DE LA TELE A LA PANTALLA GRANDE

La película de Dora, la Exploradora triunfa en Uruguay: así es esta aventura familiar

La película "Dora y la ciudad perdida" ya fue vista por más de 5.558 espectadores desde su estreno en Uruguay

Isabela Moner en "Dora y la ciudad perdida". Foto: Difusión
Isabela Moner en "Dora y la ciudad perdida". Foto: Difusión

Surgida en el año 2000, Dora la exploradora es de esos dibujitos que todos conocemos, aunque no nos guste demasiado admitirlo. Su tema de apertura, la repetición de la consigna de cada episodio, las canciones de la serie animada o los personajes (Mochila, Botas o Zorro) han dado pie a un sinfín de memes y comentarios en redes sociales, y se han convertido en parte de nuestra cultura.

Desde su estreno en el canal Nickelodeon, esta producción creada por Chris Gifford, Valerie Walsh Valdes y Erik Weiner, ya cuenta con tres películas animadas y una serie derivada que se centra en Diego, el primo de Dora, quien también tiene sus propias aventuras en la selva. Nada mal para un dibujo que en principio solo intentaba enseñar palabras en español a los angloparlantes, y palabras en inglés a los hispanos en su versión en castellano.

Pero con el éxito que han tenido las remakes con actores reales de los clásicos de Disney, no iba a pasar mucho tiempo más hasta que Dora la exploradora también tuviera su película con actores de carne y hueso. El resultado es Dora y la ciudad perdida, que se estrenó la semana pasada en Uruguay y gracias a los 5.558 espectadores que ya la han visto, es hoy la tercera película más taquillera en Uruguay, según el sitio Ultracine.

Si bien la llegada de este personaje al cine -con un elenco que incluye a Michael Peña, Eva Longoria y Eugenio Derbez- fue bien recibida (lleva más de 90 millones de dólares en la taquilla mundial), también vino con algunas críticas. La mayoría están centradas en la edad de la protagonista: Dora, en la serie animada tiene siete años, mientras que en la película es una adolescente de 16 que cursa la secundaria.

Imagen de la película "Dora y la ciudad perdida". Foto: Difusión
Imagen de la película "Dora y la ciudad perdida". Foto: Difusión

La encargada de dar vida a esta Dora es Isabela Moner, una joven de madre peruana y padre estadounidense nacida en Cleveland, que ha trabajado en Broadway (participó en Evita junto a Ricky Martin) y en producciones de Nickelodeon (100 Things to Do Before High School). En 2017 integró el elenco de Transformers: el último caballero, y el año pasado compartió con Mark Whalberg y Rose Byrne en la comedia Familia al instante.

A esta aventura la dirige James Bobin, quien ya se ha encargado de hacer películas que apuntan a toda la familia como los dos últimos largometrajes de Muppets y Alicia a través del espejo; mientras que el guion fue escrito por Nicholas Stoller (Muppets, Buenos vecinos 2 y Gaviotas) y Matthew Robinson (Monster Truck), otros títulos que se inscriben en esa misma línea.

Y esta nueva Dora, más allá de ese cambio en la edad, mantiene la consigna original de ser un personaje aventurero y algo ingenuo, que vive en la selva, cantando y metiéndose en problemas junto a su fiel amigo Botas, su mochila y su siempre necesario mapa.

Como sucedía en Chicas pesadas (Mark Waters, 2004), Dora y la ciudad perdida muestra que la secundaria es justamente una jungla poblada por una fauna atóctona -populares y nerds- en la que Diego, el primo de la protagonista, intenta pasar desapercibido. A ese entorno llegará Dora, enviada por sus propios padres, que quieren garantizarle un entorno seguro mientras ellos van en busca de la misteriosa ciudad del título.

En la civilización todos se burlan de la inocencia de Dora, que desconoce las normas sociales propias de una secundaria. “Un día deja de ser tú y sé normal”, le dice el propio Diego, como para resumirlo todo, porque “esto es la secundaria: es vida o muerte”.

Isabela Moner será Dora la exploradora en el cine. Foto: Difusión
Isabela Moner será "Dora la exploradora" en el cine. Foto: Difusión

Si bien en la película hay varios estereotipos sociales y culturales, y se presenta a esta chica “salvaje” como alguien con dificultades para vincularse con el entorno citadino y sus hábitos, las cosas irán cambiando desde que una visita a un museo junto a sus compañeros sale mal, y termina de vuelta en su entorno más conocido, donde no sólo están sus padres, sino también los villanos de la historia.

Aunque esta película se basa en el conocido dibujo animado, no tiene ni las repetitivas canciones que hicieron famosa esa animación, ni apunta a un público tan infantil como aquel; hay mucha acción y aventuras en este largometraje. Sí aparecen personajes conocidos de la saga, como el zorro, el mono, el mapa y la mochila, pero acá no hablan; y además, hay un guiño gracioso al dibujito original.

Mezclando algo de las películas de aventuras como las sagas Indiana Jones, Tomb Raider y La leyenda del tesoro perdido, Dora y la ciudad perdida es un divertido entretenimiento para toda la familia que toma velocidad una vez que todos se van a la selva para encontrar la ciudad perdida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)