OPINIÓN

Scorsese explica por qué las películas de Marvel "no son cine": "Nada está en riesgo"

Tras abrir el debate en torno a los superhéroes, el director publicó una columna de opinión y dijo que en las producciones de hoy, "nada está en riesgo"

Martin Scorsese. Foto: Archivo
Martin Scorsese. Foto: Archivo

Martin Scorsese fue, sin quererlo, el impulsor de un debate alrededor de las películas de superhéroes, que cuestionó si estas podían ser consideradas o no, cine. Sus opiniones en una entrevista a la revista Empire llevaron a que se cruzaran fuegos entre los que están de uno y otro lado de la discusión.

Como para zanjar el tema —o no, habrá que ver cómo sigue la cuestión—, el director que está próximo al estreno de su película The Irishman, publicó una extensa columna de opinión en The New York Times, en la que aclaró por qué dijo lo que dijo, y qué es lo que hay detrás de eso.

"El hecho de que las películas no me interesen, es un tema de temperamento y gusto personal. Sé que si fuera más joven, si hubiera crecido en otro momento, me podría haber emocionado con esas películas y quizás hubiese querido hacer una yo mismo. Pero crecí cuando crecí y desarrollé un sentido de las películas —de lo que fueron y lo que podrían ser— que está tan lejos del universo de Marvel como estamos nosotros en la Tierra de Alpha Centauro", ejemplificó el director que acaba de contarle a la BBC que estuvo cuatro años considerando hacer Joker, la película que finalmente dirigió Todd Philipps y que descartó por falta de tiempo. Joker, estrenada hace apenas un mes, es la película de superhéroes más rentable.

En la columna, Scorsese explicó que para él, el cine se trata de "revelaciones estéticas, emocionales y espirituales" y de la complejidad de los personajes, y para contextualizar, citó un montón de referencias, desde Cascos de acero de Samuel Fuller a La ventana indiscreta de Alfred Hitchcock.

"Sesenta o 70 años después, seguimos mirando esas películas y maravillándonos con ellas. ¿Pero son las emociones y las conmociones a las que seguimos volviendo? No lo creo. Las piezas del set en Intriga internacional son impresionantes, pero no serían nada más que una sucesión de dinámicas y elegantes composiciones y cortes, sin las dolorosas emociones en el centro de la historia, o la absoluta pérdida del personaje de Cary Grant", escribe Scorsese, quien indica que "muchos de los elementos que definen al cine como lo concibo están en las películas de Marvel. Lo que no está es la revelación, el misterio o el peligro emocional genuino. Nada está en riesgo. Las películas están hechas para satisfacer unas demandas específicas, y diseñadas como variaciones de un número finito de temas".

"Muchos de los elementos que definen al cine como lo concibo están en las películas de Marvel. Lo que no está es la revelación, el misterio o el peligro emocional genuino"

Martin ScorseseDirector

Con dureza, el ganador del Oscar por Los infiltrados afirmó que los films de superhéroes son "secuelas en nombre, pero son remakes en el espíritu", y criticó la despersonalización de las franquicias modernas, "investigadas en el mercado, probadas en el público, examinadas, modificadas, reexaminadas y remodificadas hasta que estén listas para el consumo".

"Entonces, se podrán preguntar cuál es mi problema, por qué no solo dejar ser a las películas de superhéroes y a otras franquicias. La razón es simple: en muchos lugares en este país y alrededor del mundo, las franquicias son ahora su primera elección si quieren ver algo en la gran pantalla. Es un momento peligroso en la exhibición de películas, y hay menos cines independientes que nunca. La ecuación se dio vuelta y el streaming se convirtió en el principal sistema de delivery", sigue quien también asegura, en la nota, que si no hubiese sido por Netflix, no podría haber hecho The Irishman "de la manera en que necesitábamos hacerla".

Scorsese explicó que en los últimos 20 años, el negocio cinematográfico cambió, "pero el cambio más siniestro ha ocurrido sigilosamente y al amparo de la noche: la eliminación gradual pero constante del riesgo", lo que deriva en producciones que no tienen, a su criterio, lo esencial del cine.

"Hay entretenimiento audiovisual global, y hay cine", cierra Scorsese la columna, "y temo que el dominio financiero de uno esté siendo usado para marginalizar e incluso menospreciar la existencia del otro. Para cualquiera que sueñe con hacer películas o esté empezando a hacerlo, la situación en este momento es brutal e inhóspita para el arte. Y el simple acto de estar escribiendo estas palabras me llena de tristeza".

Su columna ha tenido gran impacto en las redes sociales, porque le abrió la puerta a un nuevo debate: ¿Scorsese tiene razón?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)