FESTIVAL DE ESTRELLAS

Magia de Spielberg conquistó Cannes

Decidió hacer “The BFG” tras leer la historia a sus hijos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Steven Spielberg. Foto: Reuters

M i amigo el gigante, la primera película de Disney dirigida por la leyenda del cine Steven Spielberg, envolvió con su magia a Cannes y conquistará a todos los niños. El director, ganador de cinco Oscar, regresa con un filme mágico que nos recuerda E.T., el pequeño extraterrestre que marcó toda una generación hace 34 años.

Spielberg llenó de fantasía la alfombra roja de Cannes con su nueva producción. Llegó de la mano de su inseparable esposa, Kate Capshaw y se mostró especialmente atento con Ruby Barnhill, la niña de 11 años que protagoniza su película (interpreta a la pequeña huérfana Sophie) y con quien se comportó como un abuelo con su nieta.

En The BFG, presentada fuera de competición en el Festival de Cannes, Spielberg aprovecha las nuevas tecnologías para animar al personaje del gigante, que interpreta su nuevo actor preferido, Mark Rylance —ganador del Oscar al actor secundario por Bridge of Spies. La película es fiel a la novela británica de Roald Dahl, uno de los autores de cuentos para niños más popular del mundo.

Al igual que E.T., el gigante contará con la ayuda de los niños, en este caso de la pequeña huérfana Sophie, para intentar hacerse comprender en el mundo de los adultos, de quienes se esconde cada noche en sus correrías por las calles de Londres.

Esta amistad conseguirá acabar con los malvados gigantes que se dedican a secuestrar niños para comérselos, gracias también a la intervención providencial de la reina de Inglaterra.

Según explicó en rueda de prensa, Spielberg se topó con la historia delante, sin haberse dado siquiera cuenta de que allí había una película.

"Solo busco una buena historia. Y a veces esas historias están delante de nuestras propias narices...", consideró.

"Les leí The BFG a mis siete hijos, y yo me sentía como el gigante a su lado. Esta no es una película en la que trabajase durante 10 ó 15 años, sino que surgió de manera espontánea, cuando (la productora) Kathleen Kennedy me dijo que tenía los derechos del libro, y al ver cómo reaccionaban mis hijos me decidí", dijo.

Después de haberse dedicado a rastrear en la historia en tantas de sus películas, como Lincoln, Amistad o Salvar al soldado Ryan, el realizador quería volver al mundo de la infancia, donde se siente más libre.

"En las películas históricas la imaginación tiene que quedarse a un lado. Con esta no había barreras, me vi liberado. Viví los sentimientos que experimenté como director cuando era más joven", agregó. Esa incursión en el mundo de la fantasía le llevó a la reflexión de que "cuanto peor está el mundo, más necesaria es la magia. Esa magia es la que nos dará la esperanza y la que nos hará ser más proactivos. Lo que las películas pueden dar a la gente es esperanza, y la esperanza lo es todo para mi".

Otra de las intérpretes del filme, Rebecca Hall, reveló que el libro de Dahl fue el primero que leyó por sí misma, y que las películas de Spielberg fueron las primeras que le gustaron, así que vivió la oportunidad de participar en el rodaje como un regalo. Aseguró que ser dirigida por Spielberg es muy fácil, debido a que éste "tiene una imagen muy precisa en su cabeza y sabe cómo hacer funcionar la magia".

Más encantada aún se mostraba la pequeña protagonista Barnhill, quien describió como "un sueño que se hace realidad" que la escogieran para el principal papel de la película. Destacó que tuvo una relación estrecha durante el rodaje con Rylance a quien consideró "un gran tipo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)