En próximos meses se conocerán estrenos con posibilidades de ganar un Oscar

En pos del premio: la zafra de las películas serias

faltan tres meses para que se anuncien las candidaturas al Oscar correspondientes a la temporada 2015, y uno más para que se entreguen los premios, de modo que cualquier especulación que se haga hoy al respecto es eso: especulación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los temas "serios" y las historias reales fascinan de manera especial a los académicos.

Pero hay fundamentos para ello. Varias películas con posibilidades a aspirar a un premio en alguna o varias de las categorías se han estrenado ya comercialmente, otras han tenido su lanzamiento en varios festivales internacionales, y un tercer grupo, aún no estrenado, contiene a priori algunas características que suelen atraer a los votantes de la Academia. Cautamente, muy cautamente, se puede proponer, por lo menos, un puñado de sospechas iniciales.

Hay temas y enfoques que, ya se sabe, fascinan a la Academia: historias que han ocupado los titulares de los medios, biografías ejemplarizantes, los padecimientos de las minorías, y adaptaciones literarias en ambientes de época con elenco preferentemente británico y, naturalmente, mucha corrección política. Si más de una de esas características se unen, mejor todavía. Es más improbable que la Academia premie un film de género o una película de acción, aunque sea el mejor del mundo. Nunca ha habido un Oscar para un film de terror, y solo tres westerns lo ganaron (y ninguno de ellos estaba entre los verdaderamente grandes).

Hace unos días Scott Feinberg, del Hollywood Reporter, vaticinó como un posible ganador a Spotlight, una película escrita y dirigida por Todd McCarthy con buen elenco (Michael Keaton, Mark Ruffalo, Rachel McAdams, Liev Schreiber, Stanley Tucci) sobre abuso sexual de menores en la Iglesia Católica. Las primeras apuestas corren, sobre todo, para el premio a Mejor Película y para sus actores Keaton y McAdams.

Opciones.

Otra posibilidad, aunque con problemas: La chica danesa de Tom Hooper, con Eddie Redmayne y Alicia Vikander, que cuenta la historia de Lili Ebe, uno de los primeros hombres que se sometió a una operación de cambio de sexo en la Dinamarca de comienzos del siglo XX y su relación con la artista Gerda Wegener. La película se vio en Venecia y Toronto y gustó bastante. Puede que obtenga más de una candidatura, pero sus posibilidades a un premio lucen menores: Hooper tiene ya un Oscar a Mejor Director por la inexistente dirección de El discurso del rey (2010), y Redmayne ganó como Mejor Actor en la entrega pasada por su Stephen Hawking en La teoría del todo. El estreno local de La chica danesa es el 26 de enero.

Otra combinación que a Hollywood le encanta: Shakespeare más buenos actores. Macbeth de Justin Kurzel tuvo crítica dividida en Cannes, pero su pareja protagónica es interesante: Marion Cotillard (que ya ganó un Oscar por La vie en rose) y Michael Fassbender, que desde hace varios años clama por un premio (Hambre, Shame, Un método peligroso, no tanto 12 años de esclavitud).

Fassbender está también en Steve Jobs, nuevo intento del cine (luego del fallido que protagonizó Ashton Kutcher) para retratar al personaje del título. Esta vez hay mejores nombres en el proyecto, desde el director Danny Boyle (Trainspotting, ¿Quién quiere ser millonario?, 127 horas) hasta el guionista Aaron Sorkin (The West Wing, The Newsroom, Red social). Llega el 14 de enero en Uruguay.

Otra posible fórmula ganadora: historia real más feminismo más buenas actrices, y el dato de que la película esté hecha mayoritariamente por mujeres, esas habituales postergadas del Oscar. Se trata de Suffragette de Sarah Gavron (que llegaría el 26 de diciembre), una crónica de la lucha por el voto femenino en el Reino Unido a comienzos del siglo XX, escrita por Abi Morgan (un punto en contra: escribió La dama de hierro) y con la interesante Carey Mulligan. Hay otra gente talentosa en el elenco: Helena Bonham Carter, Meryl Streep, Brendan Gleeson.

Otras apuestas son más arriesgadas. La inminente Puente de espías de Steven Spielberg, un asunto sobre la Guerra Fría con Tom Hanks que se estrena en Uruguay el 12 de noviembre, parece ser una de las películas "serias" del director, que no suelen ser las mejores pero que son las que la Academia aprecia más (Encuentros cercanos del tercer tipo está mucho mejor contada que La lista de Schindler, pero el Oscar fue para esta última).

Otras.

Aún no se ha visto por ningún lado El renacido, el "western de supervivencia" de Alejandro González Iñárritu protagonizado por Leo DiCaprio, pero muchos ponen su esperanza en él. Hay que recordar de todos modos que Inárritu ganó ya con Birdman, y es dudoso que repita. Leo merece un Oscar desde hace tiempo, pero la Academia parece odiarlo.

Habría que preguntarse también qué puede pasar con otro film no estrenado, The Hateful Eight (al parecer se va a llamar por aquí Los ocho más odiados), el nuevo "spaghetti" de Tarantino tras Django sin cadenas, con Channing Tatum, Samuel L. Jackson, Tim Roth, Kurt Russell y Bruce Dern. Tarantino suele lograr ser nominado y quedarse allí, pero de todos modos hay que esperar a ver qué pasa. Además siempre hay sorpresas.

LAS QUE YA SE CONOCEN.

Algunos oscarizables que se vieron ya en el Uruguay

Algunos medios estadounidenses especulan con otras posibles películas de cara a los Oscar de febrero de 2016. Algunas de ellas han sido conocidas ya por el público uruguayo, y es posible referirse a ellas con mejores argumentos en la mano.

Uno de los títulos que aparecen con más frecuencia en esas especulaciones en Misión rescate, la película de Ridley Scott en la que Matt Damon encarna a una suerte de Robinson Crusoe espacial, solo y abandonado en el planeta Marte. Se calcula que el film podría ser candidato en el rubro Mejor película, aunque es menos probable que gane. Si ocurre, sería apenas otras de las famosas ironías del Oscar: Blade Runner, la mejor película de Scott, ni siquiera fue candidata el año en que ganó la inferior Gandhi. La película tiene en contra, por supuesto (además de ser una entretenida y liviana aventura, que da gusto ver pero de la que uno se olvida al rato) ser de ciencia ficción: el género no figura entre los favoritos de la Academia, que no lo considera "serio", es probable que la película compita en rubros técnicos, claro.

Puede ser más seguro apostar por IntensaMente como candidata en el rubro mejor película de animación, aunque bien podría ocurrir que también los académicos pensaran en ella para el premio mayor. El primero lo va a conseguir casi con seguridad. El segundo le va a dar más trabajo.

Entre las especulaciones ha figurado menos (aunque varios la han mencionado) Mad Max, furia en el camino, la resurrección del viejo guerrero de la carretera inventado por George Miller, que alguna vez tuvo el rostro de Mel Gibson y últimamente reapareció con el de Tom Har- dy, que muchos consideran sin error uno de los mejores films de acción en mucho tiempo. Una vez más, sin embargo, el género puede trabajarle en contra: la Academia bien puede nominarla y, otra vez, premiar algunos de sus rubros técnicos, pero es más difícil que se lleve la lotería.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)