CINE

La máquina de hacer pájaros de un candidato político

Dos veces Daniel Hendler cambió el nombre de su segunda película como guionista y director. Primero fue El palomar, luego La emboscada y terminó quedándose con El candidato.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Diego De Paula tiene en El Candidato su primer protagónico en cine. Foto: Difusión

Todos son apropiados anticipos del espíritu de esta comedia de suspenso que se teje en dos niveles. Uno por lo bajo, con intrigas, desconfianza y posibles engaños. Y otro en el que sucede la acción, aparentemente bien intencionada, entre Martín Marchand (Diego De Paula), un estanciero adinerado que quiere convertirse en político, y unos publicistas que se instalan en su casa de campo para planificar el perfil del partido como si fuera un producto (léase como una crítica a ciertos nuevos líderes).

Hendler se luce como guionista al rodear al protagonista de un entretenido círculo de personajes que conviven con incomodidad. El elenco tiene un desempeño brillante y consigue el tono justo entre desconcierto y comedia que buscó el director, una energía muy parecida a la que proponía en Norberto apenas tarde (2012).

La trama transcurre en un fin de semana. Lo visitan unos creativos (destacan Alan Sabbagh y Ana Katz), un sonidista (Roberto Suárez), un entrenador de actores (Fernando Amaral) y un diseñador gráfico con aire inocentón (Matías Singer), que se gana la simpatía de Marchand porque le recuerda a su juventud y proyecta en él este cambio de vida que está planificando. El grupo es guiado —y vigilado— por sus asistentes personales (José Luis Arias y un César Troncoso poco confiable, como le gusta a Hendler).

El humor está puesto en la actitud fantasiosa y ausente del futuro candidato, obsesionado con los pájaros, admirador de actores de Hollywood como Tom Cruise o Ethan Hawke, y encaprichado con terminar con los rottweilers como una de sus propuestas. Para lanzar su lista deberá enfrentar a su padre, que envía en su representación a una política amiga de la familia: una estupenda Verónica Llinás que se atiborra de asado mientras escucha con desdén sus ideas.

El candidato fue fotografiada por el experiente Lucio Bonelli, que jugó con la majestuosidad de la estancia y con el ganado como símbolo de opulencia. Daniel Yafalián logra un excelente diseño de sonido que se concentra en los pájaros que rondan la casa y la mente del personaje. Entrelazada va la música que compuso Singer, a puro bajo y piano, ideal para ambientar esa sensación de mal presentimiento que crece escena a escena y que logra que cada personaje sea visto como un sospechoso.

El candidato [****]

Uruguay, Argentina 2016. Dirección y guión: Daniel Hendler. Fotografía: Lucio Bonelli. Arte: Mariana Pereira. Sonido: Daniel Yafalián. Música: Matías Singer. Montaje: Andrés Tambornino. Vestuario: Nicole Davrieux. Elenco: Diego De Paula, Matías Singer, Ana Katz, César Troncoso, Alan Sabbagh, Roberto Suárez, José Luis Arias, Chiara Hourcade, Fernando Amaral, Ricardo Merkin y Verónica Llinás. Duración: 80 minutos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados