CRÍTICA

Un recuerdo que puede complicarles la vida

Durante la adolescencia la vida puede demostrar todo su cinismo. La rutina de un púber desafortunado se parece a un campo minado de humillaciones y vergüenzas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Thriller psicológico sobre los coletazos del bullying en la vida adulta.

Pero uno crece y puede inventarse el pasado que quiera, porque los testigos de quiénes fuimos suelen perderse en el camino. A no ser que el miedo al ridículo se convierta en odio y se quede pegado al cuerpo, estampando el carácter.

El regalo es una película sobre los coletazos del bullying, una práctica cobarde que ha existido siempre pero de la que se habla más desde que se nombra en inglés. Tal vez tenga sentido porque en los liceos de Estados Unidos la lucha de poderes entre perdedores y ganadores es mucho más cruel y extrema que en el resto del mundo.

Joel Edgerton, un actor australiano que pisa cada vez más fuerte en Hollywood (actuó en Star Wars: Episodio 3, La noche más oscura, El gran Gatsby y Pacto criminal), escribió, protagonizó y dirigió este thriller, su primer largometraje (ya tenía experiencia realizando cortos). Si el cine habitualmente demuestra con humor que todo joven matón tiene un destino adulto patético, Edgerton se preguntó qué pasaría si el acosador sigue siéndolo y triunfa, mientras la víctima no pudo superar jamás las consecuencias del deterioro de un maligno chiste juvenil.

El regalo no exhibe a la venganza como un plato que se sirve frío. Por el contrario, deja puertas entreabiertas y zonas grises que hacen que el relato pueda ser visto por momentos como un film de terror psicológico o como un drama. Del mismo modo se puede ver al personaje acosador: ¿se trata de un psicópata o de un infeliz?

Simon (uno de los pocos personajes antipáticos que le tocó interpretar a Jason Bateman) y Robyn (Rebecca Hall) son un matrimonio recién instalado en California, ciudad natal del esposo. La pareja se propone olvidar algunos malos momentos e intentar formar una familia. Pero se topan con Gordon, un antiguo compañero de liceo de Simon.

Para moldear la extrañeza que envuelve al personaje que él mismo interpreta, Edgerton transportó la invasión a la intimidad que sufre una víctima de bullying en el liceo hacia la zona más privada de la adultez: el hogar familiar. El hostigamiento se impone a través de visitas inesperadas y de una amabilidad exasperante.

El 85 % de las escenas ocurren en la casa. La puesta de cámara funciona como un voyeur que husmea a través de los ventanales o camina por los pasillos sin ser invitado. Edgerton tradujo el miedo del que fue víctima Gordon en la amenaza continua de una presencia invisible que te observa. Este terror afecta en especial al personaje más vulnerable, Robyn, talón de Aquiles de Simon.

El regalo va tomando el pulso de un juego de estrategia, en el que cada arista del triángulo desconfía del otro. Es una historia sobre personajes convertidos en víctimas de la venganza, personajes que quieren seguir adelante pero no pueden huir de un pasado cuyo decorado se cae a pedazos.

El regalo [***]

Estados Unidos, Australia, 2015.Título original: The gift. Escrita y dirigida por: Joel Edgerton. Fotografía: Eduard Grau. Género: Thriller. Con: Jason Bateman, Rebecca Hall, Joel Edgerton. Duración: 108 minutos. Estreno: 3 de diciembre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados