FALTA UN DÍA PARA LOS OSCAR

Oscar a mejor película tiene una clara favorita

Todo indica que La La Land se hará con el premio mayor.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La La Land: es la favorita con 14 nominaciones y unanimidad crítica. Foto: Difusión

Está todo pronto para que mañana (en realidad en la madrugada del lunes en Uruguay), La La Land se lleve el Oscar a Mejor Película. Tiene un récord (compartido con Titanic y La malvada) de 14 nominaciones, viene de conseguir otra marca con siete Globo de Oro, y ha encabezado la lista de mejores películas de 2016 de cuantas se hayan publicado en los balances del año.

Es, además, una gran película, un revisita original a un género casi exclusivamente estadounidense (aunque el director Damien Chazelle también le integra detalles que la emparentan con los musicales de Jacques Demy, Las señoritas de Rochefort, por ejemplo). A la industria del cine le entusiasma la autorreferencia y La La Land es un homenaje a Los Ángeles, a la profesión de artista y al cine: algunas escenas transcurren en los estudios de la Warner y hay referencias directas a Casablanca y Rebelde sin causa.

Es además una película imaginativa, llena de buenas canciones y contagiosos números de baile. La pareja protagonista (Emma Stone y Ryan Gosling) son un encanto y su lánguida química aporta mucho a la película. Hay un notorio uso del color y Chazelle filma las escenas de baile desde una distancia apropiada a diferencia de las coreografías de montaje de musicales más o menos recientes como Chicago.

Su acopio de premios en la noche de mañana no debería extrañar a nadie.

Una favorita personal, sin embargo, podría ser Manchester junto al mar, el agobiante drama dirigido por Kenneth Lonergan. Es la historia de una depresión encarnada en un hombre atormentado (Casey Affleck, nominado a Mejor Actor) que, como si le faltaran problemas, debe hacerse cargo de su sobrino adolescente y huérfano.

Lonergan, otro de los grandes directores en actividad, construye un drama sequísimo y tan frío como el paisaje donde transcurre la acción, una costera ciudad de Massachussets. Está bien contada aunque el peso de su historia puede espantarle espectadores y enfriar el entusiasmo de la Academia. Sería un injusticia, sobrellevable, pero injusticia al fin.

El año pasado el Oscar a Mejor Director (Alejandro González Iñárritu por El renacido) no fue para el responsable de la mejor película (En primera plana). La misma situación podría darse este año.

Les va a ser difícil a las otras siete contendientes al premio mayor de la noche sacarle el Oscar a dos películas tan fuertes y tan elogiadas.

El lote es bastante variado, e incluye una de ciencia ficción humanista (La llegada); tres dramas con historias de afroestadounidenses (Luz de luna, Talentos ocultos y Fences, la única que no se estrenó en Uruguay); una de guerra dirigida por Mel Gibson (Hasta el último hombre); un policial tirando a western (Sin nada que perder), y un drama de la vida real sobre niño hindú (Camino a casa). Sus méritos son variados (y en algún caso exagerados) pero ninguna parecería estar a la altura de ser la mejor película de un año.

La ceremonia es mañana a las 23:00 y en Uruguay se verá a través de La Tele y de TNT en el sistema básico de las televisiones para abonados. La alfombra roja, una parte tan importante como los premios, los transmite TNT y E!. Se calcula que la ceremonia durará una tres horas. El premio a la mejor película es, obviamente, el último en entregarse.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados