Premios

"Las niñas" recibe el premio a la mejor película del año en unos Goya atípicos

La ceremonia estuvo marcada por la virtualidad con los presentadores en un teatro de Málaga y los nominados recibiendo los premios desde sus casas.

Angela Molina
Angela Molina, Goya de honor.

Con Antonio Banderas como co-conductor y anfitrión de la ceremonia en su ciudad, Málaga, y en su teatro, Las niñas, de Pilar Palomero, fue la mejor película en los Premios Goya.

La ópera prima de Palomero (nacida en Zaragoza en 1980) ha obtenido además el premio a dirección novel, el de guión original (firmado también por su directora) y el de dirección de fotografía para la boliviana Daniela Cajías.

“¿Cuál es nuestro papel? Somos contadores de historias, y habrá que narrar esta pandemia”, reflexionó Banderas al inicio. “Así encontraremos nuestra utilidad. Hagamos nuestra reinterpretación de la naturaleza humana a la que llamamos arte, y eso puede ser nuestro granito de arena. No nos eleva a esenciales, pero sí a la de quienes echar una mano”. La gala fue una cuidadosa entrega de premios, muy rigurosa, muy sobria, con momentos muy llamativos como el del videowall en el que en dos momentos se vio a los 166 candidatos. Por el escenario pasaron 40 entregadores de trofeos.

Además participaron un puñado importante de estrellas internacionales convocadas por Banderas que saludaron al cine español. Allí estuvieron Robert de Niro, Al Pacino, Nicole Kidman, Dustin Hoffman, Helen Mirren, Tom Cruise, Emma Thompson, Sylvester Stallone, Mel Gibson, Naomi Watts o Isabelle Huppert.

Los primeros premios de la noche, lo entregaron los nombres más importantes del cine español: Pedro Almodóvar, Penélope Cruz, Juan Antonio Bayona, Alejandro Amenábar y Paz Vega.

Por número de premios ganó Akelarre con cinco: mejor vestuario; maquillaje y peluquería; efectos especiales; música original; y dirección artística. Se estrena el jueves en Netflix.

Las niñas, una historia de pérdida de la inocencia ambientada en la Zaragoza de 1992, ya partía como favoritacon nueve nominaciones. Además fue seleccionada en la pasada Berlinale, obtuvo el premio principal en el Festival de Málaga y el premio Forqué, de los productores, al mejor largometraje de ficción.

Palomero recrea el mundo de su propia adolescencia en la película, un viaje emocional a una España llena de contradicciones, entre la modernidad y el peso de la tradición.

El premio mayor se lo entregó una enfermera en representación del personal sanitario que ha estado en primera línea en la lucha contra la pandemia, que en España ha dejado más de 71.000 muertos.

Por su parte, Akelarre, dirigida por el argentino Pablo Agüero, es un drama histórico que transcurre en el País Vasco en 1609 y que busca proponer una lectura feminista y libre de clichés de lo que fueron las cazas de brujas.

La otras películas con más estatuillas fueron Adú y se llevó cuatro), Ane (tres), La boda de Rosa (dos) y El año del descubrimiento (dos).

El Goya a la mejor dirección ha sido para Salvador Calvo por Adú, una historia que transcurre entre Africa y España que también le dio el premio de actor revelación a Adam Nourou, el primer actor negro en recibir un Goya. Se la puede ver en Netflix.

El Goya de honor fue para Angela Molina, la gran actriz española recibió el premio de Jaime Chávarri quien la dirigió en una de sus películas más recordadas, Las cosas del querer.

“El cine ha sido calendario de mi vida, mi horizonte, mi camino. Necesitamos compartirlo y necesitamos sentir que lo necesitamos”, dijo Molina. Y sintetizó así el espíritu de la fiesta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados