Llegó la nueva versión de una de las grandes películas de horror de los ´80

Poltergeist: clásico del terror vuelve vigorizado

Estas cosas de fantasmas no van muy bien conmigo", asegura Sam Rockwell. "En lo personal, no creo en fantasmas pues ya tenemos bastantes cosas de qué asustarnos en la vida. El calentamiento global da miedo. El cáncer da miedo. ¡Yo vivo en Nueva York! Ahí hay cosas que temer que puedo ver justo enfrente de mí.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Se trata de una remake en 3D.

El tema de los fantasmas salió a colación pues Rockwell está en el teléfono desde su departamento en Nueva York para hablar de su más reciente película, una nueva versión de Poltergeist (1982) dirigida por Tober Hopper. Se estrenó ayer en Uruguay y esta vez es en 3D dirigida por Gil Kennan.

Si no puede ver el video haga click aquí 

La trama es la misma: una pareja (Rockwell y Rosemarie DeWitt) tienen que luchar para salvar sus vidas y las de sus hijos cuando su casa suburbana se ve invadida por malvadas fuerzas paranormales.

Rockwell aceptó actuar, explica, pues por fin lo eligieron para interpretar a un tipo normal.

"Soy la mamá", bromea. "No, la verdad es que soy el papá y para mí fue un excelente cambio de papel pues soy un tipo común y corriente. Quizá haya notado que he interpretado a muchos psicópatas y personajes extremos. He interpretado a gais en la cárcel, a tipos que se suicidan, tipos que son intensos en general y tipos que nadie entiende. Después llega Poltergeist y quieren que solo interprete a una persona normal que no está loca. Ya me imagino que la gente se va a preguntar ¿Sam Rockwell es el tipo normal?.

Volver a hacer un clásico siempre es una tarea intimidante, y para Rockwell, DeWitt y el director Gil Kenan no es una ayuda que la película llegue en momentos en que cada fin de semana se estrena una nueva película de miedo.

"No me gustó el primer borrador del libreto", admite Rockwell. "Yo le pregunté al director si estaba dispuesto a hacer cambios, a meterse a una sala con el escritor y dedicarse a eso. Terminamos en un cuarto de hotel, destrozando el libreto.

"Yo quería que mi personaje, el padre, fuera más complejo y tuviera una evolución que lo redimiera", explica el actor. "Así que lo volvimos un exbeisbolista, que fue despedido de su empleo como vendedor de tractores. También le dieron un pequeño problema con la bebida. No es una cuestión grave, en realidad él tiene un problema ocasional con la bebida que tiene que superar.

"También actualizamos la historia para decir que esta familia está sufriendo por la recesión", agrega. "Está bajando de categoría en vivienda y es por eso que terminaron en esa casa".

Rockwell es fan de la película original que está basada en una historia de Steven Spielberg.

"Lo curioso es que la Poltergeist original es una película para niños, conforme las normas actuales", indica. "No sé cuánto miedo le daría a alguien que la viera ahora por primera vez. Pero sigue siendo una excelente película, pues es muy emocional. La primera película me conmovió pues habla de que la familia permanece unida a pesar de cualquier cosa".

Al prepararse para el papel, Rockwell habló con Craig T. Nelson y JoBeth Williams, que interpretaron a la pareja en la Poltergeist original.

"Yo estaba preocupado", admite. "Quería rendirle un homenaje a la película, pues es excelente. Sabía que iba a ser difícil estar a la altura de una película tan buena. Además, Hollywood ya había hecho otra versión de Poltergeist, solo que se llamó La noche del demonio (2010), así que yo quería saber si ellos tendrían algunas indicaciones que darme.

"Craig me dio muy buenos consejos para interpretar el papel de padre", recuerda Rockwell. "Me dijo: La película no es de fantasmas sino sobre el niño. Así que en esencia estás haciendo una película en la que secuestran a un niño. Si puedes hacer que gire en torno de la pérdida del niño, no podrás hacerlo mal. Craig también me dijo que las cosas sobrenaturales en realidad eran la confusión y el asombro de perder a un hijo", agrega. "Eso es lo que constituye el núcleo emocional de la trama".

Sin embargo, actuar en una película de fantasmas es muy diferente de actuar en una película sobre el secuestro de un niño y esto implica sus propios problemas.

"Yo estaba actuando frente a la pantalla verde y tenía que reaccionar a cosas que no veía", explica Rockwell. "En verdad que hay que utilizar mucho la imaginación".

Siendo un hombre que se burla de lo sobrenatural, Rockwell no da crédito a la llamada "maldición" de Poltergeist. Varias personas que participaron en la primera película y en sus dos continuaciones, murieron inesperadamente un poco después. En especial dos de los tres niños de la película: Dominique Dunne, que tenía 22 años cuando fue asesinada por su novio en 1982, y Heather ORourke, que tenía 12 años cuando murió durante una cirugía en 1988.

"No estoy asustado", afirma el actor, "pero en general no me asusto. Además, pienso que a Spielberg le está yendo bastante bien. Y Craig T. Nelson y JoBeth están muy bien".

"Creo que esto de la maldición de Poltergeist es algo que la gente quiere cultivar a fin de cultivar una mitología", agrega Rockwell. "Es simpático que quieran cultivar esta cosa de la maldición, pero a la vez es escalofriante e incómodo. Sí, claro, sucedieron algunas cosas terribles pero no podemos relacionarlas con la película.

"La verdad es que no quiero creerlo y mucho menos abundar en eso", dice.

"Creo que actuar fue una decisión natural para mí", dice Rockwell, "pues mis padres eran actores. Yo entré en esto por esa razón. Creo que podría decirse que caí en esto. La verdad es que actuar es lo único que sé hacer", admite. "En realidad no tengo ninguna otra habilidad".

Solo trato de agitar las cosas y de hacer papeles diferentes", señala. "Todo es cosa de hacer personajes diferentes. No sé qué acabe consolidándose como mi filmografía, pero sí sé que mis elecciones actorales son interesantes".

"Creo que algunos actores tienen un plan de acción inconsciente sobre la forma en que quieren que fluya su carrera", agrega. "Mi forma de considerar mi carrera es hacer cualquier cosa a la que yo responda en ese momento".

Recientemente terminó Mr. Right, en la que él interpreta al personaje principal. Es acerca de una chica que se enamora de un tipo al parecer perfecto, que solo tiene un defecto: es un gatillero que anda huyendo. También estará en Broadway en la próxima reposición de Fool for Love de Sam Shepard.

"La parte de negocio de este trabajo no siempre es divertida", continúa Rockwell, "pero la actuación sigue siendo muy divertida. El oficio de actuar es algo que yo tengo en muy alta estima. Creo que es una forma de arte maravillosa".

SUSTOS QUE TRASCIENDEN GENERACIONES.

Evil Dead - Fede Álvarez, 2013.

El director uruguayo retoma la vieja película que Sam Raimi (que acá es el productor) dirigió en 1981. Cinco amigos encuentran el libro de los muertos (y un banderín de Peñarol) en una cabaña. Lo abren: mala idea.

Carrie - Kimberley Peirce, 2013.

La original, de 1976, la dirigió Brian De Palma, que asustaba al contar la historia de una muchacha telekinética y su madre cristiana y asfixiante. La nueva versión no estaba mal pero lejos de ser un clásico como la primera.

Halloween - Rob Zombie, 2007.

John Carpenter seguramente es de los grandes directores del cine de horror. En la original presentó a Michael Myers, un asesino implacable. Rob Zombie dirige con respeto al maestro y consigue varios sustos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados