OBITUARIO

Murió el francés Michel Legrand, el oscarizado compositor de música para cine

Tenía 86 años y había ganado tres estatuillas de la Academia; la primera fue por Sociedad para el crimen

Michel Legrand. Foto: EFE
Michel Legrand. Foto: EFE

El legendario compositor francés Michel Legrand, ganador de tres Oscar por sus composiciones cinematográficas y autor de una larga trayectoria que incluye los clásicos de Los paraguas de Cherburgo, murió hoy a los 86 años de edad, en vísperas de emprender una nueva gira internacional.

"Cambió el significado de la música en las películas con su sentido del ritmo y su pasión absoluta por la vida", indicó su representante, City Lights Entertainment UK, en la página Facebook del artista, cuya muerte tuvo lugar de madrugada.

Cantante, pianista y virtuoso del jazz, su profesión parecía trazada desde la infancia, con un padre compositor y un tío director de orquesta. A los 10 años entró en el Conservatorio de París para estudiar piano y composición, y desde entonces no abandonó la música.

"Descubrí un mundo que me pertenecía y a gente que hablaba mi idioma", decía Legrand, que comenzó a componer bandas sonoras en los años sesenta con la emergencia de la Nouvelle Vague, de la mano de grandes nombres como Agnès Varda o Jean-Luc Godard.

Asalto frustrado de Godard, y Los paraguas de Cherburgo y Las señoritas de Rochefort, ambas de Jacques Demy, con quien también colaboró en Piel de asno, fueron algunas de sus participaciones principales en esa corriente.

Legrand nació en París el 24 de febrero de 1932, y en sus cinco décadas de trayectoria profesional se incluyen también destacadas figuras de la cinematografía internacional, con las que obtuvo tres premios Oscar.

La canción "The Windmills of your Mind", que formó parte de la banda sonora de Sociedad para el crimen, de Norman Jewison, le valió su primera estatuilla, en 1969, y su único Globo de Oro.

El éxito de "The Windmills of your Mind" hizo que dividiera su tiempo entre la capital francesa y Hollywood, donde también compuso para Clint Eastwood (Interludio de amor, 1973), o Robert Altman (Prêt-à-porter, 1994).

A ese Oscar le siguieron otros dos, por la banda sonora de Summer of 42 de Robert Mulligan (1971), y por Yentl (1984), de Barbra Streisand.

"Un Oscar no te hace mejor o peor compositor. Tus fortalezas y debilidades no cambian", subrayaba Legrand, nominado además 27 veces a los premios Grammy, de los que consiguió cinco.

El compositor llegó a decir que estaba orgulloso de que la mayoría de sus canciones se hubieran convertido en temas estándar y no en meros éxitos comerciales, porque estos últimos desaparecen al cabo de seis meses, en su opinión, y los primeros perduran "durante décadas".

El diario Le Monde destacó este sábado que, tras la muerte de Maurice Jarre en 2009, Legrand era el compositor francés de bandas sonoras más célebre del mundo todavía en activo.

En su agenda tenía marcado un concierto en Saint Cloud, en la región parisina, el próximo 21 de febrero, y otras actuaciones en abril en París, en junio en Canadá y Praga, en julio en Francia y en octubre en Bruselas.

Padre de tres hijos, se había casado en 2014 en terceras nupcias con la actriz Macha Méril, a la que conoció en 1964 en un festival de cine.

Legrand colaboró en su carrera con las mayores estrellas internacionales del jazz, como Miles Davis, John Coltrane o Bill Evans, y su influencia se ha dejado ver en musicales recientes: Damien Chazelle, director de La La Land, no esconde que su película fue en parte un homenaje a su música.

"La melodía es una amante a la que siempre seré fiel", había asegurado el artista, que según su página web oficial se sentía cómodo con todos los géneros, y siempre rechazó establecer una jerarquía entre estos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)