Cambios

¿Qué va a pasar con las películas después que pase la pandemia?

El estreno en Estados Unidos de “Tenet” de Christopher Nolan llega repleto de preguntas sobre el futuro del cine

Tenet
John David Washington y  Robert Pattinson en Tenet

Después de encadenar aplazamientos, rumores de cancelación y cambios en su promoción, finalmente Tenet, la esperada película de Christopher Nolan, se proyectará desde esta semana en los cines de aquellas partes del mundo donde sea posible, y definirá el camino a seguir en Hollywood. En Uruguay se estrena el 10 de septiembre.

La superproducción, que le costó a Warner Bros. más de 200 millones de dólares, era la apuesta del estudio durante la pandemia del coronavirus: su estreno marcaría la reapertura de los cines y abriría el camino a otros títulos, pero la circunstancias actuales convirtieron a este largometraje en el laboratorio de pruebas para toda la industria.

Este invierno (el verano boreal), había dos películas llamadas a rescatar la taquilla mundial que terminaron con el desarrollo de estrategias opuestas.

Por un lado, Tenet decidió no traicionar a los cines y arriesgar su enorme inversión económica en un lanzamiento que solo será posible donde las condiciones lo permitan. Y con la posibilidad de que su plan cambie de un día para otro. El contrapunto a esta postura lo pone otro gigante de la industria, Disney, que tras encadenar los mismos aplazamientos para la nueva -y costosa- versión de Mulan, renunció a las salas y lanzará la producción por internet a través de su plataforma Disney+, plataforma que desembarcará en América Latina el 17 de noviembre.

Igualmente, Mulan tiene previsto exhibirse en algunas salas de cine, por ejemplo en China.

Hollywood seguirá con máxima atención estas dos estrategias ante una crisis que ha debilitado aún más al reinado clásico de la industria, el de los cines y los grandes estudios que ya estaban tocados por la irrupción de las plataformas al estilo Netflix.

Si el estreno de Tenet resulta un éxito o consigue salvar los muebles, títulos que aguardan desde marzo podrían animarse a confirmar su presentación al mundo a través de los cines. Es el caso de The King’s Man, Mujer Maravilla 1984, Black Widow, James Bond: No Time to Die, Dune y Top Gun 2, entre otras.

Pero si es un fracaso y termina generando pérdidas, la apuesta podría desanimar del todo a quienes se mantienen fieles las salas y trasladase a internet. Un punto de inflexión absoluto.

¿Imitarían entonces el modelo improvisado por Disney? Solo si Mulan consigue captar una audiencia suficiente y dispuesta a pagar los casi 30 dólares que costará su alquiler en streaming.

Aunque si el movimiento tampoco sale bien, la industria audiovisual se verá en apuros para sacar rentabilidad a proyectos con presupuestos mastodónticos, pensados en un mundo anterior al coronavirus con los cines a pleno rendimiento.

Nolan (Londres, 1970) representa la capacidad de aunar el entretenimiento de masas con la personalidad artística. En su currículo cuenta a su favor el haber revolucionado el cine de superhéroes con Batman inicia (2005), que recaudó 370 millones de dólares.

Las continuaciones de esa franquicia superaron los 1.000 millones e Interestelar (2014) y Dunkerque (2017) recolectaron más de 600 y 500 millones, respectivamente. Con Tenet la incógnita está en acercarse a cubrir costos, unos 200 millones de dólares, o al menos la mitad.

No lo tiene fácil, pues se estrenará de manera escalonada en cines de España, Australia, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Corea del Sur, Rusia y Reino Unido, países donde las salas han abierto con aforo limitado y la sombra de un segundo confinamiento cada vez es mayor.

En Estados Unidos, el mercado más importante, quedará fuera de las grandes ciudades como Nueva York y Los Ángeles y además, por contrato, no podrá proyectarse en los autocines que hasta ahora han servido de refugio al rechazo de internet. Para hacerse una idea, el estreno limitado de Unhinged se anotó días atrás 4,1 millones de dólares. La película costó 30 de dólares, y la mayoría de ingresos provino de los autocines.

Todo son preguntas para Tenet (2020), un thriller de espías protagonizado por John David Washington, Robert Pattinson y Elizabeth Debicki que gira en torno a la manipulación del tiempo para desentrañar una conspiración criminal.

La nueva versión de Mulan era una apuesta segura en la renovación de clásicos que Disney lleva haciendo con El rey León o Aladín, entre otros.

Tan segura que supuso un desembolso más de 250 millones de dólares y se presentó con una gran premiere en el Paseo de la Fama de Hollywood en marzo, aunque días después su estreno se aplazó indefinidamente. Ahora Disney la dejó sin un pasaje por cines en un giro inédito.

Ahora, la superproducción llegará directamente a las televisiones a través de su plataforma de streaming, con un cargo extra de 29 dólares en Estados Unidos, algo que funcionó con títulos infantiles como Trolls pero que hasta ahora ningún gigante se había atrevido a intentar. El estreno estadounidense es el viernes 4.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados