NATALIE PORTMAN

Mujer al borde de un ataque de nervios

Charla con la actriz por su papel en "Jackie", la biopic que se estrena este jueves en Uruguay.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Natalie Portman. Foto: Difusión

"Nunca me enorgullecí de mi habilidad para imitar o emular", dice Natalie Portman. "No era siquiera algo que hubiera intentado antes. Siempre pensé simplemente que no era lo mío. Pero obviamente, ahora tuve que hacerlo".

Portman se refiere a Jackie su más reciente película donde aparece como Jacqueline Kennedy. Este drama, dirigido por el chileno Pablo Larraín y que se estrena este jueves en Uruguay, se centra en los 1.036 días que pasó en la Casa Blanca la legendaria primera dama, en los eventos inmediatamente antes, durante y después del asesinato del presidente Kennedy, y un tiempo después, cuando fue entrevistada por un reportero (Billy Crudup).

"Pensé que con esto me encaminaba a un fracaso, a un fracaso en grande", revela Portman. "Todo el mundo sabe cómo sonaba Jackie, cómo se movía y, naturalmente, cómo se veía".

Igual decidió probar.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

"Me conmovió mucho el libreto así como el enfoque de Pablo, que fue examinar la humanidad de alguien que solo ha sido considerada una especie de símbolo", dice. "Pensé que, después de todo, soy actriz, no cirujana. Si metía la pata nadie se iba a morir. Así que me decidí a hacerlo. Y trabajar con Pablo me dio la seguridad".

El siguiente paso fue una profunda e intimidante preparación.

"Para el idiolecto y la voz, trabajé con una asesora, Tanya Blumstein, que es sorprendente", dice Portman. "Escuchamos una y otra y otra vez el recorrido por la Casa Blanca en particular, así como la transcripción de su entrevista con Arthur Schlesinger. Hay porciones de esa entrevista que aparecen en el diálogo con el personaje de Crudup.

"Eso me ayudó mucho a lograr la voz y el acento", continúa Portman. "Una vez que me siento cómoda con eso, simplemente puedo olvidarlo y enfocarme entonces solamente en la emoción interna".

En entrevista por separado, Larraín, director también de No y El club, aseguró que Jacqueline Kennedy fue un "personaje trágico". La actriz principal no se hizo eco de las palabras de Larraín.

"Ciertamente, vivió más tragedias de las que podemos imaginar", dijo Portman. "No creo que haya nadie que haya vivido lo que ella vivió. Que haya podido levantarse y ser tan considerada y tan fuerte, tan valiente ante tanto trauma, la vuelve más un personaje heroico que superó a la tragedia".

"Para mí, un personaje trágico es aquel que es derrotado", precisó la actriz. "Y a ella no la derrotó nada".

Como mucha gente, Portman piensa —o mejor dicho, piensa ahora, después de haber hecho la película— que la primera dama cargó con el pueblo estadounidense después de la violenta muerte del presidente y que tenía mucho más que la imagen de una mujer interesada solamente en ropa, moda y en decorar la Casa Blanca. Jacqueline Kennedy se interesaba profundamente en la historia, en sus hijos y en el legado de su esposo.

Portman reconoce que al disponerse a filmar Jackie, no tenía opinión formada de la ex primera dama. Eso entró en foco, empero, cuando llevó a cabo su investigación y empezó a trabajar en el drama.

"La verdad es que nunca la había considerado", afirma. "Pensaba en ella como una fachada, como esta cosa de la Jackie de Warhol, el estilo de Jackie. La gente habla de cómo se vestía y cómo se peinaba, pero ella era una persona totalmente de sustancia.

Además de Crudup, los compañeros de Portman en el elenco de Jackie son Peter Sarsgaard, Greta Gerwig y John Hurt. Sarsgaard interpreta al procurador general Robert F. Kennedy, hermano del presidente, mientras que Gerwig encarna a la secretaria social y confidente de Jacqueline Kennedy. Hurt, en uno de sus últimos papeles, tiene una extensa aparición como el sacerdote al que la primera dama se dirige después del asesinato de su marido.

Aunque sea difícil creerlo, Portman cumplió 35 años en junio pasado. La ex niña estrella está casada con el bailarín y coreógrafo de ballet francés Benjamin Millepied, con quien tiene un hijo de cinco años, Aleph. Tiene más de 40 películas, produjo varias e incluso dirigió una, A Tale of Love and Darkness (2015).

Portman tenía solo 12 años cuando hizo una prueba de elenco para El perfecto asesino (1994), de Luc Besson, en la que aparece como una huérfana que hace amistad con un sicario (Jean Reno). Su explosiva y controvertida actuación en esa violenta película de suspenso la puso en el mapa y ha estado bajo los reflectores desde entonces.

Portman sonríe y la mirada se le enciende al contemplar lo rápido que han pasado los últimos veinte años.

"Ya ve, el tiempo pasa rápido y despacio", sentencia. "Todo el mundo lo está viviendo, además. Sí, han pasado muchas cosas. No creo que yo tuviera expectativas de... la verdad no soy de mucho planear o de pensar a largo plazo. Sigo mis instintos, soy una especie de trotamundos".

OTRAS PRIMERAS DAMAS.

La señora de la casa - Mujeres fuertes.

Los presidentes de EE.UU. han tenido toda una presencia en el cine. Y también sus esposas. Aquí hay tres ejemplos.

Hillary CLinton - Emma Thompson.

No es explícitamente la esposa de Bill Clinton y reciente aspirante derrotada a la Presidencia de Estados Unidos porque Colores primarios está disimulada como una ficción. Pero no hay dudas que Thompson está interpretándola. No es la única primera dama reciente en ser retratada en el cine. Tika Sumpter fue Michelle Obama en Southside by You, y en W de Oliver Stone, Elizabeth Banks interpretó a Laura Bush.

Pat Nixon - Joan Allen.

Allen, una de las grandes actrices estadounidenses, consiguió una de sus tres nominaciones al Oscar por su retrato de Pat Nixon, la esposa del malogrado presidente Richard Nixon en la película de Oliver Stone. Allen consigue imponer su presencia incluso por encima del despliegue de mimetismo de Anthony Hopkins en el papel principal. Muchos podrían decir que es lo mejor de una película que se hace larga.

Mary Todd - Sally Field.

Sally Field consiguió su tercera nominación al Oscar por su composición de la esposa de Abraham Lincoln en, precisamente, Lincoln de Steven Spielberg. De hecho, Todd fue una de las primeras ‘primeras damas’ -valga la redundancia- en aparecer en el cine. En 1930, Kay Thompson la interpretó en Abraham Lincoln de David W. Griffith y en 1939 Marjorie Davis hizo el papel en El joven Lincoln de John Ford.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)