UN GRANDE DEL CINE

Robert Redford: "Me solía molestar esa obsesión con mi apariencia"

Esta semana se estrena la que era su última película: Ladrón con estilo

Robert Redford
Robert Redford, no piensa dejar de trabajar. Foto: Difusión

En agosto del año pasado, Robert Redford anunció que se retiraba de la actuación y que su última película sería Ladrón con estilo. Pero después cambió de idea. “Fue un gran error”, dijo en setiembre. “No me acuerdo cómo surgió, pero dije algo sobre mi retiro. Y lo que tendría que haber hecho es no decir nada e ir desapareciendo de a poco y entrar en una nueva categoría”.

En Ladrón con estilo, dirigida por David Lowery y que se estrena este jueves en Uruguay, Redford interpreta a un tipo escurridizo con el que comparte algunas similaridades: Forrest Tucker, un ladrón de bancos profesinal y artista de la fuga -y caballeroso y encantador- al que ni San Quintín o Alcatraz pueden contener. . Sissy Spacek es Jewel, la viuda que enamora a Tucker y que le cree demasiado sus cuentos y Casey Affleck es John Hunt, el detective tejano determinado a encerrar a Tucker y sus compinches (Danny Glover y Tom Waits). Como Tucker, Redford aún lo tiene a los 82 años: la sonora voz de un poeta del oeste, el pelo al viento y la seductora sonrisa además de las condecoraciones de un veterano: un Oscar a mejor director por Gente como uno y un Oscar honorario por una carrera que incluye la creación del Instituto Sundance.

-Nos sorprendió al anunciar que, después de todo, no se está retirando.

-Mira, he estado haciendo esto desde los 21 años: es un largo camino. Uno dice: “es hora, es hora”, no para detenerse, porque no puedo imaginar detenerme en absoluto, sino para avanzar hacia un nuevo territorio.

-¿Por qué eligió Ladrón con estilo como su última actuación?

-La última película que hice (Our Souls at Night con Jane Fonda) fue un gran impulso porque era una historia de amor entre personas mayores, muy dramática, muy triste y oscura. Y entonces pensé: sería bueno salir de eso e ir a un lugar positivo y optimista. Y este era el vehículo perfecto. Y es una historia real. Robó bancos 17 veces, lo atraparon 17 veces, lo enviaron a prisión 17 veces y escapó 17 veces. Esa es la historia que me atrajo, porque lo hizo siempre con una sonrisa.

Robert Redford
"Ladrón con estilo", un caso real pero a la vez insólito y lleno de acción

-Disfruta haciendo de forajido.

-Como un niño en Los Ángeles, nunca quise violar la ley, pero tampoco quería que me restringiera la ley. Quería estar por fuera. Quería la libertad. Y una vez que salí del problema en el que me metí de más joven, decidí esto es algo natural para mí. Así que me atrajeron los roles en los que podías jugar al proscrito, como en Butch Cassidy. Los forajidos eran divertidos de ver porque ellos se divertían.

-Comenzó en Nueva York a fines de la década de 1950, pero desde entonces simboliza el Oeste. ¿Cuál es el encanto?

-Oh, su historia, el poder de sus paisajes, las montañas y los desiertos, los ríos, los valles. Es tan enorme. Crecí en el oeste y manejaba de Los Ángeles a la universidad en Boulder, y siempre tomaba diferentes rutas. Y siempre me maravillaba.

-¿Y eso dio origen a tu ecologismo?

-Me llevaron al Parque Nacional de Yosemite a los 11 años, y era como que Dios había esculpido ese territorio. Y recuerdo haber pensado: no quiero ver esto, quiero estar en esto. Así solicité un trabajo en Yosemite durante dos veranos para poder absorber realmente de qué se trataba. Y ahí fue cuando me di cuenta de lo importante que era el medio ambiente.

-¿Qué piensa de #MeToo y los cambios en Hollywood. ¿Por qué tardaron tanto?

-Esa es la pregunta clave porque deberían haber sucedido mucho antes. Estoy muy interesado en los derechos de las mujeres. Tal vez sea por mi madre, que tuvo una gran influencia en mi vida, pero durante mucho tiempo sentí que las mujeres necesitaban que sus voces se escucharan para equilibrar. Y es por eso que me involucré temprano con Gloria Steinem cuando comenzó con la revista Ms. Y más allá del #MeToo, el cambio ha estado ocurriendo hace tiempo. Se está construyendo y construyendo, y se seguirá construyendo. Y es muy saludable.

Robert Redford
Robert Redford, una leyenda viva. Foto: Difusión

-Habló sobre la importancia de la historia en su vida y fundó Sundance en parte para apoyar la narración independiente.

-Para mí, todo empieza con la historia: ¿cuál es la historia, quiénes son los personajes que encarnan la historia, y dónde está la emoción? Recuerdo que una de las frases más maravillosas que escuché cuando era un niño fue “había una vez”. Así que contar historias se volvió muy importante para mí porque sentí que esa es la forma en que realmente creas continuidad en el tiempo.

-¿Qué historia planea contar ahora?

-Tengo un proyecto, 109 East Palace. Es sobre (el físico J. Robert) Oppenheimer y la bomba atómica, el equipo que reunió para desarrollar la bomba y el choque de personalidades en Los Alamos.

-¿Cuál es el mayor error que tiene el público sobre usted?

-Tal vez tiene que ver con que, hasta hace un tiempo, me solía molestar esa obsesión con mi apariencia, que se centraba más en mi aspecto que en lo que estaba haciendo. Eso se ha desvanecido.

-¿Cómo ve su legado?

-Cuando alguien dice: “¿Qué hay de tu legado?”, no lo registro en mi cerebro. Porque supongo que solo estoy interesado en seguir adelante. Legado significa mirar hacia atrás, y tiendo a no hacer eso.

-Cuando finalmente decida retirarse, ¿nos lo hará saber?

-Nunca (se ríe). Nunca.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)