CRÍTICA - CINE

La película de los mil colores

La película arranca con una lograda secuencia, la que va dando cuenta del paso del tiempo y la llegada de una nueva era: la de la convivencia entre distintas especies en el universo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Valerian y la ciudad de los mil planetas. Foto: YouTube

Hay algo de celebración "multicultural" en la sucesión de delegaciones oficiales de otros planetas que arriban a la nueva base espacial Alpha. La estación en sí es una creación de los seres humanos (que además tienen el privilegio de dirigirla), pero pronto irá creciendo tanto que tendrá que despegarse de la órbita terrestre.

Así, irá vagando por el espacio como una gigantesca y algo caótica Babel, donde cada una de las especies ha construido un micromundo en el cual desarrollan su cultura y habilidades.

Ese multiculturalismo tiene su correlato en la pantalla con una paleta de colores exuberante, pero algo artificiosa. El diseño de producción y la dirección de fotografía es enfática en este sentido, y parece claro que Besson y su equipo intentaron llevar a las coordenadas estéticas actuales del cine el despliegue cromático de la historieta francesa que sirve como base para esta superproducción europea.

La historieta, que empezó a publicarse en 1967 y finalizó en 2010, también es un asunto sumamente colorido y uno de los títulos más prestigiosos del cómic francés, un renombre que fue acumulando con el transcurso de los años.

Pero Besson no apunta a hacer de su primera incursión en este universo algo prestigioso. En vez, apostó a lo que mejor sabe hacer: acción.

La trama es sencilla: Valerian (Dane DeHaan) y su colega e interés romántico (Cara Delevingne) deben encontrar y rescatar el último ejemplar de una especie muy valiosa, también buscada por intereses oscuros.

En esa búsqueda, los jóvenes agentes irán de planeta en planeta, de dimensión en dimensión, metiéndose en aventuras que Besson filma con mucha pericia. El francés es algo más desparejo en cuanto a la narración, que por momentos se complica y se desvía hacia subtramas que no aportan a la claridad de la historia.

Sin embargo, Besson consigue, durante la mayor parte del tiempo, entretener inundando de colores la pantalla y se percibe que para él se trata es un proyecto que lo apasiona y por el cual apostó mucho de su nombre.

Valerian y la ciudad de los mil planetas [***]

Francia-China, 2017. Título original: Valérian et la Cité des mille planètes. Dirección: Luc Besson. Guión: Luc Besson, sobre una historieta creada por Jean-Claude Mézières y Pierre Christin. Fotografía: Thierry Arbogast. Diseño de producción: Hugues Tissandier. Efectos especiales: Philippe Hubin, Jean-Christophe Magnaud. Música: Alexandre Desplat. Intérpretes: Dane DeHaan, Cara Delevingne, Clive Owen, Rihanna, Ethan Hawke, Herbie Hancock, Rutger Hauer. Duración: 137 minutos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º