Cine

La raza será el tema más hablado en la ceremonia

La fiesta se acerca con una amenaza de boicot.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Indiewire.

Este año, en los Oscar toda la atención se centra en los artistas nominados, pero las miradas también se dirigirán a los ausentes pues por segunda edición consecutiva no habrá ningún actor negro entre los candidatos.

El fantasma del racismo volvió a sobrevolar a Hollywood al hacerse públicas en enero las nominaciones para la 88ª edición de los Oscar, que se celebrará el 28 de febrero en Los Ángeles. Las protestas y la amenaza de un boicot por parte de la comunidad negra han marcado las semanas previas a la ceremonia.

Había actores negros que figuraban en algunas quinielas, como Will Smith (La verdad oculta), Idris Elba (Beasts Of No Nation), Michael B. Jordan (Creed) o Samuel L. Jackson (Los ocho más odiados), pero los nominados fueron blancos, una situación que reactivó en las redes sociales la etiqueta de protesta #OscarsSoWhite de 2015.

El director Spike Lee, que recibió un Oscar honorífico en noviembre, y la actriz Jada Pinkett Smith fueron de los primeros que comunicaron que no iban a la gala y promovieron un boicot.

La Academia actuó con reflejos y anunció cambios para aumentar la diversidad con el objetivo de duplicar entre sus miembros el número de mujeres y personas de diversas razas para 2020.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, también tomó la palabra en la discusión y aseguró que el debate sobre los Oscar era "una expresión" de un problema mayor en la sociedad: "¿Estamos asegurando que todo el mundo tenga las mismas oportunidades?".

Pero hubo voces discordantes como la de Michael Caine, quien defendió que no se puede votar a un actor sólo porque sea negro, mientras que Ian McKellen apuntó que también los intérpretes homosexuales sufren discriminación.

La historia de los Oscar, como la de Hollywood en general, aparece marcada en sus primeras décadas por las actitudes racistas contra los negros que, por otro lado, permeaban en todos los aspectos de la sociedad estadounidense.

El primer Oscar para un afroamericano lo ganó Hattie McDaniel en 1940, por Lo que el viento se llevó quien lo recibió en una ceremonia celebrada en un hotel con reglas discriminatorias y segregacionistas. EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)