Superhéroe histórico

"Pantera Negra", una pionera que sueña con llevarse el Oscar a mejor película

La película es la primera en su género en meterse en la categoría más importante de los premios de la Academia

película Pantera Negra
"Pantera Negra". Foto: Marvel Studios

Pantera Negra es la primera en muchas cosas. Es, para empezar con lo más materialista, la más taquillera de todas las del Universo Cinematográfico de Marvel, un genérico que se ha vuelto omnipresente en el cine actual. Recaudó, solo en Estados Unidos, 700 millones de dólares, robándole ese primer puesto a la primera de Avengers, que estaba allí desde 2012.

Es, como para sumar méritos fundacionales, la primera película importante con un superhéroe negro, una decisión que revela los nuevos tiempos y deja en evidencia lo poco que se hizo hasta ahora.

Y ahora, en otro rubro en el que es pionera, se convirtió en la primera película de superhéroes en ser nominada al Oscar a mejor película. Tiene, además, otras seis nominaciones aunque ninguna en los premios más importantes (aunque sí la música de Kendrick Lammar, que es un producto independiente y con cosas para decir por su cuenta).

Dirigida por Ryan Googler y protagonizada por Michael B. Jordan y Chadwick Boseman, Pantera Negra construye una África mítica y avanzada, en donde una sociedad vive una prosperidad social y tecnológica (tras una fachada de pobreza bien africana), aunque dominada por una monarquía que resuelve los asuntos de poder a las piñas.

Hasta ahora, el universo de los afroestadounidenses en el cine popular de Hollywood se había limitado a los excesos del blaxplotation, el género de personajes hipermasculinizados, violentos y machistas que patentaron, en la década de 1970, Richard Roundtree con su Shaft y Ron O’Neal en Superfly, que tenía nombre de superhéroe, pero no lo era. Lo más cercano que se estuvo de un héroe con poderes especiales fue la saga de Blade, aquella de Wesley Snipes, demasiado clase B como para ser tomada en serio aunque recaudó un montón de dinero.

Pantera Negra es otra cosa y tiene otro alcance.

Empezó como personaje cinematográfico tímidamente en Capitán América: Civil War y, en ese entonces, que consiguiera una película para él solito parecía imposible. Y menos aún se lo podía imaginar cuando fue creado en 1966 por dos irreverentes, Jack Kirby y Stan Lee, que estaban queriendo decir algo cuando eligieron un héroe así para su universo de cómics. Que finalmente Disney haya invertido 200 millones de dólares en armar una franquicia con un paladín panafricano, podría llegar a ser visto como un milagro. Pero, por lo visto, esas cosas pasan.

Wakanda, así, se volvió una utopía africana dejada de lado por una cultura centrada en lo blanco. Su afrofuturismo, además de novedoso, tiene mucho que ver con la tesis de la película: los africanos son capaces de construir una sociedad más justa, más generosa. La película empieza y termina con la realidad cotidiana de pobrezas y violencia con que viven muchos afroestadounidenses, dejando en claro su tono político.

Black Panther
VIDEO | Tráiler de "Pantera Negra", la película que hace historia

Aunque uno puede preferir el debate político que abre Avengers: Infinity War (con un villano que maneja ideas que alguien podría hallar razonables, y eso la enriquece), Pantera Negra va más allá: es la reivindicación de un colectivo. Y es la apropiación de un género del que hasta entonces había sido protagonista de reparto, como el War Machine de Don Cheadle o El Halcón de Anthony Mackie en Avengers, una saga que, de paso, tiene un nexo con toda la franquicia en el Nick Fury de Samuel L. Jackson.

En todo caso, el fenómeno de Pantera Negra es parte de una tendencia hacia una mayor visualización de lo afroamericano en el cine. Otra de las películas nominadas al Oscar (a mejor animación) es Spider-Man: Un nuevo universo, en el que el protagonista es un adolescente afro-latino-estadounidense. Y de las 10 nominadas a mejor película, otras dos tratan el tema racial en Estados Unidos desde la política (El infiltrado en el KKKlan) o la fábula basada en hechos reales (Green Book).

El principal mérito de "Pantera Negra" es haber planteado el debate desde el paradigma comercial de su tiempo, y hacerlo con una personalidad que sustenta lo que está diciendo. Así, se convierte en una película negra que está orgullosa de serlo, y que sigue haciendo historia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)