Streaming

Un mundo del revés pero más justo y equitativo

No soy un hombre fácil, la comedia de Netflix de la que todos hablan

En No soy un hombre fácil, Alexandra y Christophe protagonizan una historia de amor con una divertida vuelta de tuerca.
En No soy un hombre fácil, Alexandra y Christophe protagonizan una historia de amor con una divertida vuelta de tuerca. Foto: Difusión

Christophe (Pierre Benezit) es carismático, pintún y conquistador con las mujeres. Un estereotipo del galán francés que consigue enamorar a todas las mujeres que estén a su paso, aunque las descarta por su falta de interés al compromiso y porque es lo que acostumbra hacer. Un cliché del macho despreocupado que vive en el patriarcado.

Un día, mientras acompaña a su amigo por la calle, termina golpeado contra un poste. Además de dejarle un chichón en la frente, el golpe hace que todo su mundo cambie, aunque despistado como es, Christophe demorará un poco en darse cuenta de los detalles, las mujeres no llevan pollera, no se depilan y actúan como hombres. Además visten pantalón, son jefas de empresas y están en lugares que (en nuestro “mundo”) son ocupados por hombres.

En este nuevo mundo, Christophe tendrá que depilarse, vestir prendas que acentúen su figura, comenzar a hacer ejercicio para seguir siendo atractivo, usar cartera y también tendrá que soportar insultos e improperios de las mujeres que comienzan a acosarlo en la calle y el trabajo. El matriarcado ha llegado para quedarse.

Trailer de la película "No soy un hombre fácil"
Trailer de la película "No soy un hombre fácil"

La realizadora Eleonore Pourriat dirige No soy un hombre fácil, su ópera prima y primer título para Netflix. Una película por la que no tuvo que salir muy lejos para buscar la idea, ya que, en cierta forma, se basa en un corto que Pourriat escribió y dirigió en 2010, Majorité opprimée, que tiene la misma consigna que esta película. Claro que por tratarse de un largometraje hay más personajes y también una historia de amor en el medio.

También se podría encontrar algún antecedente en la comedia Lo que ellas quieren que protagonizaron Mel Gibson y Hellen Hunt en el 2000 (tendrá una versión femenina con Taraji P. Henson como protagonista el año que viene). Aunque en la película de Nancy Meyers, Gibson podía escuchar lo que las mujeres pensaban, y sacarle provecho; y en la de Pourriat, Benezit tendrá que aprender lo que se siente ser mujer en carne propia.

En esta realidad que presenta No soy un hombre fácil, Christophe tendrá que trabajar para Alexandra (Marie-Sophie Ferdane), una famosa escritora, frontal, seductora y conquistadora que se comporta como lo hacía Christophe antes. Así, ambos aprenderán a comprender al otro, entenderse y hasta enamorarse, cosa que les parecía impensado a ambos.

Así las cartas que el galán antes jugaba, ahora serán usadas para que lo conquisten, mientras Christophe tendrá que soportar cómo lo destratan, denigran y acosan sin que el pueda quejarse mucho.

En No soy un hombre fácil, las mujeres llevan el dominio de la sociedad. Foto: Difusión
En No soy un hombre fácil, las mujeres llevan el dominio de la sociedad. Foto: Difusión

Y como en toda comedia romántica, el galán (en este caso Alexandra), aprenderá que hay más en la vida que relaciones pasajeras, conseguir un ascenso o un nuevo éxito y que el sexo opuesto tiene las mismas posibilidades que el suyo. Lo que también es un espejo de las relaciones que Christophe mantenía antes de entrar en ese mundo, en el que cada vez se siente más un objeto deseable que una persona.

Si hay algo para criticarle a esta interesante comedia francesa son justamente las mujeres que allí viven. Es que si bien se sitúa en un mundo liderado por el matriarcado (incluso el cementerio Père-Lachaise se llama Mère-Lachaise), estas mujeres se comportan como los hombres que en este mundo se critican, y no como mujeres en libertad de vivir, trabajar y actuar como les plazca.

Una comedia romántica con una vuelta de tuerca interesante que también critica al patriarcado y tiene impresionantes vistas y paisajes de París como para enamorarse.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)