Cine

La mente infantil es un universo de felicidad y tristeza

Es una especie de oda a la melancolía y eso es todo un desafío. Pero cuando se plantea esa clase de retos es cuando la fórmula Pixar funciona mejor (Toy Story, Buscando a Nemo, Up). Una advertencia: si usted es un adulto que lloró con el final de la última Toy Story, vaya preparado porque Intensa-mente puede golpearlo duro.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
De izquierda a derecha: Tristeza, Temor, Ira, Desagrado y Felicidad en la cabeza.

La historia transcurre en la cabeza de Riley, una niña de 11 años, que vive feliz con sus padres en un pueblito de Minessota. Una mudanza a la más urbana San Francisco generará una crisis personal y en el interior de su cerebro donde cinco emociones —Felicidad, Ira, Tristeza, Temor y Desagrado— administran estados de ánimo y recuerdos, que son unas esferas del color de la emoción que los acompaña. Allí van acomodándose en la mente.

La jefa del grupo es Felicidad que intenta que todo sea alegría pero nada en este mundo es tan perfecto, y la intromisión de Tristeza, un personaje encantador, genera una crisis en la cabeza de la niña que obliga a los personajes a intentar recomponer su estabilidad emocional. Para eso, pasarán por lugares como la laberíntica memoria a largo plazo, el área del pensamiento abstracto (que está buenísima) o el páramo donde van a dar los recuerdos muertos, entre otros escenarios llenos de imaginación. Es, se decía, una premisa un tanto valiente para una película de niños: es como Quieres ser John Malkovich en versión Disney.

La dirige Pete Docter, que ha escrito o dirigido de algunas de las mejores películas de Pixar (Monsters Inc, Up, Toy Story, Wall-E) y que tiene, así, una probada solvencia para manejarse entre lo entrañable, lo divertido y lo emotivo. En Intensa-mente administra esas sensaciones con la maestría típica de Pixar.

Como muchas películas de Pixar, Intensa-mente trata sobre el difícil pasaje de la infancia a la juventud, que siempre es mirado con una mirada interesante: lo que se pierde es mucho pero hay que aprender a lidiar con los nuevos desafíos.

La moraleja es que no todo en la vida es alegría y que algunos conflictos son difíciles de solucionar, pero conviene atreverse a experimentar todas las emociones posibles para ir creciendo. Porque las cosas no son exclusivamente felices o tristes, sino que todo depende de cómo uno se pare frente a esas cosas.

Es difícil descifrar qué verá un niño en todo esto pero es seguro que situaciones y escenarios lo mantendrán entretenido. Los adultos encontrarán el encanto de Pixar, muchos chistes divertidos y una sensación de melancolía que va creciendo a medida que se acerca el final. Es otro riesgo que conviene correr porque Intensa-mente es una gran película.

InTensa-Mente [****]

Título original: Inside Out. Origen: Estados Unidos, 2015. Director: Pete Docter, Ronaldo Del Carmen. Escrita por: Pete Docter & Ronaldo Del Carmen, Meg LeFauve & Josh Cooley y Pete Docter. Producida por: John Lasseter, Mark Nielsen y Jonas Rivera. Estreno: 17 de junio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados