Crítica

En "Rascacielos", Dwayne Johsnon es el héroe de una cruzada imposible

La Roca está de vuelta en cartelera con una película de acción

Estreno de "Rascacielos: rescate en las alturas"
VIDEO | El tráiler de Rascacielos: rescate en las alturas

Hay una tendencia, tal vez personal, a asociar el consumo de productos artísticos con los sabores, como si una película o un disco o un libro, pudieran equipararse con un plato principal o un postre. Y en esa tendencia, Rascacielos: rescate en las alturas es una porción exagerada de papas fritas con huevo frito, mucha sal y, como si fuera poco, mayonesa. ¿Qué efecto puede tener ese exceso de grasa en el cuerpo? Uno malo, sin dudas. ¿Lo comemos igual? Sí. ¿Y lo disfrutamos a pesar de todo? La respuesta es obvia.

Rascacielos es una de esas típicas películas de acción llena de imposibles, y con una dosis de chistes y risas que bien le valdrían la etiqueta de “comedia de acción”. Y tiene al poco versátil pero siempre taquillero Dwayne Johnson como protagonista, como el hombre que cayó en una trampa ajena y ahora tiene que ser héroe para, al final del día, haber asegurado la supervivencia de su familia.

Su esposa (Neve Campbell, también heroína: profesional, políglota, madraza y capaz de combatir a la par de una asesina a sueldo) y sus dos hijos quedan atrapados en un edificio que es como el de Tony Stark, con tecnología de avanzada y unos 200 pisos de altura, que fue incendiado por un grupo de terroristas que quiere robarse un pendrive con información valiosa.

Johnson es visto como el responsable de esta catástrofe situada en Hong Kong, pero rápidamente se gana el respaldo popular y el margen de dudas por un cuerpo de policías bastante haragán.

Y lo hace a fuerza de artimañas que dejan chico a cualquier MacGyver: la cinta adhesiva es su gran aliada (“Si la cinta no lo arregla, es porque no usaste la cantidad suficiente”, dice mientras se cubre una herida curada con vodka), casi tanto como la prótesis de su pierna, que le sirve para escalar paredes o trabar puertas.

Todo eso, servido con unos efectos especiales que llenan el ojo, y con el oficio de Rawson Marshall Thurber en las comedias (ya dirigió a Johnson en Un espía y medio), hacen de esta película una experiencia de puro exceso, de esas que de vez en cuando se pueden permitir.

Ficha

Rascacielos: rescate en las alturas [**]

Estados Unidos, 2018. Título original: Skyscraper. Dirección: Rawson Marshall Thurber. Guion: Rawson Marshall Thurber. Elenco: Dwayne Johnson, Neve Campbell, Pablo Schreiber, Noah Taylor. Fotografía: Robert Elswit. Música: Steve Jablonsky. Edición: Julian Clarke y Michael L. Sale. Duración: 102 minutos. Estreno: Jueves 12 de julio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)