Cine

Netflix se saltea las salas de cine con su nueva película

Estrenó sin previo aviso The Cloverfield Paradox de J. J. Abrams

Imagen promocional de "The Cloverfield Paradox"
Imagen promocional de "The Cloverfield Paradox"

Una vez más, el Super Bowl dejó de todo para la industria del entretenimiento: el show de Justin Timberlake, publicidades muy graciosas y el primer vistazo a varios proyectos esperados de Hollywood, incluyendo las nuevas entregas de sagas como Star Wars, Misión: Imposible y Parque Jurásico.

El domingo, sin embargo, el Super Bowl también dejó algo que nunca había sucedido antes: una película completamente nueva.

Entre los avances pautados para aparecer durante el medio tiempo del evento (uno de los más televisados a nivel mundial en el año), se pudo ver el primer y único tráiler de The Cloverfield Paradox (“La paradoja Cloverfield”), una película que Netflix dispuso en su plataforma a nivel mundial (incluido Uruguay) enseguida que terminó el partido de fútbol americano.

La estrategia, más allá de ser sorpresiva, demuestra nuevamente que la plataforma de streaming no se rige por las leyes tradicionales del cine estadounidense: si Netflix desea estrenar de forma exclusiva una película que se esperaba para los cines, lo hace.

Al igual que otros proyectos presentados en la tanda publicitaria del Super Bowl, The Cloverfield Paradox también pertenece a una franquicia contemporánea de cine, aunque una bastante menos convencional en su construcción y promoción.

Antes de su estreno, la película era conocida dentro de Hollywood como God’s Particule, un proyecto ambicioso de ciencia ficción dirigido por Julius Onah, un cineasta poco conocido.

En algún momento desde que la productora Bad Robot (liderada por el cineasta y productor J.J. Abrams) adquirió los derechos del guion en 2012 hasta ahora, en el estreno, la película de Onah sufrió un gran cambio.

En lugar de promocionarse como una nueva película del género, God Particle cambió su nombre, su guion y su premisa pasó a estar vinculada otras dos películas lanzadas previamente por Bad Robot y Abrams: Cloverfield y Avenida Cloverfield 10.

Cloverfield se estrenó en 2008 como una producción del estudio Paramout y Bad Robot bajo un halo de misterio, debido a una intrigante campaña viral en torno a la película, que trataba sobre un monstruo colosal que aterrorizaba Manhattan.

Ocho años después, Abrams y los suyos decidieron aumentar más el secretismo de su próximo proyecto: una película vinculada a Cloverfield que no sería una continuación directa.

Avenida Cloverfield 10, se estrenó en abril de 2016 y llegó a los cines, uruguayos e internacionales, ante un público que desconocía exactamente de qué iba su historia.

Con John Goodman, Mary Elizabeth Winstead y John Gallagher Jr interpretando a tres personas sometidas a un cautiverio en un refugio, Abrams y Paramount establecieron que de ahí en adelante la saga de Cloverfield no seguiría un camino tradicional. En cambio, la propiedad busca tener un componente antológico al igual que series televisivas como La dimensión desconocida o, más recientemente, Black Mirror.

En su tercera entrega (se rumorea que una cuarta se estrenará en cines más adelante), los protagonistas son un grupo de astronautas que intentan resolver una crisis energética masiva en la Tierra, arriba de una estación espacial.

Y si bien el resultado de The Cloverfield Paradox es menos convincente que el de sus antecesoras, algo queda claro: con Abrams como uno de sus últimos aliados, Netflix sigue buscando romper los esquemas de lo cinematográfico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)