CINE

Un maestro del cine al que Uruguay ha visto poco

Cine Universitario exhibe El caballo de Turín de Bela Tarr.

En Uruguay se ha visto poco y fugazmente la obra del húngaro Bela Tarr, uno de los directores más elogiados del circuito internacional. Películas como Satantango (un monumento de 450 minutos) y Las armonías de Werkmeister, por ejemplo, pasaron bastante desapercibidas en exhibiciones en Cinemateca Uruguaya o en Dodecá. Más o menos el mismo destino de El caballo de Turín, que va este sábado (a las 16:15 y a las 19:00) y domingo (a las 17:30) en la sala Chaplin de Cine Universitario (Canelones y Aquiles.Esta película de 2012 es una épica campesina armada a partir de planos-secuencias en blanco y negro y sin diálogos que habla sobre el peso de la vida para algunos. Lo hace a partir de una anécdota personal de Friederich Nietzche: el filósofo en Turín en 1839 abrazó en la calle a un caballo exhausto y maltratado, suceso tras el cual no volvió a escribir y, más allá de tecnicismos, se volvió loco.

Tarr nació en Percs, Hungría, en 1959. Después de un comienzo como actor infantil en la televisión de su país, en 1977 comenzó una carrera como director que lo convirtió en el cineasta más prestigioso de su país. Su obra, siempre en blanco y negro, es de un cuidado visual extremo, esa clase de cine que con sus imágenes nos está interpelando como espectadores. Y eso siempre es una experiencia gratificante.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)