ENTREVISTA

Mariela Besuievsky: “El Oscar fue un momento increíble que no esperaba”

La reconocida productora uruguaya habló con El País a diez años de conquistar el Oscar con la película El secreto de sus ojos, de Juan José Campanella

Mariela Besuievsky
Mariela Besuievsky, reconocida productora de cine uruguaya. Foto: Ricardo Figueredo

En estos días Mariela Besuievsky está nuevamente de fiesta: 10 años atrás, la productora uruguaya levantaba el Oscar por El secreto de sus ojos, junto al director Juan José Campanella y Guillermo Francella. Hoy la productora, que fue una de las invitadas especiales de la 23° edición del Festival Internacional de Cine de Punta del Este, repasa aquel éxito, al que siguieron muchos otros de una carrera que ya roza el centenar de películas, entre ellos La noche de 12 años y The Man Who Killed Don Quixote de Terry Gilliam.

-Hace diez años levantabas el Oscar por la producción de El secreto de sus ojos.

-Sí, diez años, que pasaron como volando. Ahora en las redes volvieron a circular fotos nuestras con el Oscar, por ese aniversario. Fue un momento increíble, porque no lo esperaba. Yo no podría bajar la sonrisa de la cara, era como que no sabía ni dónde estaba parada. Salvo por el dolor de pies, por los tacos, lo demás estuvo todo bárbaro.

-¿Le cambió el rumbo a la película haber ganado el Oscar?

-El secreto de sus ojos era una película que había gustado muchísimo, la teníamos vendida a todo el mundo. Y tuvimos ahí como una intuición comercial, porque en el contrato logramos poner que como escalones, por si la película ganaba premios importantes. Y comercialmente nos fue muy bien. Pero ya estaba toda vendida cuando ganamos el Oscar. Y tuvimos la ‘desgraciasuerte’ de no sacar nada en San Sebastián. Y al final, el titular de en la prensa era “El secreto de sus ojos no sacó nada en San Sebastián”. 

Mariela Besuievsky
Besuievsky, en la apertura del 23° Festival de Cine de Punta del Este, el pasado 15 de febrero. Foto: Ricardo Figueredo

-¿Cómo ves que fue recibida La noche de 12 años, en Uruguay y en el mundo?

-En Uruguay fue una película polémica, es verdad: mucho más que en el resto del mundo. En el resto del mundo, no: se entendió como un viaje a las catacumbas del ser humano. Cuando hicimos la campaña de los Oscar, la película gustó muchísimo, pero fue un año muy competitivo, y era difícil llegar. Nos decían que estábamos entre las 12 elegidas. Pero Roma arrasó con todo. Igual quedamos muy contentos con todo el recorrido que hizo.

-Más por la temática, nada comercial...


-Sí, porque la premisa de la película era muy difícil: era cómo hablar de un silencio de 12 años. Y hablar del silencio, en el cine, no es lo más comercial. Es verdad que la historia tenía personajes, como Mujica, que atraían mucho, pero creo que La noche de 12 años logró trascender la épica de los personajes, para abordar un tema humano, que es qué hace un hombre sometido a circunstancias infrahumanas. Para mí fue una experiencia espectacular, porque fue una combinación perfecta entre una financiación tradicional y Netflix, que también participó de la película. Eso le dio a la película una doble promoción, y una doble audiencia.

El secreto de sus ojos
El secreto de sus ojos: la conquista del Oscar. Foto: Difusión

-¿Estás con ganas de producir acá?

-Sí, siempre hemos estado haciendo cosas en Uruguay. Hicimos Corazón de fuego, hace poquito La noche de 12 años, que estuvimos rodando acá. Hicimos un documental de Onetti, Jamás leí a Onetti, que es precioso. Acá se están desarrollando películas muy interesantes, y siempre estamos interesados en coproducir o colaborar. Además, siempre estamos trabajando con uruguayos. Ahora terminamos de rodar un musical, con los hits de Raffaella Carrà, que es como Mamma Mia en español, con un director uruguayo Nacho Álvarez, el hermano menor de Fede Álvarez, hijo de Luciano Álvarez. Me encantaba el género: mi pasado viene de la danza, mi hermana es bailarina. Hacer una película musical era algo que tenía pendiente. Se estrena el 2 de octubre en España, y seguramente lo vamos a estrenar aquí.

