Regreso

Santiago Segura, lejos de Torrente, estrena  comedia familiar sobre el oficio de ser papá

Llega a los cines uruguayos, "Padre no hay más que uno", una remake de la argentina "Mamá se fue de viaje" en la que Segura se distancia de sus personajes más conocidos en Uruguay

Santiago Segura
Santiago Segura, un padre complicado

De Torrente, hay que avisar acá no hay nada. De aquel motoquero de El día de la bestia, la película de Alex de la Iglesia que impulsó su carrera tampoco, nada. En Padre no hay más que uno, Santiago Segura está más cerca de Más barato por docena que de cualquier otra cosa que le hayamos conocido.

Para marcar aun más la diferencia, Padre no hay más que uno, que se estrenó ayer en Uruguay es una remake de Mamá se fue de viaje, aquella comedia argentina con Diego Peretti y Carla Peterson.

Segura —quien protagoniza, escribió el guion y dirigió— es el padre que, ante un desafío de su agotada esposa, debe encargarse de mantener funcionando una maquinaria familiar que incluye cinco hijos. Todo va a ser previsiblemente un caos porque el temple masculino no está hecho para desafíos así de grandes. El personaje, así funciona la fórmula, va a aprender un montón y, se supone, va a ser un padre en versión mejorada.

En Padre no hay más que uno, como para acentuar el tono familiar de la propuesta, participan dos de sus hijas, Sirena (que hace la pequeña Paula) y Calma (que acá es la sensata Carlota).

Es verdaderamente una película popular y para toda la familia y quizás eso disculpe, el cúmulo de lugares comunes. Esa fórmula le ha funcionado y para el año que viene se anuncia una tercera parte, después de una secuela (Padre no hay más que uno 2. La llegada de la suegra) estrenada en España en plena pandemia y que, igual fue un éxito .

“Llamarme ‘comercial’ es como decirme ‘guapo”, le dijo Segura a El País español sobre las críticas por una comedia así de liviana. “Me parece lo más bonito del mundo. Lo que hago es lo que quiero. Si ganara la Palma de Oro en Cannes con un largo que no viera nadie, tendría depresión. Un proyecto personal que solo me interese a mí es la antítesis del cine”.

Segura es un director y un actor correcto pero lo mejor pasa por un guion (de Segura y Marta González de Vega) que tiene algunos momentos divertidos.

Si de algo no se le puede achacar a Segura (quien tiene 55 años) es que le falte ética de trabajo. Empezó filmando cortos en super 8 cuando adolescente y luego de ser, además, guionista de historietas y televisión, en 1985 ganó su primer Goya por El día de la bestia. Con De la Iglesia trabajaría, entre otras, en Perdita Durango y Muertos de risa, una de humor negro que confirmó su reputación.

De acuerdo a una filmografía más o menos oficial trabajó en 122 proyectos incluyendo películas para Hollywood y hasta una película argentina, Casi leyendas con Diego Peretti y Diego Torres.


En 1998, dirigió su primera película Torrente, el brazo tonto de la ley, sobre detective bruto y desprolijo, en un tono irreverente repleto de españolismos. Le dio otros dos Goya y lo convirtió en una franquicia de cinco entregas que fueron ganando en presupuesto (las dos últimas son en 3D, por ejemplo) pero, seguro, perdiendo en gracia. Son, eso sí, de las películas más exitosas del cine español.

En 2014, Segura estuvo en Montevideo para la presentación de Torrente 5: Operación Eurovegas, donde se le demostró un cariño especial . Entre sus actividades incluyó una visita al Torrente Bar, donde fue saludado por unos 300 fanáticos, según crónicas de entonces.

A muchos de ellos, los va a sorprender a Segura en un asunto tan “domesticado” como el de Padre no hay mas que uno, que es todo lo blanca que puede ser una comedia. Su Javier vive en un universo totalemente opuesto que Torrente y la película tiene todos los ingredientes y facilismos que exigen el género. Algunos chistes funcionan mejor que otros y hay buenos personajes secundarios muy divertidos (la cuñada, una azafata), pero el tono general es tan liviano que parece evaporarse en el aire.

Eso va a resultarle encantador a mucho público que anda buscando algo de sosiego ante las eventualidades que nos han tocado vivir.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados