Cine

Reflejos de una mente demasiado complicada

En la primera película de Charlie Kaufman como guionista de Hollywood, ¿Quieres ser John Malkovich?, el personaje principal era un titiritero. Acá en Anomalisa, su segunda película como director, los protagonistas son títeres, pero los problemas de sus personajes, sin embargo, son más o menos los mismos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La técnica de animación es lo mejor de la película. Foto: Difusión

Las mejores películas de Kaufman son las que escribe para otros: ¿Quieres ser John Malkovich? y El ladrón de orquídeas (para Spike Jonze), Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (para Michel Gondry) o Confesiones de una mente peligrosa (para George Clooney). Su primera película como director, la molesta Synecdoche, New York no tenía a nadie que controlara su flujo de ideas y eso la hacía infranqueable.

Ahora con Anomalisa, codirigida con Duke Johnson, está a mitad de camino de lo mejor y peor que tiene para dar. Es una historia bastante sencilla (un genio del telemarketing que va a dar una entrevista en Cincinati y se cruza con la que podría ser la mujer de su vida) que se empieza a complicar. Está hecha en animación stop motion, un proceso engorroso de filmar cuadro por cuadro. El recurso es interesante y un prodigio técnico que probablemente quiera decir que, en esta vida, no somos más que una pandilla de marionetas deprimidas.

Otras complicaciones están en el guión. El personaje principal está rodeado de personajes con la misma voz y el mismo rostro, una enfermedad digna de Oliver Sacks que hace que uno vea a todo el mundo como disfrazado para uno. La única excepción, claro, es la chica de la que se enamora.


Si no puede ver el trailer haga click aquí

Lo mejor que tiene Anomalisa es el recurso de la animación. Está empleado para contar una historia que por lo visto obsesiona a Kaufman: cómo somos capaces de distorsionar la realidad para que no se desarme ese castillo de naipes que es la vida. La película se torna inevitablemente kafkiana, en determinado momento.

Es una película imaginativa, claro, pero todo parece al servicio de una idea que se agota demasiado pronto. Tiene la belleza fugaz de un fuego de artificio.

Anomalisa [***]

Estados Unidos, 2015. Título original: Anomalisa. Directores: Charlie Kaufman, Duke Johnson. Guión: Charlie Kaufman. Fotografía: Joe Passarelli. Música: Carter Burwell. Diseño de vestuario: Susan Donym. Dirección artística: John Joyce. Voces: David Thewlis, Jennifer Jason Leigh, Tom Noonan. Duración: 90 minutos. Estreno: 18 de febrero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)