Cable

Un papel a la medida de una maravillosa actriz

Sin haber pasado por la cartelera local, llega Maudie a Max

Ethan Hawke y Sally Hawkins protagonizan la biografía de la pintora Maud Lewis. Foto: Difusión
Ethan Hawke y Sally Hawkins protagonizan la biografía de la pintora Maud Lewis en "Maudie", que se estrena el domingo en el canal Max. Foto: Difusión

Sally Hawkins es una actriz que no se destaca por su belleza, aunque sí por su versatilidad y talento para interpretar cualquier tipo de papel. Este año fue la empleada de limpieza de un establecimiento gubernamental secreto que se enamora de una criatura acuática en La forma del agua, y consiguió una nominación al Oscar sin decir una sola palabra. Es una actuación llena de expresividad, donde Hawkins pone mañas, tics y pequeños gestos para lograrlo.

La actriz británica logró otra actuación cargada de sutilezas en Maudie (*) película de la realizadora Aisling Walsh (directora de Ha llegado un inspector y algunos episodios de Wallander), sobre la vida de la pintora Maud Lewis, que se estrena el domingo a las 21.00 por Max.

Maud fue una artista atípica que, pese a sufrir artritis reumatoide juvenil, pintó a lo largo su vida y es considerada una de las grandes artistas canadienses.

Sally Hawkins en la película Maudie
Tráiler de la película Maudie, llega el domingo por el canal de cable Max

Lo que a primera vista parece ser una historia encantadora Walsh la convierte en un relato sobre una mujer traicionada por su familia y anulada por la sociedad. Una mujer que encontró consuelo en una lata de pintura.

Es que Maud logró canalizar su compulsión por crear, al principio vendiendo postales, siempre atractivas e ingeniosas, y llegando a ser celebrada en la prensa. Hasta el presidente Richard Nixon era comprador de su trabajo. Al igual que su personalidad y carácter, su estilo para pintar era naíf, técnica que tuvo su dosis de popularidad en ese tiempo. Así, y pese a los obstáculos que la vida le impuso, Maud consiguió ganarse la vida vendiendo sus cuadros llenos de tulipanes, gatos, ciervos y marinas.

Lo que fue central para su vida, y para la película, es la relación de Maud con su esposo, el vendedor ambulante de peces Everett Lewis, interpretado por Ethan Hawke. Con él es que el tono de Maudie cambia, ya que Everett era violento con ella, tanto física como emocionalmente. La película aborda ese aspecto de la vida de la pintora, suavizando la violencia y queriendo mostrar solo un gran romance. Allí está lo más cuestionable de la película ya que Maud no tuvo un romance inolvidable, sino un marido violento.

Pese a esa diferencia con la historia real de la artista, la directora logra retratar los paisajes marinos, donde transcurre la historia, como si fueran acuarelas, como una ensoñación. Maudie es una película que recuerda la filmografía del sueco Lasse Hallström por ese estilo folclórico donde el polvo en el aire, o la miseria, también tienen un potente atractivo estético.

Al igual que en La forma del agua, en Maudie Hawkins es la gran protagonista. Una actriz con una imponente filmografía que en esta película también retrata a los menos favorecidos. Una compleja característica que atraviesa a los distintos personajes que esta gran actriz inglesa ha interpretado.

(*) Si bien la película no tuvo estreno a nivel comercial en los cines locales, fue parte de la programación del festival Monfic de 2017.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º