CINE

"Piazzolla, los años del tiburón": un bandoneón en primera persona

Hoy se estrena el documental de Daniel Rosenfeld que retrata la vida de Piazzolla a través de sus archivos

Daniel Rosenfeld retrata a Astor Piazzolla en su nuevo documental. Foto: Archivo El País.
Daniel Rosenfeld retrata a Astor Piazzolla en su nuevo documental. Foto: Archivo El País.

En un momento de Piazzolla, los años del tiburón -que se estrena hoy en salas de Montevideo- se relata cómo el padre de Astor le enseñaba a boxear a su único hijo. “Pegá antes de que te peguen”, le insistía “Nonino” (cuya muerte inspiraría uno de sus grandes clásicos) a ese niño de 10 años que luego se convertiría en uno de los músicos más importantes de Argentina.

Para el director del documental, Daniel Rosenfeld, esta frase se ajusta perfectamente a la postura artística que el bandoneonista mantendría durante toda su vida. “Él cambiaba antes que todos. Era un vanguardista”, asegura.

Rosenfeld explica a El País que la obra de Piazzolla atraviesa “un arco musical muy grande”, y lo demuestra en Los años del tiburón. A lo largo de su vida, el artista tocó para Carlos Gardel, participó de la orquesta de Aníbal Troilo, compuso varias obras sinfónicas, armó un octeto electrónico y hasta grabó varios discos con músicos de jazz. Sin embargo, el foco del documental no está en el análisis de obra, porque, según comenta el director, ya se han escrito “numerosos libros” sobre el tema.

El objetivo del argentino era poder contar la vida de Piazzolla a través de su propio relato, que se construyó con la recopilación de sus archivos personales. “Me gusta decir que esta película es Piazzolla por Piazzolla”, agrega.

De esta manera, el documental se propone contar la historia del bandoneonista a partir de una serie de filmaciones en Super 8, audios y fotografías personales que el compositor fue generando a lo largo de toda su vida. “Quería generar la experiencia de que Piazzolla pasó por mi cuerpo con toda su fuerza y energía”, dice Rosenfeld.

A lo largo de 95 minutos, la vida del músico se va complementando con el relato de su núcleo familiar, especialmente por su hijo, Daniel Piazzolla, que recurre a su memoria emotiva para reconstruir las historias que marcaron la obra del músico y contar cómo era la relación entre ambos.

La película es todo un hallazgo para los interesados en la obra del argentino, porque logra generar una mirada íntima que permite entender el contexto que auspició la creación de la obra y la personalidad musical única de Piazzolla.

En el documental se hace un recorrido por la vida del músico a través de una serie de inéditas: desde un disco planteado de vinilo que registra la primera grabación del bandoneonista hasta filmaciones caseras y fotografías de la vida del músico en Nueva York, París y Punta del Este.

En Los años del tiburón se muestra a Punta del Este que fue un lugar de suma importancia para el artista. “Allí tuvo sus momentos más felices y creativos”, explica Rosenfeld, que también relata que allí el músico se dedicó a pesar tiburones, una actividad que le demandaba la misma energía que tocar el bandoneón.

En el balneario Piazzolla confirmó la postura del “pegá antes de que te peguen” que le enseñó “Nonino”. Durante un asado quemó sus partituras porque quería sentir el vértigo creativo de enfrentarse a lo nuevo. Esta postura se puede escuchar en cada uno de sus discos, donde constantemente estaba cambiando su estilo. En Los años del tiburón es posible acercarse al personaje detrás de los cambios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)