Cine

Ya no queda nada del imperio de Harvey Weinstein

El producto tuvo que vender la compañía que fundó junto a su hermano

Harvey Weinstein. Foto: Reuters
Harvey Weinstein. Foto: Reuters

De ser un intocable de Hollywood a convertirse en un apestado en la industria por las decenas de acusaciones de agresión sexual en su contra, la venta de The Weinstein Company ayer puso punto final al imperio empresarial y cinematográfico que levantó Harvey Weinstein.

Si su vida se contara en una película, algo posible dado el gusto del cine por las historias “basadas en hechos reales”, el “biopic” de Weinstein tendría tres actos: el ascenso al altar “indie” con Miramax, la ambiciosa fundación de The Weinstein Company, y su hundimiento convertido en un depredador sexual a los ojos de la sociedad, a la espera de que los tribunales dicten sentencia.

Aunque el productor fue despedido de su propia compañía en octubre, al poco tiempo de conocerse sus escándalos sexuales, The Weinstein Company continuó con su hermano Bob Weinstein al frente, pese a que para entonces ya estaba herida de muerte.

Tras unas negociaciones tumultuosas con muchas idas y venidas, el fondo de inversión Lantern Capital Partners desembolsará 289 millones de dólares para hacerse con The Weinstein Company. Los nuevos dueños no tienen experiencia en Hollywood.

La productora de los hermanos Weinstein se declaró en bancarrota en marzo y, según estimaciones, ahora cuenta con entre 40 y 50 trabajadores de una plantilla que llegó a tener alrededor de 150 empleados.

Aunque parezca difícil de creer, no han pasado ni 10 meses desde que se desvelaran las primeras acusaciones en contra de Weinstein, que darían pie a todo un terremoto feminista en Hollywood que, articulado posteriormente bajo el movimiento “Me Too”, señaló a otros presuntos agresores y acosadores sexuales como Kevin Spacey, Brett Ratner, Louis C.K., John Lasseter o Bryan Singer.

Las decenas de acusaciones en su contra ya han llevado a Weinstein a los tribunales de Nueva York, donde enfrenta seis cargos, pero el productor también tiene abiertas investigaciones por agresiones sexuales en Los Ángeles o Londres.

Con incontables frentes abiertos con la justicia, Weinstein pidió esta semana al Tribunal Superior de Los Ángeles que desestime la demanda que presentó contra él la actriz Ashley Judd, quien le responsabiliza de acoso sexual y difamación.

En 1979, con su hermano Bob creó Miramax, compañía que capitanearía el ascenso del cine independiente desde finales de los 80 y que descubrió a gente como Quentin Tarantino, cuya carrera ha estado siempre vinculada a los Weinstein.

El catálogo de Miramax presumía de cosas como Sexo, mentiras y video(1989), Tiempos violentos (1994) o Clerks (1994).
Miramax fue vendida a Disney por 60 millones de dólares en 1993, pero, tras diversos desencuentros con sus nuevos dueños, los Weinstein abandonaron Miramax para enfocarse en The Weinstein Company, creada en 2005.

Los problemas financieros y los tropiezos en la taquilla fueron algo más que puntuales en The Weinstein Company, que, no obstante, consiguió dos Oscar consecutivos a la mejor película gracias a El discurso del rey (2010) y El artista (2011).

Entre los restos del naufragio de The Weinstein Company, que todavía debe dinero a Tarantino y Bradley Cooper, y deja ya terminadas y pendientes de estreno como The Current War, protagonizada por Benedict Cumberbatch y Michael Shannon.

Películas que le ganaron premios Oscar a Weinstein

Django sin cadenas. La penúltima colaboración de Weinstein con Quentin Tarantino, su eterno protegido. Es un Tarantino puro sobre esclavos que parecen más sacados de un spaghetti western que de un libro de historia. Ganó dos Oscar, uno de ellos para el propio Tarantino.

The Master. Esta maravilla de Paul Thomas Anderson consiguió tres nominaciones al Oscar: a mejor actor (Joaquin Phoenix), actor y actriz de reparto (Philip Seymour Hoffman y Amy Adams). Anderson declaró haber quedado encantado de trabajar con Weinstein.

El lado luminoso de la vida. Bradley Cooper, Jennifer Lawrence, Robert De Niro en una comedia dramática y romántica que tuvo ocho nominaciones al Oscar y ganó uno (para Lawrence). Russell y Weinstein hicieron una serie que Amazon levantó cuando el escándalo.

El discurso del rey. Una película sobre el rey Jorge y sus problemas para comunicarse se llevó cuatro Oscar (mejor película, mejor guion original, mejor director y mejor actor, Colin Firth) en una película llena de preciosismos visuales y una historia sentimental y, quizás, poco conocida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)