televisión - "MR. ROBOT"

La paranoia también es televisada

Fue una de las sorpresas de la televisión estadounidense, y ahora llega a América Latina: "Mr. Robot", que comienza por Space es una serie sobre el control, y la paranoia que eso provoca entre los vigilados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mr. Robot. Foto: Archivo El País

Mr. Robot es eso y también más. Protagonizada por Rami Malek, la serie se ambienta en un presente ligeramente distorsionado, con corporaciones todopoderosas de un lado, y un grupo de hackers del otro.

Creada por el guionista y director Sam Esmail (dirigió, hasta ahora, solo Comet), la serie también marca el regreso a los primeros planos de una estrella de la década de 1980: Christian Slater (Suban el volumen, El nombre de la rosa, Robin Hood , Príncipe de ladrones, entre otras).

Esmail habló para varios medios latinoamericanos —entre ellos El País—sobre su inesperado éxito televisivo. En parte, ese éxito fue fruto de la fortuna: "Siempre nos propusimos hacerla sobre el presente, era nuestra intención. Pero no podíamos prever que pasaran cosas como el hackeo al sitio web para infieles Ashley Madison. Fue pura suerte, pero fue raro cómo a veces lo que ocurría en la serie parecía superponerse a lo que pasaba en la realidad. O viceversa", dice por teléfono sobre la serie, que al principio iba a ser una película.

Sin embargo, a Esmail lo convencieron de llevar la historia a la pantalla chica: "Se me estaba yendo de las manos. Estaba en la página 90 del guión y ni siquiera había llegado al primer acto. Ahí me di cuenta que estaba en problemas (ríe). Más o menos por esa época conocí a los productores Chad Hamilton y Steve Golin, que justo habían terminado de producir la segunda temporada de True Detective. Ellos me convencieron de replantear Mr. Robot y hacer una serie de televisión".

La idea de los productores fue un acierto. También fue acertada la elección del actor para encarnar a Elliot, el protagonista de Mr. Robot. "Rami Malek captó algo que pensaba era imposible. Su personaje es muy complejo en el guión: frío, socialmente torpe, y alguien que genera rechazo y además es narcisista. No había casi nada de espacio para que un actor pudiese generar una identificación con la audiencia. Pero cuando lo vimos en una prueba, nos dimos cuenta que —además de transmitir lo que le pedía el guión de manera auténtica— también le agregaba una humanidad al personaje, una calidez, que no estaba en el guión. Rami elevó al personaje", dijo Esmail.

placeholder

Pero también Christian Slater —quien interpreta al enigmático líder de la pandilla de hackers— fue otra fortuita elección. "No escribí ningún personaje para nadie en particular, pero cuando me mencionaron a Slater se me prendió una lamparita. Soy un admirador suyo desde hace mucho, en particular por las películas Suban el volumen, Heathers y Escape salvaje. Sobre todo Suban el volumen, donde interpreta a un personaje muy rico: un anarquista que es cómico, loco, misterioso… Cuando pensé en que había hecho esas películas, me pareció el actor perfecto para el personaje".

Mr. Robot podría verse como el resultado del oportunismo de Hollywood para aprovecharse de las andanzas de Anonymous, Edward Snowden y Julian Assange. Pero Esmail dice que la historia lo acompaña desde antes que todo eso ocurriera. "Hace como 20 años que quería contar esta historia. Crecí entre hackers. Varios de mis amigos pertenecían a esa cultura, y a lo largo de los años, ese mundo me fue devorando. Quise también retratarlos de otra manera, porque me parecía que el retrato de ellos en películas y series eran pobres. Pero también me inspiré en el colapso financiero de 2008 y la Primavera Árabe en Egipto (soy egipcio). No sé si la serie tiene una intención política, o si yo la tengo. Lo que sí sé es que la Primavera Árabe me mostró que hay gente que puede canalizar la ira hacia algo positivo. Creo que Elliot viene de ese lugar". En la serie, Esmail no solo referencia a los hackers de su infancia y adolescencia, sino también a la época, sobre todo la segunda mitad de los años ochenta (Esmail nació en 1977) y la primera de los noventa.

Entre tantos pendrives y "malware", Mr. Robot tiene ciertas anclas visuales y narrativas que llevan al espectador hacia atrás en el tiempo. "Crecí en esos años y tengo una preferencia personal por esa estética, por eso quise que formara parte de Mr. Robot. Aunque se trate de una serie que tiene como intención retratar el presente, también me gusta el contraste de incluir el mundo análogo en la historia. Que el grupo tenga como cuartel general en una sala de 'maquinitas' también es algo muy de los 80".

Las críticas a Mr. Robot fueron tan elogiosas como entusiastas, algo que tomó por sorpresa a su creador: "Solo el hecho de que esté hablando sobre la serie a medios latinoamericanos es una locura total. La serie es rara, excéntrica, y a lo máximo que aspiraba era a que fuera una serie de culto, adorada por un pequeño grupo de seguidores. Que llegara al mainstream superó todas mis expectativas".

Para él, la nula experiencia previa que tenía en televisión probablemente jugó a su favor: "Era un completo ignorante en televisión, y tal vez eso ayudó a hacer de Mr. Robot algo fuera de lo común, a que fuera realizada de una manera que iba más allá de lo habitual. Creo que eso fue una de las cosas que sedujo a la audiencia. Desde cómo la filmamos hasta cómo empleamos la música. Me encantaría llevarme el crédito por ser diferente o único, pero en realidad salió así porque soy un debutante en la realización de una serie".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados