enorme expectativa

Scorsese y DiCaprio volverán a trabajar juntos: preparan un thriller

La película está basada en el bestseller de David Grann, sobre los asesinatos cometidos a los indígenas osage

Scorsese y Di Caprio
Scorsese y DiCaprio, una dupla exitosa

El cineasta Martin Scorsese y el actor Leonardo DiCaprio volverán a trabajar juntos en el thriller Killers of the Flower Moon, anunció el estudio Imperative Entertainment en un comunicado. El proyecto, basado en el best seller homónimo escrito por David Grann, será la sexta película en común para ambos, tras Pandillas de Nueva York, El aviador, Los infiltrados, La isla siniestra y El lobo de Wall Street.

"Cuando leí el libro de David, comencé a visualizarlo de inmediato: la gente, los escenarios, la acción... Sabía que tenía que convertirlo en una película", dijo Scorsese. "Estoy entusiasmado por llevar esta perturbadora historia estadounidense a la gran pantalla", agregó.

La trama se desarrolla en Oklahoma durante la década de 1920 y gira en torno a los miembros de tribu Nación Osage, tras el descubrimiento de pozos petrolíferos en sus tierras.

Sus integrantes fueron asesinados uno a uno, y el recién creado FBI (Agencia Federal de Investigaciones) asumió la investigación del caso, sin esperar la conspiración a la que se iban a enfrentar.

Scorsese ejercerá también como productor junto a Dan Friedkin, Bradley Thomas, Emma Tillinger Koskoff y Appian Way Productions.

El guion corre a cargo de Eric Roth y la intención es que este título sea el próximo proyecto para Scorsese y DiCaprio. Se espera que el rodaje comience en el verano boreal del próximo año.

DiCaprio se encuentra actualmente rodando Once Upon a Time in Hollywood, de Quentin Tarantino, y Scorsese ultima la posproducción del drama criminal The Irishman para Netflix.

TRAMA

¿De qué irá el nuevo proyecto de esta dupla?

A principios del siglo XX, los miembros de la nación indígena estadounidense de los osage se convirtieron en millonarios. Pero uno tras otro comenzaron a aparecer asesinados. Estas misteriosas muertes se convirtieron en uno de los primeros casos que investigó el FBI.

La historia es el tema del libro Los Asesinos de la flor de la Luna: las muertes de los osage y el nacimiento del FBI, de David Grann. "La nación osage, igual que muchos otros pueblos indígenas de Estados Unidos, fueron expulsados de su tierra hacia una parte del noreste de Oklahoma. Se pensaba que esa tierra no tenía ningún valor. Era rocosa e infértil. Pero entonces bajo su reserva descubrieron unos de los depósitos de petróleo más grandes del país", señaló Grann, explicando cómo los osage se convirtieron en la gente más rica del mundo.

Y entonces los osage rompieron con todos los estereotipos que se tenían de las naciones indígenas. Los diarios de la época hablan "los millonarios rojos", que vivían en mansiones, vestían con pieles y joyas costosas y empleaban a sirvientes blancos.

Y algunos pensaron que los indígenas, que eran considerados "primitivos" y "salvajes", no debían tener todo ese dinero y poder. Y pronto los osage empezaron a desaparecer misteriosamente, uno tras otro.

el libro

Los indígenas millonarios: una historia macabra

En su libro, Grann, investigó a una familia particular. "Seguí el caso de una mujer extraordinaria, llamada Mollie Burkhart, quien nació en territorio indígena en Oklahoma y hablaba el idioma osage", explica. "En un período de unos 30 años, la mujer se mudó a vivir a una mansión, se casó con un blanco y empezó a hablar inglés. Y su familia se volvió el principal objetivo de una conspiración para matarlos".

Mollie tenía tres hermanas y una tras otra, fueron asesinadas. Una fue envenenada, otra murió a tiros y la tercera falleció en una enorme explosión. "Alguien colocó una bomba bajo su casa y la explosión mató a la hermana de Mollie, a su cuñado y a un sirviente blanco que vivía en la casa con ellos", dice David Grann.

Durante su investigación, Grann encontró que estos hechos no habían podido ocurrir sin la colaboración de las autoridades, o al menos sin que éstas hicieran la vista gorda.

"Se trataba de una conspiración en la que participaron médicos ayudando a envenenar a los osage, empleados de funerarias que cubrían los asesinatos, periodistas que se rehusaron a escribir sobre las muertes, agentes de la ley y orden que fueron directamente cómplices en las muertes o indiferentes a ellas porque se trataba de indígenas y al sistema no le importaba", asegura el autor.

En la investigación descubrieron a un hombre que Grann llama: "Uno de los sujetos más malos y diabólicos que he conocido en todos mis años de reportero". Era William Hale, quien se había trasladado al territorio osage a principios del siglo XX. "Había llegado como un hombre que no tenía pasado: nadie sabía de dónde venía, estaba vestido con harapos, viajaba a caballo y no tenía dinero".

"Pero poco a poco se fue volviendo cada vez más poderoso, acumulando tierras y ganado, y pronto llegó a controlar todo el territorio hasta llegar a ser conocido como 'el rey de las colinas de osage'", afirma David Grann. "Era un hombre con una faceta benévola, que parecía un maestro de escuela y que hacía que todos confiaran en él. Se le veía como un verdadero amigo de los osage".

Eventualmente Hale, junto con varios otros individuos, fue encontrado culpable de los asesinatos de los osage. Se descubrió que Hale había engañado, intimidado, mentido y robado a los osage. Y con su creciente avaricia, también los había asesinado. Hale fue declarado culpable de asesinato junto con otros varios individuos. Fue condenado y enviado a la cárcel, pero al final fue perdonado.

Según David Grann, muchos pensaron entonces que el perdón "fue un favor que le hicieron sus amigos en la política". "Se decía que Hale controlaba a todos en la comunidad, desde el alguacil local, hasta los alcaldes y la oficina del gobernador", explica.

"Así, aunque se encontró a varias personas culpables de los asesinatos de los osage, la mayoría fueron dejados en libertad". Al final, afirma el autor, la investigación reveló una serie de secretos y giros siniestros. Pero sobre todo, dejó al descubierto la frialdad y los prejuicios con que se trataba a las naciones originarias de Estados Unidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)