TELEVISIÓN

Un regreso que se hizo esperar una década

Desde hoy se encuentra disponible Gilmore Girls: Un nuevo año en Netflix.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Lauren Grahan Alexis Bledel vuelven a interpretar a Lorelai y Rory Gilmore. Foto: Difusión

Luego de una pausa de varios años, la serie Gilmore Girls vuelve a la televisión. Y lo hace en una nueva plataforma y con un nuevo formato, ya que en vez de 22 capítulos serán solo cuatro episodios de 90 minutos cada uno. Esta nueva temporada se llama Gilmore Girls: Un nuevo año y desde hoy está disponible en Netflix.

Para quienes no conocen la serie (todas las temporadas están en Netflix, por si quiere verla o repasarla), es un drama con momentos divertidos, centrado en Lorelai Gilmore (Lauren Graham), una verborrágica madre soltera treintañera, y su hija adolescente Rory (Alexis Bledel). Entre su vida emocional y la crianza de su hija, Lorelai atiende su posada, Dragonfly Inn, y a sus quisquillosos padres, que también viven en el pequeño pueblo de Stars Hollow, Connecticut.

A lo largo de los años (se emitió entre 2000 y 2007), fuimos testigos del crecimiento de Rory; conociendo sus amores de juventud y compartiendo sus años como estudiante y viajera, hasta llegar a su graduación en la Universidad de Yale. También el de Lorelai, con sus anhelos de superarse y sus relaciones infructuosas más de telenovela que de serie de televisión. Aunque estos vaivenes amorosos fueron parte del éxito de la serie.

Casi una década después de que dejara de emitirse, Lorelai y Rory vuelven a la pantalla con Gilmore girls: Un nuevo año. Para suerte de la serie, el elenco casi íntegro de la original también está de vuelta. Es que además de Graham y Bledel en sus respectivos papeles, vuelven Kelly Bishop (como la abuela Emily) y Melissa McCarthy (una actriz que desde el final de este drama consiguió un estrellato cinematográfico), como la simpática Sookie St. James.

Otros que vuelven son los intereses románticos de las chicas, los antiguos novios de Rory, Dean Forester (nuevamente interpretado por Jared Padalecki) y Jess Mariano (otra vez, Milo Ventimiglia). También está Luke (Scott Patterson), la relación más importante que tuvo Lorelai en estos años, con quien comenzó a salir y se separó tantas veces que uno ha perdido la cuenta.

Claro que el regreso más importante de esta temporada de Netflix es el de la creadora Amy Sherman-Palladino, quien se había deslindado en la sexta temporada. Es un alivio para los fanáticos que no estuvieron encantados con el séptimo y último ciclo.

De la trama poco se ha adelantado, claro que no es sorpresa que en esta temporada se trate el fallecimiento del querible abuelo de Rory, Richard (interpretado por Edward Herrmann, quien falleció en 2014). Seguramente esta muerte sea el motivo por el que Rory vuelva al pueblo convertida en periodista.

Más allá de tanto regreso alentador, esta vuelta puede tener gusto a poco para los seguidores que esperaron tantos años para volver a ver a las chicas Gilmore de nuevo. Solo cuatro capítulos separados según las estación del año serán los que traerán de vuelta la vida de estas mujeres que encantaron gracias a su verborrea, incisivos comentarios y las referencias continuas a la cultura pop, a millones de espectadores en el mundo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados