cIERRE

Punta del Este celebró el mejor cine de la región

El Festival esteño terminó con premios para películas de Brasil, Colombia y Argentina

Lais Bodanzky
Lais Bodanzky, mejor director por la brasileña "Como nuestros padres"

Una historia de venganza no convencional, el relato sobre una relación conflictiva entre una madre y su hija y la odisea de un viejo sobreviviente del Holocausto fueron las principales ganadores del Festival Internacional de Cine de Punta del Este, que tuvo su cierre el sábado a la noche en la Sala Cantegril de Maldonado.

El drama Matar a Jesús, de la directora Laura Mora, fue premiada como la Mejor película en la Competencia Iberoamericana del festival, en la que participaron 12 producciones de América Latina y España.

Desde su exhibición el miércoles, la película, que cuenta el cruce entre una estudiante con el asesino de su padre —un sicario de las zonas marginales de Medellín—, fue nombrada reiteradamente en el boca a boca entre los críticos uruguayos que asistieron al festival. Era una de las películas de este nuevo encuentro del cine en Punta del Este que convenía no perderse.

Matar a Jesús

La película brasileña Como nuestros padres, de la cineasta Lais Bodanzky, fue la más premiada por el jurado integrado por las directoras argentinas Ana Katz y Lorena Muñoz; el cineasta brasileño Carlos Gerbase, el director artístico del Festival de Cine de Viña del Mar Claudio Pereira y la actriz uruguaya Verónica Perrota.

Como nuestros padres se llevó los premios de Mejor actriz (Clarisse Abujamra) y directora (Lais Bodanzky). El drama familiar fue proyectado el sábado en la Sala Cantegril y su recorrido por otros festivales —participó en Berlín y ganó varios premios en Gramado— la posicionaron como una producción que había que tener en cuenta al estar en Punta del Este.

Otra de las películas premiadas fue la vasca Handia, de Jon Garaño y Aitor Arregui. El intérprete Eneko Sagardoy, quien encarna a un gigante en el siglo XIX, fue reconocido como Mejor actor.

Uno de los pasajes más memorables del evento lo tuvo El último traje, del argentino Pablo Solarz. La película obtuvo el Premio del Público, una mención que parecía predecible al tomar en cuenta la notoria cálida recepción que generó en su público el lunes.

La película fue presentada a sala por su actor, Miguel Ángel Solá, quien junto al actor brasileño Tony Ramos fue una de las pocas estrellas grandes invitadas. La presencia de Solá le jugó a favor a El último traje al motivar a los espectadores a votar por ella.

Dentro de la sección FilMusic Fest 2018, en la que compitieron películas documentales con la música como temática, los títulos ganadores fueron Ábalos. Una historia de cinco hermanos (Mejor película), Vinicius (Mejor banda musical), Chavela (Cherine Gund y Daresha Kyi (Mejor director) y Dominguinhos (Mención especial).

El jurado de la sección estuvo integrado por Guilherme de Alencar Pinto, Fernando Brenner y Carlos Dopico.

Si bien el festival terminó oficialmente ayer con la exhibición de algunas de las películas ganadoras, hasta el miércoles el cine Life del Punta Shopping tendrá títulos en exhibición.

Esa “vida extendida” del festival, que surge de una descoordinación entre la organización y Life Cinemas —cuya renovación de programación los jueves no se ajustó al inicio del festival— permitirá ver títulos prometedores en doble programas conformados por La red del coreano Kim Ki-duk y El insulto, la libanesa nominada al Oscar a la mejor película extranjera (hoy a las 20.00 y las 22.00); Una mujer y una vida de Stephane Brizé y la israelí, Una semana y un día (mañana, martes) y las francesas La más bella y 120 pulsaciones por minuto (el miércoles).

En festivales como el de Punta del Este se da el encuentro entre cineastas, actores y críticos, pero también entre las personas de áreas menos glamorosa del cine como el sector de la distribución. De ellos habrá que esperar el anuncio de las películas que generaron el suficiente revuelo entre los invitados y el público.

Por lo pronto, durante una semana Punta del Este fue contra su espíritu playero y motivó el encuentro en una sala a oscuras de un público interesando por un cine cercano, valioso y fuera de la oferta tradicional.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)