CINE

Las películas que darán que hablar el resto del año

Comenzó una nueva edición del Festival de Cannes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pedro Almodóvar preside un jurado que también integran Will Smith y Jessica Chastain. Foto: Reuters.

Por estos días actores, directores y productores de cine se dan cita en la Costa Azul francesa para una nueva edición del Festival de Cine de Cannes, que celebra sus 70 ediciones.

Se trata de uno de los festivales más importantes y prestigiosos del mundo, que ha entregado su máximo premio, la Palma de Oro, a películas tan dispares como Pulp Fiction (Quentin Tarantino, 1994), Farenheith 9/11 (Michael Moore, 2004) o I, Daniel Blake (Ken Loach), ganadora de la edición 2016. Es que los gustos del festival cambian cada año, como sus jurados.

Lo que llama la atención sobre la selección oficial de este año es que esté integrada por los nombres de siempre: Michael Haneke, Todd Haynes, Sofia Coppola, Naomi Kawase, Yorgos Lanthimos, François Ozon, Michel Hazanavicius o Andrey Zvygintsev. Con estos directores queda reducida la posibilidad de encontrar alguna sorpresa entre tantas caras conocidas y prestigiosas, aunque Cannes siempre tiene un as bajo la manga.

Seguramente por eso los organizadores eligieron dos películas de Netflix para que integren la selección oficial: Okja, de Bong Joon-ho, y The Meyerowitz Stories, de Noah Baumbach. Tal fue el revuelo que los organizadores ya dijeron que el año que viene eso no se repite, y que las películas de la selección oficial tendrán que tener su estreno, obligatorio, en los cines de Francia.

Así, siguiendo esa línea, Pedro Almodóvar (presidente del jurado de este año) dijo que Netflix no puede sustituir las modalidades de proyección existentes, como el cine. Lo dijo en la conferencia de prensa de apertura del festival.

"Me parece una enorme paradoja dar una Palma de Oro y cualquier otro premio a una película que no pueda verse en gran pantalla. Respeto las nuevas tecnologías, pero mientras siga vivo defenderé algo que las nuevas generaciones parecen no conocer: la capacidad de hipnosis de una pantalla".

Así se ven reducidas las posibilidades para que Joon-ho o Baumbach se vayan con algún premio este año.

También podría ser un año histórico para Haneke, quien puede ganar su tercera Palma de Oro (la ganó por La cinta blanca, 2009 y Amour, 2012) por Happy end, un drama que tiene como telón de fondo la crisis de inmigrantes en Calais y que protagoniza Isabelle Huppert.

También Nicole Kidman tendrá un gran año en Cannes. La actriz será una figurita repetida en la alfombra roja con dos películas en la selección oficial. Kidman protagoniza la remake de The Beguiled que escribió y dirigió Sofia Coppola, sobre un soldado (Colin Farrell) que encuentra refugio en una institución para señoritas, en tiempos de la guerra civil de Estados Unidos. Kidman y Farrell están juntos en la nueva del griego Yorgos Lanthimos, The killing or a sacred deer.

Fuera de competencia Kidman protagoniza How to talk to girls at parties (de John Cameron Mitchell, el de Te sigue) y la serie de Jane Campion, Top of the lake.

Un año más Cannes se convierte en el centro de atención y durante 12 días no se hablará de otra cosa que del cine que allí se vea.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)