CINE

Pequeño relato de una paternidad no deseada

Crítica de la película "Prueba de coraje", coproducción brasileña y uruguaya.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Prueba de coraje". Foto: Difusión

El cine (y parte de la buena televisión) de los últimos años se está mostrando interesado en cambiar el punto de vista desde el que se solía observar y narrar la llegada de un hijo. Prueba de coraje es una de esas películas. El eje del asunto es qué significa ser padre: las conquistas y pérdidas que se esperan, el temor y el amor que se prevén. La historia que plantea Roberto Gervitz —un experimentado director brasileño— pone el foco en una generación de treintañeros exitosa, egoísta, que disfruta de un hogar confortable y duda en tomar una decisión irreversible que podría interrumpir su buena vida.

El relato de Gervitz se inspiró en la novela Manos de caballo de Daniel Galera, título que refiere a la rudeza y tosquedad del protagonista, Hermano (Armando Babaioff), galán, médico arriesgado, adicto al ejercicio extremo y torpe para comunicar sus sufrimientos.

Siguiendo cierto cliché, es Adriana, la mujer (interpretada por la estrella de Globo Mariana Ximenes), quien se siente vacía y decide unilateralmente solucionarlo con un embarazado. Con esta premisa Gervitz plantea el camino que hace Hermano para reconciliarse con la posibilidad de ser padre. Para eso disfraza los conflictos de metáforas: el futuro padre quiere escalar una peligrosa montaña justo en el momento en que debería cuidarse, mientras que la futura madre arrastra las raíces de un pesado árbol a pesar de su vulnerabilidad.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Es interesante cómo el director pone a sus personajes en zonas de peligro físico, es decir, de peligro mortal en contraposición con la llegada de una vida que se acerca. Es probable que esta sea una metáfora más, porque si a los personajes les dicen que un hijo cambia completamente la vida, de alguna manera las personas que son, tal y como se conocen, van a morir.

La masculinidad también es abarcada desde el costado de la cobardía, y cómo es recibida y juzgada por la mujer. Un buen ejemplo de esta exploración son la película Force Majeure ( de Ruben Östlund) y un brillante capítulo de la serie Louie.

Gervitz escarba en la oscuridad de su personaje volviendo a su adolescencia, allí donde surgió el amor, la amistad, el gusto por los golpes y la incapacidad de confrontar a un enemigo. Recurre a unos delicados y precisos flashbacks, introduciendo un eficaz sistema de elipsis que dota de agilidad y de dureza al film: lo viste con la misma cáscara irrompible que parece tener su protagonista.

Prueba de coraje [***]

Brasil / Uruguay, 2016. Título original: Prova de coragem. Dirección y guión: Robert Gervitz. Fotografía: Lauro Escorel. Música: Luiz Henrique Xavier. Montaje: Manga Campion. Elenco: Armando Babaioff, Mariana Ximenes, César Troncoso. Duración: 100 minutos. En Sala Pocitos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados