Vea el video

El País con Vin Diesel: "El corazón de 'Rápidos y furiosos' es el equipo, la familia"

La estrella de Hollywod habla del noveno capítulo de la saga que se estrena el jueves en cines uruguayos y aclara por qué es mejor ver películas en un cine

Como en una sala de espera virtual, un montón de periodistas de la región se miran a través de un Zoom cosmopolita con dos de las estrellas de Rápidos y furiosos 9, la película que se estrena en Uruguay en cines este jueves. Estamos aguardando a Vin Diesel quien —dice un colega chileno y confirma una de las anfitrionas del evento organizado por Universal— tiene un retraso de unas tres horas.

A nadie parece importarle porque la paciencia siempre gana cuando uno va a encontrarse con una de las más grandes estrellas de cine de la actualidad. Cuando uno finalmente consigue el acceso al recinto donde espera Diesel, el entusiasmo y la simpatía que le pone a las preguntas de El País, hace que uno sienta que valió la pena la espera. Dice “No puedo estar más de acuerdo contigo” o “es una muy buena pregunta” y uno termina convencido que no se lo dijo a ninguno de los otros 50 periodistas que andamos en la vuelta.

El motivo de estos minutos exclusivos con El País, es el lanzamiento mundial de la novena parte de una saga que tiene 20 años y que lo tuvo en ocho de sus envíos. Rápidos y furiosos convirtió a Diesel (quien justo hoy, 18 de julio, cumple 54 años) en una celebridad y su presencia, recíprocamente, ayudó a convertirla en una de las franquicias más rentables de la historia del cine.

Ahora, Diesel vuelve a calzarse la musculosa blanca y a manejar a toda velocidad, en el papel de Dominic Toretto, el jefe de un clan que empezó de ladrones y terminó de paladines de la justicia. Esta vez van a pelear contra un villano (Charlize Theron vuelve como Cipher) que quiere conquistar el mundo y ellos están dispuestos a impedirlo quemando un montón de combustible.

Pero también, los Toretto son como los Benevenutto: les encanta comer juntos y saben que lo primero es la familia. Ahora aparecen otro pariente con la cara de John Cena, que hace de Jakob Toretto, hermano de Dom y Mia (Jordana Brewster), y que empieza peleando para el lado de los malos.

En el elenco también están los de siempre: Michelle Rodriguez (como la novia de Dom, Letty), Tyrese Gibson (como Roman), Ludacris (Tej) y Kurt Russell (Mr Nobody). Regresan viejos conocidos como Han (Sung Kang) a quien se había visto por última vez en la sexta parte y hay un ingreso inesperado en la prestigiosa Helen Mirren manejando como poseída por las calles de Londres.

Rápidos y furiosos 9 la dirige Justin Lin, quien ya se había encargado de algunos capítulos, incluyendo el quinto, que fue el que impulsó el pasaje de la saga de ser una clase B con autos rápidos a ser una suprerproducción con autos rápidos. Lin sabe lo que se necesita en asuntos como estos y más con los muchachos convertidos en una suerte de superhéroes.

Vin Diesel

Y así entrega un producto que, más allá de juicios críticos, es lo que uno precisa para saciar el síndrome de abstinencia de ver cine en salas. Es una película para pop y refresco y para vitorear como no se hace frente a la televisión. Todo es ruidoso, rápido y disparatado, incluyendo esta vez un auto que termina pidiéndole remolque a una estación espacial. Así como suena.

Sobre esto y otros asuntos hablamos con un Vin Diesel que ya arranca con un “Hi Fernán! How are you?” tan entusiasta y de pulgar para arriba, que uno sabe que valió la pena esperarlo.

—Rápidos y furiosos 9 fue la primera película que vi en una sala de cine en mucho tiempo. ¿Extrañaba la experiencia de la pantalla grande y cree que es una buena película para el regreso de los cines?

—¡No puedo estar más de acuerdo contigo! Me siento exactamente así. El último año hemos estado viendo películas desde nuestros sofás y nos olvidamos de lo que más nos gustaba de la experiencia del cine. Uno ve televisión desde un sofá pero cuando vas al cine buscas la experiencia, entretenerte con otros como parte de un público. Nos encanta cuando escuchamos a alguien reírse cinco butacas atrás de nosotros y extrañamos que alguien salte asustado o que un niño grite y se ría o que alguien llore. La experiencia colectiva de ver películas en una pantalla grande en comunidad: no hay nada como eso. Y estoy maravillado y agradecido de ser parte de este regreso a esa experiencia.

—¿Cree que la gente está ansiosa por volver a las salas?

—Yo estaba ansioso. Cuando el estudio nos habló de posponer un año el estreno quedé shoqueado. Me dije: ”No vamos a poder darle a la gente que espera la película desde mayo de 2020. Pero después transformé esa energía en rezar para que el mundo atraviese el COVID-19. Universal (el estudio que produce la película) ha hecho las cosas de una manera muy responsable en tomarse el tiempo que se necesitaba. Y fue muy audaz en esperar que el mundo saliera de esto.

—Esta nueva película es divertida y hasta disparatada. ¿Cómo ha ido cambiando su acercamiento al personaje de Dom Toretto en estos 20 años?

—Siempre depende de dónde tenga la cabeza el personaje. En esta película la tiene en la paternidad y está bueno porque la gente que fue a ver Rápidos y furiosos, la primera hace 20 años, ahora trae a sus hijos a ver el capítulo nueve. Y se pueden identificar con Dom Toretto porque recuerdan cuando Dom Toretto no tenía hijos. Así que queríamos compartir esa experiencia. No muchas franquicias evolucionan de una manera tan franca en el sentido que la familia de Rápidos y furiosos creció y su público creció con Rápidos y furiosos. Así que la nueve es sobre paternidad y de cómo a medida que nos volvemos padres empezamos a reflexionar sobre nuestros propios padres. Y eso es lo que está haciendo Dom y al hacerlo, el público descubre una hermandad rota en el pasado. De eso trata Rápidos y furiosos 9.

—Pero además de todo eso, mandan un auto al espacio...

—Es loquísimo que podamos permitirnos hacer algo tan espectacular que sabemos que será visualmente y visceralmente seductor pero a la vez no perder que el centro, el “corazón” (en español) es el equipo, “la familia” (en español). Muchos te van a decir que van a ver Rápidos y furiosos por el espectáculo que ofrecemos. Pero nadie nunca va a admitir que, en realidad, va a ver Rápidos y furiosos por ese corazón.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados