Negocio

Dos potencias se saludan: ¿Cómo es el acuerdo de Steven Spielberg con Netflix?

Amblin, la productora del director estrenará dos películas por año en la plataforma de streaming, algunas las podría dirigir él aunque se había mostrado receloso con Netflix

Steven Spielberg
Steven Spielberg

La compañía de Steven Spielberg, Amblin Partners, anunció ayer que firmó un acuerdo con Netflix para producir varias películas al año que se estrenarán en la plataforma de streaming.

El contrato supone un impulso importante para el gigante televisivo, pero se desarrollará de manera paralela al acuerdo que el cineasta tiene suscrito con los estudios Universal para rodar y estrenar proyectos de gran presupuesto en cines.

La medida es sorprendente y una señal de nuevos tiempos de la industria de Hollywood. Anteriormente Spielberg se había mostrado como receloso de Netflix. En 2019, por ejemplo, instó a la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas a prohibir que los lanzamientos de streaming sean elegibles para el Oscar.

Luego se relativizó eso pero Spielberg respaldó la experiencia en salas pero “quiero que la gente encuentre su entretenimiento en cualquier forma o modo que les convenga. Pantalla grande, pantalla pequeña: lo que realmente me importa es una gran historia y todos deberían tener acceso a grandes historias”, le dijo al New York Times, según recordó ayer la revista Variety.

“Desde el momento en que comenzamos a hablar de una alianza con Netflix, quedó muy claro que teníamos una oportunidad increíble para contar historias juntos y llegar al público de nuevas formas”, afirmó ayer Spielberg en un comunicado.

Desde que Roma se llevó el Óscar a la mejor película extranjera, Netflix ha doblado su apuesta por el cine y se ha perfilado como un competidor más para los estudios de Hollywoood.

Tras el éxito de audiencia y crítica logrado por cintas como Historia de un matrimonio, El irlandés y La madre del blues, la plataforma está impulsado la producción de largometrajes, con la promesa de estrenar una película a la semana.

La pandemia ha beneficiado esta estrategia, ya que la compañía ha adquirido películas de otros estudios como El juicio a los 7 de Chicago —producida por Amblin—, que Paramount no pudo estrenar en cines y, tras una venta de última hora, se convirtió en uno de los éxitos más importantes de Netflix en la última temporada.

Amblin seguirá manteniendo su acuerdo y sus oficinas en Universal, donde la empresa también y se espera que produzca al menos dos películas al año para Netflix durante un número indeterminado de años. Spielberg podría dirigir algunos de los proyectos.

Eso probablemente, de acuerdo a Variety, no incluirá su próxima película, una historia semi-autobiográfica con Seth Rogen y Michelle Williams, que se espera estrene Universal. Antes de fin de año, además, Spielberg va a estrenar su versión de West Side Story.

Amblin es la responsable de éxitos como Green Book, que ganó el Óscar a la mejor película en 2019, y 1917, nominada al mismo premio en 2020.

Por su parte, en su caza de talentos Netflix ya fichó a Keanu Reeves (The Matrix) para protagonizar una película y una serie basadas en el cómic Brzrkr, un éxito superventas sobre un guerrero inmortal ideado por el propio actor.

Esta apuesta encaja en los esfuerzos que Netflix está dando por encontrar una franquicia de superhéroes que pueda competir con los universos de Marvel en Disney+ y DC Comics en HBO Max, ahora que ambas plataformas luchan contra Netflix por el mercado mundial de la pequeña pantalla.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados