ANIVERSARIO

"Mi pobre angelito" cumplió 30 años: clásico que va por una nueva oportunidad

La película que consagró a Macaulay Culkín se estrenó en noviembre de 1990 y es un clásico de la Navidad. Disney prepara una nueva versión

Mi pobre angelito

La verdad es que era bastante cruel lo que el pequeño Kevin McCallister hacía con los pobres Harry y Marv, los ladrones que, vamos, eran más tontos que malos. Sin embargo, esa sucesión cada vez más dañina de torturas, golpes, porrazos y otras maldades que les infringe, es justo lo que convirtió a Mi pobre angelito en uno de los grandes éxitos de su tiempo.

A eso hay que sumarle, quizás, el aire navideño que siempre ayuda y un Macaulay Culkin que era un niño adorable pero de temer y que convirtió al actor en una figura de poster de la vida complicada de los niños prodigios.

La fórmula se estiró a tres películas, en las que la idea fue perdiendo interés y responsables incluyendo, en la tercera, a su protagonista excluyente.

Se cumplen este mes 30 años del estreno de la primera y la mejor de la saga —en Uruguay se estrenó en marzo de 1991—, y aunque las tres han sido figurita repetida en el cable, su llegada en el paquete de Disney + le aporta una sobrevida. No debe haber mucha gente en la fila de los que no la vieron pero, bueno, alguien dijo que el público siempre se renueva. Aplica acá.

En las dos primeras —también se pueden ver en el servicio on demand NSNow de Nuevo Siglo— el protagonista es Culkin; los villanos son Joe Pesci y Daniel Stern; el director era Chris Columbus (que después dirigiría otra sobre un niño poderoso, la primera de Harry Potter) y la música es de John Williams. Sí, ese John Williams que acá consiguió otra de sus tantas nominaciones al Oscar.

Macaulay Culkin
Macaulay Culkin en "Mi pobre angelito". Foto: Archivo

Además de esos atributos, está el guion y la producción de John Hughes, el genio de la comedia juvenil de la década de 1980. Con todos esos nombres no parece tan disparatado que las dos primeras se hayan vuelto clásicos.

Y la ausencia de la gran mayoría de ellos hace que, de la tercera, se olviden varios; es la peor de todas. Hay una cuarta y una quinta parte de las que nadie parece querer acordarse. También hubo videojuegos, juegos de mesa y variantes de merchandising además de algún record Guiness porque claro, el éxito da par todo.

Con referencias al cine mudo, una imaginación de dibujo animado (El coyote y el correcaminos, por ejemplo) y una imaginación de comic, Hughes construyó la mayor fantasía navideña. La idea se le ocurrió haciendo la lista de cosas a llevar de vacaciones, al imaginar qué pasaría si se olvidara a su hijo de 10 años.

Típica comedia navideña, la primera presentaba la idea que se estiraría por lo menos a la segunda, Perdido en Nueva York (1992). La familia se va de vacaciones navideñas y se olvida de uno de sus hijos. Cuando unos ladrones intentan entrar a robar en una casa que piensan vacía, el niño los espera con un arsenal de recursos que ya quisiera un jefe de policía.

Con eso, apenas, se volvieron un exitazo de taquilla —entre las dos consiguieron casi mil millones de dólares— y, lo que es igual de rentable, en un clásico de las temporadas festivas de fin de año. Más allá del sadismo, es una comedia sobre la familia, la necesidad de estar juntos y la necesidad también de que no se olviden de uno cuando se van de vacaciones.

Donald Trump en "Mi pobre angelito 2". Foto: Captura de YouTube.
Donald Trump en "Mi pobre angelito 2". Foto: Captura de YouTube.

La película además impulsó, por lo menos por un rato, la carrera de Culkin, quien siguió por inercia en algunos papeles cada vez menos interesantes: a la altura de Ricky Ricón, estaba claro que no iba para ningún lado. Desde entonces, el actor se alejó de la vida pública para disfrutar de lo conseguido con su fugaz carrera en las películas: se supone que unos 15 millones, porque eso fue lo que disputó con sus padres en tribunales.

Ha sufrido algunos altibajos personales y familiares, pero hoy parece un muchacho bastante tranquilo aunque nunca dejó de cargar con el tamaño de este hit. Ha confesado que no ve Mi pobre angelito, claro, y evita las salidas cuando la película acapara las programaciones de la tele estadounidense.

Lo adorable que era aquel Kevin McCallister y el hecho de que el actor guarde un parecido importante con el que una vez fue, junto a esa suerte de retiro que de a poco ha roto, dejaron a Culkin asociado para siempre al chico travieso que de golpe se encontró solo en casa y con una misión imposible por delante.

Pero no hay imposibles cuando de Navidad y de cine se trata y eso, entre otras cosas, lo probó una comedia familiar que prescindió de la familia y fue un éxito mundial que aún no caduca.

futuro

Una nueva versión con un nuevo protagonista

Disney había anunciado el año pasado que realizaría un reboot de Mi pobre angelito; es decir, relanzaría, con nueva versión, una marca muy conocida y exitosa. Poco después vinieron los anuncios y se supo que el protagonista de la nueva aventura sería Archie Yates, el adorable Yorkie de JoJo Rabbit, la película que le dio el Oscar a mejor guion adaptado a Taika Waititi.

Yates no será Kevin McCallister sino otro niño al que le tocará vivir una historia similar, aunque sobre la trama en sí no se conocen mayores detalles. Ellie Kemper y Rob Delaney son parte del elenco y produce Fox para Disney+, que acaba de llegar a América Latina y en su catálogo tiene, claro, las tres películas de Mi pobre angelito. En la dirección estará Dan Mazer (Les doy un año) y trabajará sobre guion de Mikey Day y Streeter Seidell. El rodaje estuvo parado por la pandemia del coronavirus y su fecha de estreno no está anunciada todavía.

Y la frutilla de la torta del reboot es que Macaulay Culkin tendrá un cameo y según el periódico británico The Sun, cobrará por eso alrededor de tres millones de dólares. Dicen que Disney quería tenerlo a toda costa.

Culkin, además, volverá a la televisión de la mano de Ryan Murphy, que lo fichó para la nueva temporada de su serie de antología American Horror Story, a estrenarse en 2021. Según Murphy, su papel será bastante “loco”; habrá que ver.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados