nuevo texto

J.K. Rowling cuenta la historia de los magos de Estados Unidos: parte 1

En noviembre se estrenará Animales Fantásticos y dónde encontrarlos, una película del universo de Harry Potter, protagonizada por Eddie Redmayne y centrada en Estados Unidos. J.K, Rowling ha dado a conocer algo más de los magos de América del Norte.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Pottermore.com

La nueva serie de relatos que será publicada íntegra en el sitio Pottermore.com se llama Historia de la magia de Norteamérica y dará un marco para conocer al escenario donde veremos actuar al científico inglés Newt Scamander en la trilogía de películas que comenzará en noviembre. 

El primer relato, llamado "Del siglo XIV aI siglo XVII" cuenta la historia de los magos que vivían en la Edad Media en el continente norteamericano.

La historia fue publicada a las 14:00 GMT (11:00 hora locales) ante una gran expectativa que se había generado luego de que Rowling anunciara su publicación ayer por la tarde. 

"Del siglo XIV aI siglo XVII" — Por  J.K. Rowling

"Cuando los exploradores europeos pisaron el continente por primera vez, lo llamaron el Nuevo Mundo. Sin embargo, los magos sabían de la existencia de Norteamérica mucho antes que los muggles. (Nota: Mientras cada país denomina a los muggles de distinta manera, en la comunidad americana se usa el término "nomaj", que viene de "no mago".) Los diferentes métodos mágicos para viajar (la aparición y las escobas, sin olvidar las visiones y las premoniciones) permitieron a las comunidades de magos, incluso a las más remotas, estar en contacto desde la Edad Media.

Las comunidades mágicas de Norteamérica, Europa y África se conocían mucho antes de que los nomajs europeos emigrasen en el siglo XVII, y ya estaban al tanto de sus similitudes. Había familias mágicas definidas, pero la magia también aparecía por sorpresa en familias en las que hasta entonces no había habido ni magos ni brujas. En general, la proporción de personas mágicas parecía ser similar en todos los países, al igual que la disposición de los nomajs. En la comunidad india de Norteamérica algunos magos y brujas eran aceptados dentro de su tribu, e incluso elogiados, y se convertían en reputados sanadores o excepcionales cazadores. Sin embargo, otros eran deshonrados por sus creencias, a menudo bajo el pretexto de que estaban poseídos por espíritus malévolos.

La leyenda de los cambiapieles (brujas o magos malvados que se pueden transformar en un animal siempre que lo desean) se basa en hechos reales. Circulaba el rumor de que los animagos indios habían sacrificado a familiares cercanos para conseguir los poderes de transformación. En realidad, la mayor parte de los animagos adoptaban formas animales para huir o cazar para la tribu. Este tipo de infundios solían ser invenciones de los sanadores nomajs, quienes a veces fingían poseer poderes mágicos y tenían miedo de ser descubiertos.

La comunidad de magos indios estaba especialmente dotada para la magia con animales y plantas, principalmente para las pociones, mucho más sofisticadas que las que se conocían en Europa. Pero la mayor diferencia entre la magia de los indios norteamericanos y la de los magos de Europa residía en el uso de la varita.

La varita mágica nació en Europa. Las varitas canalizan la magia para que sea más precisa y más poderosa, aunque algo que suele distinguir a los grandes magos y brujas es que también pueden llegar a ser capaces de producir magia de gran calidad sin varita. Como los animagos y los fabricantes de pociones indios demostraron, la magia sin varita puede llegar a alcanzar gran complejidad, pero los encantamientos y las transformaciones son muy difíciles sin ella."

La historia está disponible en otros idiomas y se puede leer haciendo click aquí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados