Melissa McCarthy

Una mujer que sabe hacer reír

Este jueves se estrena en Uruguay su nueva película, la comedia El alma de la fiesta

Melissa McCarthy
Melissa McCarthy

Se ha convertido en una de las grandes figuras del cine y la televisión estadounidense y lo ha conseguido trabajando mucho y haciendo reír, una de las tareas más difíciles en tiempos como estos. Eso la ha convertido en la segunda mujer mejor paga del entretenimiento mundial con 33 millones de dólares ganados en 2016, por ejemplo. A eso hay que sumar la protocolar estrella en el Paseo de la Fama, dos premios Emmy (por la serie Mike and Molly y por su aparición en la temporada 2017 de Saturday Night Live), una nominación al Oscar (por Damas en guerra), un Globo de Oro (por Spy, una espía despistada) y una fama internacional como una de las comediantes más graciosas del Hollywood de hoy.

Este jueves se estrena en Uruguay su nueva película, El alma de la fiesta, escrita por la propia McCarthy y por su esposo, Ben Falcone (que acá también dirige), en una asociación sentimental que lleva 13 años de casados, dos hijas y tres películas (antes Falcone la dirigió en Tammy y The Boss, dos películas que no se estrenaron en Uruguay).

El alma de la fiesta es una suerte de remake no declarada de De vuelta al colegio de 1986, aquella en la que un veterano (Rodney Dangerfield) se inscribe en la universidad para darle una mano a su hijo. Acá es lo mismo, Deanna, el personaje de McCarthy, decide terminar sus estudios para superar una crisis de mediana edad alentada por el pedido de divorcio de su marido, y en las aulas se cruzará con su hija. En el elenco también están Gillian Jacobs, Adria Arjona y Maya Rudolph. Hay una aparición especial de Christina Aguilera.

McCarthy nació en Plainfield, Illinois, en 1970. El primer papel en el que se hizo notar fue como Sookie St James en la serie Gilmore Girls en 2000. Después de pasar por Samantha Who?, llegó a Mike & Molly, una sitcom que fue un éxito y le dio su primer Emmy.

Su paso al cine fue rápido, principalmente porque es cómica y se hace notar. En 2011 fue la más graciosa de las mujeres de Damas en guerra, una comedia muy divertida, y en 2013 se la vio en la tercera parte de ¿Qué pasó ayer?. Desde entonces no ha parado de trabajar: en Uruguay se la vio en Ladrona de identidades, Chicas armadas y peligrosas, St. Vincent, Spy, una espía despistada y en Cazafantasmas, la reciente versión femenina de otro clásico de la década de 1980. Su filmografía no es de las que harían morir de envidia a Meryl Streep.

“Amo cuando la gente me dice que está empezando de nuevo”, le dijo McCarthy a la revista M2Woman sobre su personaje en El alma de la fiesta. “O se está mudando a un país extranjero. Yo vengo de una pequeña ciudad granjera donde la mayoría no puede hacer eso. A medida que crecí me di cuenta que puedes hacer cualquier cosa. Podés cambiar tu locación, tu trabajo, la manera en que ves el mundo, lo que amás, cualquier cosa. Las posibilidades son infinitas y excitantes y es un tema recurrente en muchos de los personajes que interpreté, incluso cuando no era el motor del personaje. Es algo en lo que siempre pienso en términos de dónde están los personajes en sus vidas y ahora quisieran estar”.

Es cierto, muchos de sus personajes más conocidos son aquellos que quieren sortear algún obstáculo (en su caso puede ser su cuerpo) para salir adelante. Como muchos comediantes, lo consigue a través del humor y un amor propio que puede con todo.

Después de El alma de la fiesta, McCarthy tiene la agenda ocupada. Ya se conoció el tráiler de The Happytime Murders, una comedia que se ve bastante divertida y que transcurre en un mundo como el de ¿Quién engañó a Roger Rabbit? pero con muñecos tipo Muppets. El recurso ya recibió, de hecho, críticas de la fábrica fundada por Jim Henson.

“Estamos sorprendidos y decepcionados de que Plaza Sésamo, un programa destinado a la educación de niños, sea explotado para promover una película prohibida a los menores no acompañados”, dijo la empresa en un comunicado. “Escenas que muestran un lenguaje grosero utilizado por los humanos y las marionetas, el uso de drogas por parte de humanos y marionetas, marionetas que se prostituyen y proponen sus servicios a humanos, armas y violencia y relaciones sexuales entre marionetas”, según informó la revista española Fotogramas. El año pasado McCarthy estuvo en el centro de los ataques de la derecha estadounidense por su imitación del secretario de prensa del presidente Trump, Sean Spicer. Le valió su segundo Emmy.

El alma de la fiesta suena a pura comedia de McCarthy, una mujer con un estilo propio para hacer reír.

“Espero que tanto hombres como mujeres se vean reflejados en la película, me haría muy feliz”, dijo McCarthy al neoyorquino El Diario. Y ese sí que es un buen deseo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)