunir.

John Travolta y Samuel L. Jackson en Pulp Fiction. Foto: Difusión
John Travolta y Samuel L. Jackson en Pulp Fiction. Foto: Difusión

 Hoy parece el casting perfecto, pero estuvo lleno de vueltas. Para el papel de Vincent Vega, por ejemplo, los Weinstein querían a Daniel Day Lewis, y se pensó en Michael Madsen (que venía de cortar una oreja en Perros de la calle y dijo que no para irse a la olvidable Wyatt Earp) y en Bruce Willis, quien terminó haciendo de Butch, el boxeador, un papel para el que audicionó Sylvester Stallone. Samuel L. Jackson le ganó el puesto de Jules a Laurence Fishburne y para el papel de Mia se pensó, antes que en Uma Thurman, en Julia Louise Dreyfuss, Jennifer Aniston, Meg Ryan, Isabella Rossellini, Daryl Hannah, Joan Cusack, Michelle Pfeiffer, y hasta Brigitte Nielsen.

4 - Premios y dinero

Samuel L. Jackson en Pulp Fiction. Foto: Difusión
Samuel L. Jackson en Pulp Fiction. Foto: Difusión

La película fue saludada con una ovación en Cannes y recibió la Palma de Oro. Tuvo siete nominaciones al Oscar, incluyendo mejor película, y se llevó uno al mejor guion original firmado por Tarantino y Avary. Fue además, una película muy rentable: costó ocho millones de dólares (cuando el promedio de presupuesto de la época era de 50 millones) y recaudó mundialmente 213 millones.

5 - Las malas palabras

El término “Fuck” que es un insulto de varias aplicaciones -ninguna de ellas amable-, es mencionado 271 veces; en Perros de la calle se usó 269 veces. Por otro lado el denigratorio “nigger”, que es una palabra tan prohibida como la otra, se menciona en 13 oportunidades. Para compensar, una de las escenas clásicas incluye una cita bíblica: el Ezequiel 23:17 que Samuel L. Jackson usa de latiguillo antes de acribillar a un cristiano. En realidad, la cita es un invento de Tarantino y Samuel L. Jackson, y solo las dos últimas líneas están en el original.

6 - Las autorreferencias

Varias películas de Tarantino están relacionadas entre sí y algunas de esas pistas están en Pulp Fiction. Por ejemplo, Vincent Vega es hermano de Mr. Blonde (el personaje de Madsen en Perros de la calle); el piloto de serie que Mia le cuenta a Vincent tiene mucho de Kill Bill; el capitán Koons, que interpreta Christopher Walken es, quizás, descendiente de Crazy Craig Koons, un personaje que aparece en un “Se busca” en Django sin cadenas. Y, para los detallistas, Steve Buscemi (o sea Mr. Pink en Perros de la calle) hace un cameo como Buddy Holly, uno de los camareros en el Jack Rabbit Slims.

Mañana en Cinemateca, disfrazado es gratis

Para festejar este cuarto de siglo desde el estreno en el festival de Cannes de 1994 y su estatura de clásico,se ha generado un evento mundial: la celebración de un Pulp Fiction 25th Anniversary Screening del que también participa Uruguay. Mañana a las 21.30 en Cinemateca Uruguaya se proyectará la película en pantalla grande y en formato digital. La película dura poco más de dos horas y media.

Aquellos que vayan vestidos de Mia Wallace (el personaje de Uma Thurman) y Vincent Vega (el de John Travolta) o que, sin ir caracterizados, se animen a bailar el twist como ellos lo hacen al ritmo de Chuck Berry en la escena del Jack Rabbit Twist Contest, en la cafetería o en el hall, podrán entrar gratis. Suena un divertido plan de sábado a la noche.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)