Hollywood

Cinco niños que no sobrellevaron bien el estrellato

De Drew Barrymore a Macaualy Culkin, así fue el duro comienzo de estos famosos

Mi pobre angelito
"Mi pobre angelito". Foto: difusión

La semana pasada muchos medios se hicieron eco de una entrevista en la que Macaualy Culkin revelaba que ser un niño famoso no le trajo más que dolor. El actor, que ahora tiene 37 años, saltó al estrellato como el protagonista de Mi pobre angelito, y se convirtió en el centro de la disputa de sus padres cuando se separaron y comenzaron a pelearse por ver quién se quedaba con la tutela del chico y, por ende, con las regalías. Con solo 14 años, Culkin decidió emanciparse de sus padres y procuró no hacer más películas comerciales a modo de desaparecer de los flashes.

Las películas pararon, pero los paparazzi y los seguidores a los que ya había cautivado, no. Su vida nunca pasó desapercibida y, sin película de la que hablar, su romance con Mila Kunis, inconvenientes con la marihuana, así como su amistad con Michael y Paris Jackson lo pusieron en el ojo de los tabloides. Un lugar al que nunca hubiera querido llegar. 

Pero Culkin no es el único niño al que la fama temprana le jugó en contra. 

Two and a half men. Foto: difusión
Two and a half men. Foto: difusión

Los que vieron Two and a Half Men recordarán al pequeño Jake, hijo de Alan y sobrino de Charlie Harper. Resulta que el actor Angus T. Jones, que por 12 temporadas hizo reír con sus ocurrencias, al crecer decidió alejarse lo más que pudo de la serie por cuestiones morales, e incluso llegó a recomendar a los fanáticos que no la vieran, aunque por contrato en ese entonces a él le quedaba una temporada más para grabar. Luego tuvo que disculparse por eso públicamente.

El actor, que llegó a ser el niño mejor pago de la televisión, pasó por crisis que lo llevaron a tener problemas por consumo de LSD, algo que dice haber superado cuando se unió al cristianismo. 

Christina Ricci. Foto: difusión
Christina Ricci. Foto: difusión

Christina Ricci saltó a la fama en los 90. Fue la amiga de Casper y la hija de Los Locos Adams, entre otros papeles que pintaban una vida bastante prometedora. Hasta el divorcio de sus padres. 

A los niños actores suele serles bastante complicado sobrellevar la fama y eso, sumado a la inestabilidad familiar, terminó en una hecatombe en la vida de Ricci, quien además de problemas de adicciones, se enfrentó a enfermedades como la anorexia y la bulimia, y como tantos, fue arrestada por manejar alcoholizada. 

Trató de superar su imagen de actriz infantil actuando con directores como Woody Allen (en La vida y todo lo demás, de 2003) y Tim Burton (en La leyenda del jinete sin cabeza, 1999). 

Y quisieron la suerte y la terapia que Ricci superara sus peores momentos: así, entre 2015 y 2017 protagonizó la serie Z: The Beginning of Everything, sobre la vida de Zelda Fitzgerald. 

Drew Barrymore. Foto: difusión
Drew Barrymore. Foto: difusión

A Drew Barrymore la tenemos en la cima. Con una adultez tan bien sobrellevada para lo que suele ser la de los famosos, olvidamos todo lo que pasó cuando niña, poco después de haber triunfado como Grete en E.T. el extraterrestre

La actriz compartió en Wildflower, un libro sobre su vida, que con tan solo 11 años tuvo problemas con el alcohol, algo que la llevó a las drogas y que, finalmente a los 14, la convenció de emanciparse de sus padres, cuando decidieron ingresarla a una clínica psiquiátrica y apenas la visitaron. 

Fuera de la clínica, lejos de sus padres y sin adicciones, Barrymore trató de conseguir trabajo nuevamente, algo que resultó sumamente difícil al principio, pero que después superó. El resto es historia conocida.

Haley Joel Osment
Haley Joel Osment. Foto: difusión

Cuando sos niño y tenés una cara tierna, todos los productores parecen rendirse a tus pies. Luego crecés y si seguís causando ternura, te quedás sin trabajo: esa parece ser la premisa para muchas estrellas infantiles. Fue el caso de Mara Wilson, la actriz de Matilda, que después de esa actuación no consiguió papeles por no ser lo suficientemente sexy, y pasó con Haley Joel Osment, el actor que cautivó a la audiencia con su papel en El sexto sentido. 

A Joel Osment la cosa también le vino por el lado de un arresto que sufrió en 2006 por exceso de velocidad, al manejar bajo el consumo de drogas y alcohol. Actualmente, la carrera está remontando, y ha aparecido en series como Silicon Valley o Future Man.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)