-¿Cómo surgió esa película musical?


-La noche de 12 años fue un viaje muy duro, porque uno se implica mucho en las películas. En lo personal también te conmociona. Y luego de esa experiencia tan intensa, surgió la idea de hacer este musical, una comedia romántica divertidísima. Se llama Explota, explota, y reúne los hits de Raffaella Carrà. Hicimos una historia muy divertida, que sucede en los años 70, en los últimos años de censura de Televisión Española. Logramos una cosa muy divertida, con 80 bailarines, números musicales, y las historias de las canciones están muy bien integradas en la trama. Creo que va a ser muy sorprendente. Es una cosa totalmente diferente, muy atípica en el cine español, y en el cine en español. 

-¿Por qué La Carrà?

-Con el director queríamos hacer como Mamma Mia en español, y nos preguntamos qué artista que cante en español tiene esa resonancia festiva: y al unísono dijimos “La Carrà”. La terminamos de filmar ahora en enero en Roma, porque es coproducida con Roma, con los productores de La grande bellezza. Filmamos en el Coliseo, en Piazza di Spagna. En lugares espectaculares, y con gran apoyo de Raffaella. La idea era hacer una película que nadie pudiera separar el culo de la butaca. Y no es la vida de Raffaella, son sus hits, enganchados muy orgánicamente en una historia. La película tiene el espíritu de La Carrà, y por eso a ella le encantó el proyecto. Vino al rodaje, fuimos a su casa, y nos está apoyando muchísimo. Pero no se trata de su vida: ella no quiere hacer un biopic de su vida, se lo han ofrecido para hacerlo desde todo tipo de plataformas, y ella se ha negado. Pero este proyecto le gustó porque tiene la esencia de ella, y su lucha por algunos derechos, pero no era directamente sobre ella y su vida.

-Ahora también están focalizando en producir series.


-Estamos empezando a producir series, aunque no nos queremos focalizar solo en eso. Yo quiero hacer las dos cosas. Siento que todavía me quedan muchas historias por contar en cine, y otras historias más largas, les contaremos en series. Ahora estamos trabajando una serie con Maribel Verdú como protagonista, que se llama Ana, que es sobre una abogada. Yo ya había hecho una serie, sobre los libros de Leonardo Padura, que se llamó Las cuatro estaciones en La Habana, y con la que ganamos el Premio Platino. Me gustaría hacer series de calidad, para contar historias como desde un punto de vista más cinematográfico. Esa es la idea que estamos manejando.

-¿Es difícil producir cine en Uruguay?

-Es difícil coproducir cine en todos lados. Pero yo veo que acá se han ido tomando medidas: ojalá que el nuevo gobierno prorrogue los fondos de incentivo, que terminan este año. Eso le puede dar una inyección a Uruguay increíble.

UNA CARRERA NOTABLE

Uruguaya con Oscar propio

“En general el productor es el que tiene la iniciativa del proyecto, junta la financiación, y apuesta por ese proyecto audiovisual. Pero cada proyecto se trabaja de una manera distinta. Hay proyectos que nacen de una idea mía, o de un libro que me gusta. La noche de 12 años fue una historia que desarrollé yo con el director Álvaro Brechner”, explica Mariela Besuievsky, quien ganó un Oscar como productora de El secreto de sus ojos, sobre su modo de trabajar. “Pero el modelo de producción está cambiando muchísimo. El modelo tradicional, de las preventas y los ingresos por taquilla, está cambiando. Las plataformas están ganando audiencia, y ellas tienen otro modelo. Se está dando ahora como un cruce de modelos, que es complicado para la producción audiovisual, pero que a su vez es interesante”, sintetiza la productora. Entre sus próximos proyectos a están Un mundo normal con Ernesto Alterio y Explota Explota, un musical a lo Mamma mía con canciones de Raffaela Carrá dirigido por el uruguayo Nacho Álvarez, hermano de Fede Alvarez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados