televisión

Periodismo frívolo que se ganó la confianza del mundo entero

Con la primicia de la muerte de Prince, TMZ volvió a capturar la atención.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Levin es el hombre detrás del proyecto y una figura temible para todo Hollywood. Foto: TMZ.

Apenas había comenzado la tarde de jueves en Uruguay cuando en las redes sociales se viralizaba una noticia triste y sorpresiva: Prince había muerto. La semana pasada, un avión privado que lo trasladaba tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia porque el músico tenía un problema de salud (aparentemente una gripe), pero al otro día estuvo dando un show y diciéndole a sus admiradores que guardaran los rezos por unos días más. El vivaz, activo y prolífico Prince había muerto, y la primicia era de TMZ.

En tiempos marcados por las redes sociales y los teléfonos celulares, con los que cualquiera puede cazar una noticia y derivarla por Whatsapp a un informativo, diario o radio (la prensa local ya sabe de eso), tener una primicia parece ser un logro al que casi no se puede aspirar. Pero TMZ, el sitio que reportó los fallecimientos de Michael Jackson, Paul Walker o Brittany Murphy (ver recuadro), entre otros sucesos de último momento, lo volvió a hacer.

¿Cómo? ¿Con qué armas? ¿Cuál es el método para que su equipo llegue casi siempre primero? La multiplataforma estadounidense —sitio web, programa de televisión y aplicación para celulares— se fundó en 2005 y desde entonces se ha consolidado en dos frentes que, para los escépticos, todavía parecen incompatibles.

Por un lado, es el medio de chimentos más importante del mundo: todo lo que quieran saber relacionado a las celebrities de Hollywood y el hemisferio norte está allí. Y por otro, es una fuente confiable que en el 99 por ciento de los casos no se equivoca. Si TMZ dice que una megaestrella murió, es muy difícil que se trate de un error.

Fundado por Jim Paratore, reconocido productor que falleció en 2012 de un repentino ataque al corazón a los 58 años, y con la Warner firme respaldando todos sus riesgos, TMZ tiene una persona detrás que es clave en este equilibrio entre farándula y fiabilidad. O adelante, en todo caso, porque es la cara más visible de este medio.

Se trata de Harvey Levin, el simpático hombre de la foto: con 65 años, su currículum dice mucho además de señalar que cofundó y es director en jefe de este archiconocido medio. Levin es abogado, tiene un título en Ciencias Políticas, fue asesor legal y analista legal para programas de televisión.

Con todos esos papeles que avalan que es un hombre serio y confiable, Levin construyó un imperio del mundo del espectáculo que no tiene comparación. Hoy TMZ tiene, según el sitio de estadísticas Quantcast, 18,1 millones de visitas únicas por mes en todo el mundo, de las que 14,4 son de Estados Unidos. Al año, el portal supera con creces el billón de clicks.

Levin ha contado que se acuesta a las 21:00 y se levanta a las 02:30, para ser el primero en enterarse de todo: se encarga de que TMZ chequee la cantidad de información que le llega a diario. Un famoso le habló mal a un mozo, un golfista mantiene una relación paralela, una cantante está borracha en un estacionamiento, dos estrellas están a los besos en una fiesta... Lo que sea, se revisa.

Son incontables las personas que le hacen llegar datos, algunos insignificantes y otros muy jugosos, al equipo de periodistas que trabaja en la redacción/set de televisión. Y nunca reciben un centavo: a los únicos que el medio les paga por fuera de su equipo es a aquellos que ofrecen fotografías o videos, pero el resto de la información circula libremente.

En ese sentido, TMZ se ha convertido en una suerte de servicio a la comunidad, que se retroalimenta y deja a todos en evidencia. Más allá de puras frivolidades, todas tratadas con seriedad periodística pero con humor singular (es lo más divertido del show de televisión, que en Uruguay se ve en Warner), dos por tres se despacha con noticias grandes, como la del fallecimiento de Prince.

"Conseguir primicias no es nuevo para mí. TMZ es simplemente una vibrante operación de noticias", ha dicho Levin, quien arrancó incrédulo con este proyecto y hoy lo defiende con el pecho inflado. No es para menos: una vez más el sitio demostró que no sólo información trivial pasa por sus computadoras, y logró ganarse la atención del mundo con otra primicia de las grandes.

Cuatro primicias destacadas de TMZ

1

La polémica de Mel Gibson

En 2006, el famoso actor Mel Gibson fue arrestado mientras conducía borracho y lanzaba frases antisemitas, que por supuesto fueron publicadas por TMZ. "Los judíos son culpables de todas las guerras del mundo", fue una de las tantas cosas que dijo Gibson en el auto de la policía. Esta conducta polémica y sus dichos antisemitas afectaron la popularidad del famoso actor.

2

Michael Jackson

Es, junto con la del fallecimiento de Prince, la primicia más destacada que se ha apuntado el sitio web en los últimos años. Fue el 25 de junio de 2009 que reportó el deceso del Rey del Pop, y sostuvo la noticia en solitario mientras el resto de la prestigiosa prensa internacional procuraba confirmarla. Después, TMZ aportó mucho sobre el final de Michael Jackson.

3

Rihanna, una víctima más

TMZ fue el primero en informar, y tuvo varios problemas por eso, que la cantante Rihanna era víctima de violencia doméstica y había sufrido una brutal paliza por parte de su expareja, el también cantante Chris Brown. Fue en febrero de 2009 que publicó impactantes fotos que en realidad pertenecían al archivo policial, por lo que tuvo que enfrentar a la Justicia.

4

La muerte de Paul Walker

El 30 de noviembre de 2013, TMZ fue el primero en anunciar que el actor Paul Walker, protagonista de la saga Rápido y furioso, había fallecido en un accidente de automovilismo. El choque fue en Santa Clarita, al norte de Los Angeles, y el actor iba como acompañante en un coche Porsche a altísima velocidad. Fallecieron él y el conductor del automóvil.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados