Hoy comienza en Cine Universitario, el festival Detour

Una oportunidad para ponerse al día con el cine nacional

El cine uruguayo ha pasado un año complicado. Hubo pocas películas y el tiempo se fue, parecería, haciéndole entender al Estado unas cosas que deberían ser evidentes: la importancia de las películas en la identidad nacional, por ejemplo. Al final, algo se consiguió.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En la grilla de Detour estará "El 5 de Talleres", con Lamothe.

FERNÁN CISNERO

En ese contexto, que Detour: Festival de Cine Nuevo hoy comience su tercera edición es algo que así como un milagro. La muestra dedicada al cine uruguayo empieza hoy en Cine Universitario y va hasta el sábado 7. Todo el cine nacional juntito en un solo lugar: hay 13 largometrajes, 23 cortos y nueve video clips en competencia. Se termina premiando a lo mejor del cine uruguayo.

"Cada año, cuando los números no nos cierran, cuando los apoyos se reducen, cuando los tiempos no nos dan, y cuando a pesar de eso buscamos la forma para que el festival crezca, explorando nuevos rumbos, ofreciendo nuevos espacios y exhibiendo nuevas formas del cine y su lenguaje, volvemos a preguntarnos: ¿por qué rayos estamos haciendo esto?", avisan los organizadores en el programa oficial.

"Lo hacemos porque queremos generar un espacio de diálogo en torno al cine nacional", dijo a El País, Pablo Maytia Fernández, productor del festival. "Y además es una posibilidad de ver en pantalla grande una obra para la que no siempre hay espacio en el circuito de exhibición comercial".

El primer año, Detour convocó, básicamente a socios de Cine Universitario pero en su edición 2014, llevó unos 1.500 espectadores, en general, gente joven. Este año esperan redoblar la apuesta y, además, dice el productor del festival, "nos hemos afianzado en el sector audiovisual nacional".

"El cine uruguayo ha generado una imagen y cierta idea sobre él que nos pone un techo", dice Maytia Fernánez. "Pero esa idea de un cine uruguayo aburrido o demasiado serio, en realidad, si existió ya pasó hace 10 años".

El programa de Detour es una prueba de eso. Hay largometrajes (casi todos los estrenados entre el año pasado y este), documentales, cortometrajes y video clips; trabajos de profesionales de años, óperas prima y trabajos de estudiantes. Hay comedia romántica (El 5 de Talleres), drama sobre la historia reciente (Zanahoria), historias mínimas (Una noche sin luna), dramas (23 segundos) o películas tirando a inclasificables (Los enemigos del dolor). La sección de documentales incluye cosas como Caddies, Cannabis en Uruguay, Niños de cine y Manual del macho alfa, entre otros.

Además, hay un laboratorio/taller en el que, con el documentalista Juan Álvarez Neme (El cultivo de la flor invisible, Avant), tres proyectos de no ficción que están en alguna etapa de su realización, recibirán un impulso profesional hacia su concreción.

Los jurados evaluarán los trabajos en cuatro categorías: documental, ficción, videoclips y "Desafío Bares en una toma".

"Detour se financia con amor y cariño", dice Maytia Fernández. Debe ser así porque las entradas salen 50 pesos, el abono para ver todo el programa sale solo 300 pesos y los premios a los ganadores son en canje con las empresas de servicios del sector audiovisual.

Eso sí, de un cine uruguayo homogeneo, ni cerca. Pruebe.

Programa variado

Aunque algunos cortometrajes y videoclips se pueden ver online en www.frasco.uy, Detour se desarrolla en Cine Universitario (Canelones y Aquiles Lanza). La ceremonia de apertura es hoy a las 19.00 y enseguida ya empiezan las exhibiciones en las dos salas del Universitario, la Lumiere y la Chaplin con cortometrajes y videoclips y dos largometrajes Caddies de Pablo Accuosto y Noche sin luna de Guzmán Tejeira. Hay funciones todos los días desde las 16.00 con entradas a 50 pesos y 300 pesos el abono para todo el festival.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados