Entrevista

"Parasite", la película del momento se estrena este jueves en Uruguay

Una charla con Bong Joon Ho, el director surcoreana que, con esta película ganó la Palma de Oro en Cannes y tiene seis nominaciones al Oscar, incluyendo mejor película

Bong Joon Ho
Bong Joon Ho recibiendo de Alejandro González Iñarritu la Palma de Oro en Cannes por "Parasite". Foto: Difusión

"Parásite: Parásitos", una fábula moderna espeluznante sobre una familia pobre y una familia rica que se enredan de una manera impensado, ha estado rompiendo las expectativas desde que ganó la Palma de Oro en Cannes el año pasado, convirtiéndose en la primera película de Corea del Sur en hacerlo.

Más tarde, convenció incluso a los estadounidenses con aversión a los subtítulos para ir al cine, consiguiendo más de 25 millones de dólares en la taquilla, un record para una película sobre la grieta social en la Corea moderna. Como la primera película coreana en ser nominada a un Oscar a la mejor película (Parasite también recibió nominaciones en dirección, guión original, edición, diseño de producción y largometraje internacional), su éxito mundial se ha aclamado como un testimonio de la creciente estatura de la larga tradición cinematográfica de su país. Parasite se estrena este jueves en Uruguay.

Para Bong, quien ganó ad comparaciones con Steven Spielberg y Sidney Lumet por sus películas anteriores (incluyendo Memorias de un crimen y The Host), y audiencias internacionales con trabajos posteriores (Snowpiercer y Okja), las nominaciones son el cierre de un año extraordinario.

"La primera vez que sucedió algo como esto, entonces ni siquiera sé cómo procesar o comparar mis emociones", dijo. "Pero, por supuesto, es genial”.

— Hay una centenaria tradición cinematográfica en Corea del Sur, pero usted es el primer coreano en ser nominado al Oscar al mejor director. Eso debe ser asombroso de procesar. ¿Cómo se siente?

—Por supuesto, no hacemos películas para continentes o países: los cineastas crean películas para sus sueños y obsesiones personales. Pero a pesar de eso, no sucede muy a menudo que una película asiática o coreana sea nominada para los Oscar. Es una cosa muy rara. La prensa coreana, todos, están muy emocionados. Es casi como una celebración nacional, y creo que, en cierto modo, es inevitable estar rodeado de tanta festividad en este momento.

—¿Se enorgullece de ese logro?

—Estoy muy feliz de no haber creado esta película por mi cuenta. Estoy muy agradecido con todas las personas que la crearon conmigo y con todos los equipos que participaron en el proceso de la campaña.

—¿Por qué cree que el cine coreano está teniendo un momento tan innovador?

—Creo que lo que muestra es que Parasite no es una película que salió de la nada. El cine coreano tiene una historia muy larga, y Parasite es una continuación de un montón de películas anteriores. Es una extensión de nuestra historia. No es la primera vez que una película coreana pasa por algo como esto. The Handmaiden de Park Chan-wook ganó un BAFTA, y el año pasado Burning (dirigida por Lee Chang-dong, está en Netflix) estuvo entre las finalistas a la película en idioma extranjero de los Oscar. Y ha habido cortos animados de Corea nominados para los Oscar. Por lo tanto, todos estos desarrollos a lo largo de todos estos años maduraron para llevar a Parasite a donde está hoy.

—"Parásite" es su séptima película . ¿Era consciente de su potencial para causar el impacto que provocó?

—Desde Cannes, hasta hoy en Los Ángeles, hemos experimentado una serie de eventos inesperados con la película. Especialmente con la taquilla: le ha ido increíblemente bien en todo el mundo. Y eso es algo que nunca esperábamos. Creé esta película debido a los aspectos controvertidos de la historia, y para enfrentar estos audaces desafíos, pero siempre me preocupó cómo serían recibidos por el público y el mundo en general. Y estoy muy feliz de ver a la audiencia aceptar los desafíos que asumió Parasite.

—Los críticos han notado que la película atrae a los espectadores en múltiples niveles: emocional, física e intelectualmente. ¿Cuál es la clave para lograr eso en una película?

—Con mis películas, quiero que el público quede cautivado física e instintivamente mientras las ven. Quiero que sean absorbidos por la historia. Quiero agarrarlos por el cuello y sacudirlos. Y luego, después de dos horas, pueden irse a casa y ducharse y acostarse en la cama; y ahí es cuando son golpeados con todos los mensajes intelectuales, controvertidos y cerebrales que la película tiene para ofrecer. Se obsesionan con lo que la película intentaba decir y no pueden dejar de pensar en ello. Ese es el tipo de experiencia que quiero proporcionar a mi audiencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)