Reconocimiento

Martin Scorsese, "figura indiscutible del cine", Premio Princesa de las Artes

El director fue galardonado tanto por su labor como cineasta como su colaboración para rescatar y promover patrimonio cinematográfico

Scorsese
Martin Scorsese

El cineasta estadounidense Martin Scorsese fue galardonado hoy con el Premio Princesa de Asturias de las Artes 2018 en reconocimiento a una "figura indiscutible del cine contemporáneo", a más de una veintena de películas que ya forman parte de la historia del séptimo arte y a una intensa labor para recuperar el patrimonio cinematográfico en todo el mundo.

El jurado encargado de fallar el galardón también reconoció que este director, guionista, actor y productor "se mantiene actualmente en plena actividad, aunando en su obra, con maestría, innovación y clasicismo".

Su candidatura, propuesta por el director del Festival de Cine Europeo de Sevilla, José Luis Cienfuegos, se impuso por amplia mayoría a otras destacadas del campo de la música, como la del compositor italiano Ennio Morricone.

El director de Toro Salvaje (1980), Casino (1995), Taxi Driver (1976) o Buenos muchachos (1990), ganador de un Oscar entre otros muchos premios, se suma así a la nómina de cineastas reconocidos con el Princesa de las Artes, el último de ellos, su amigo Francis Ford Coppola, que lo obtuvo en 2015, además del austríaco Michael Haneke (2013), Woody Allen (2002) o Luis García Berlanga (1986).

Hijo de inmigrantes italianos, este neoyorquino debutó en el cine en 1968 con Alguien golpea a mi puerta, largometraje al que siguieron otros que ya forman parte de la historia del cine, como Taxi Driver, con la que obtuvo la Palma de Oro de Cannes en 1976, un año antes de que filmase el reconocido musical New York, New York, con Liza Minelli.

Scorsese se situó entonces como uno de los creadores cinematográficos más destacados del movimiento surgido en la década de los setenta denominado Nuevo Hollywood, junto a otros grandes cineastas como Coppola, George Lucas o Steven Spielberg.

En la siguiente década rodó algunos de sus títulos más conocidos, como Toro salvaje o la polémica La última tentación de Cristo y, ya en 1990, Buenos muchachos, con la que consiguió el León de Plata de Venecia al mejor director, cinco años antes de estrenar Casino, protagonizado por Robert de Niro, uno de sus actores fetiche, al igual que Leonardo DiCaprio.

Este último protagonizó Pandilla de Nueva York a comienzos del siglo XXI, al igual que Los inflitrados, un drama de policías y mafiosos que rodó en 2006 y con el que consiguió por fin un Oscar al mejor director, y La isla siniestra (2010), que arrasó en la taquilla norteamericana.

Tras rodar Silencio (2016), tiene actualmente en cartera proyectos como una historia sobre el sindicalista estadounidense Jimmy Hoffa y en un par de semanas recibirá un homenaje en el Festival de Cannes por haber marcado la historia del cine y por su labor en la recuperación de películas, ya que Scorsese destina buena parte de su tiempo y dinero a restaurar viejas cintas, a distribuir cine clásico y a divulgar el patrimonio cinematográfico mundial. 

De hecho, a través de sus fundaciones ha restaurado más de 800 películas clásicas y colabora en la restauración y conservación de medio centenar de películas africanas.

Casado cinco veces y con un pasado no exento de problemas con las drogas, Scorsese también trabajó como actor para otros directores, pero también en algunas de sus películas, como El rey de la comedia.

Scorsese se desplazará hasta Oviedo (norte de España) el próximo mes de octubre para recibir el galardón que le concedió hoy un jurado integrado por quince miembros y presidido por el empresario José Llado.

Este ha sido el primero en fallarse de los ocho galardones que anualmente concede la Fundación Princesa de Asturias y que anualmente se entregan en una ceremonia presidida por el rey Felipe y su esposa, la reina Letizia.

En la pasada edición fue galardonado en esta categoría el polifacético creador sudafricano William Kentridge (Johannesburgo, 1955), conocido por sus dibujos, pinturas, grabados, collages, esculturas y fotografías, pero también por su sus incursiones en el teatro, la ópera y la música.

El Premio Princesa de Asturias de las Artes está destinado a reconocer "la labor de cultivo y perfeccionamiento de la cinematografía, el teatro, la danza, la música, la fotografía, la pintura, la escultura, la arquitectura y otras manifestaciones artísticas".

Cada premio Princesa de Asturias está dotado con la reproducción de una escultura diseñada por Joan Miró, la cantidad en metálico de 50.000 euros (61.000 dólares), un diploma y una insignia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º