OSCAR 2019

Oscar 2019: los premios que confirman el valor del buen cine

La mejor película del año habrá sido Green Book: una amistad sin fronteras pero el gran ganador de la noche fue Alfonso Cuarón, que se convirtió en el quinto mexicano en ganar el premio a mejor director en los últimos seis años por Roma. 

Alfonso Cuarón en los Oscar. Foto: AFP
VEA EL VIDEO
Alfonso Cuarón en los Oscar. Foto: AFP
Alfonso Cuarón en los Oscar. Foto: AFP

Es su segundo Oscar: en 2014 fue mejor director por Gravedad pero perdió el de mejor película frente a 12 años de esclavitud.

Alfonso Cuarón, además se hizo del premio a la mejor fotografía y a la mejor película extranjera por Roma. Es la primera vez que un director gana el premio como mejor director de fotografía, y la primera vez que el cine mexicano se hace con la categoría destinada a películas no habladas en inglés.

Roma es un proyecto personal sobre su infancia, hablado en español y mixteco y filmada en blanco y negro y centrado en Cleo, una mujer indígena que hizo de niñera, empleada doméstica y madre sustituta y presente de una familia en proceso de destrucción.

Es una película sobresaliente que confirma a Cuarón como uno de los grandes directores de su generación, y a su promoción de cineastas mexicanos como una de las más relevantes del cine reciente. El año pasado, los Oscar a mejor director y mejor película fueron para Guillermo del Toro por La forma del agua, y no hace tanto, Alejandro González Iñarritu arrasó con Birdman. Roma tenía 10 nominaciones.

Alfonso Cuarón, que nació en 1961, no es un recién llegado al cine. Su ópera prima, Solo con tu pareja, era una comedia de enredos hecha en México que homenajea al cine clásico de Hollywood. Su primera película estadounidense fue La princesita, una interesante película infantil, a la que siguió una fallida adaptación de Grandes esperanzas de Dickens, con Ethan Hawke y Gwyneth Paltrow.

Alfonso Cuarón, Angela Bassett, Javier Bardem. Foto: AFP
Alfonso Cuarón, Angela Bassett, Javier Bardem. Foto: AFP

En su filmografía desde entonces se incluyen la mejor de las Harry Potter (El prisionero de Azkaban), una oscura fábula futurista premonitoria y visualmente contundente (Niños del hombre), un drama erótico en México (Y tu mamá también) y Gravedad, una proeza narrativa y tecnológica que mereció siete Oscar.

En Roma repite algunos de sus motivos visuales (largos travellings, un cuidado fotográfico notorio) y personales, entre los que hay que poner el papel de lo femenino, la maternidad y el agua como un elemento de sanación.

Era la mejor película del lote de nominadas de este año: tiene momentos en los que los recursos cinematográficos están integrados a la narrativa, como el plano fijo de la escena del parto o el largo travelling de la escena del mar; son puro cine. En Roma hay referencias a Kubrick y Fellini, entre otras citas cinéfilas siempre presentes en sus películas.

Desde su estreno en el Festival de Venecia, donde se llevó el León de Oro, Roma no ha parado de recibir premios y elogios. Ganó el Globo de Oro a mejor dirección y mejor película extranjera, varios Bafta (los premios de la Academia Británica de Cine), por ejemplo, y encabezó varias de las selecciones de mejores películas del año de las asociaciones de críticos de todo el mundo. Fue la mejor película de 2018 para El País.

Es, además, un acontecimiento para la industria: es la certificación de Netflix como uno de los grandes jugadores del negocio del cine. La plataforma invirtió fuerte en colocar a Roma como una de las favoritas, como parte de su estrategia para copar el mercado del cine. Para eso dispone de un capital que ya no manejan los grandes estudios, lo que le ha permitido hacerse de algunos de los grandes nombres del cine. Ofrece una audiencia cautiva de unos 150 millones de suscriptores y la posibilidad de ser exhibida en cines: en Uruguay Roma aún se puede ver en las nuevas salas de Cinemateca Uruguaya.

Así, Roma vivía una noche histórica a pesar de que le fue robado el premio mayor. En un año que no fue tan bueno como otros a juzgar por los nominados, la película de Alfonso Cuarón demuestra el poder del arte cinematográfica para reflejar la vida y los recuerdos .

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)