Acontecimiento

¿Cómo llegó "Hamilton", un gran éxito de Broadway, a ser un fenómeno de streaming?

El musical de Lin-Manuel Miranda que ha ganado Grammy, Tony y Pulitzer, se estrenó en el servicio Disney+ y ya hay quienes hablan de Oscar

Hamilton
"Hamilton", de Broadway al streaming

Con Hamilton, Lin-Manuel Miranda se convirtió en una revelación cultural en Estados Unidos. El musical sobre uno de los padres fundadores (interpretado por Miranda, un latino) le dio Grammy, Tony y hasta un Pulitzer, una triple corona a la que solo le falta un Oscar. Si llegaran a cambiar las reglas, hay gente que ve que la adaptación cinematográfica que Disney+ estrenó en el hemisferio norte es material de premio de la Academia.

Sigue siendo, además, un éxito comercial y, de acuerdo a cifras difundidas la semana pasada, se estima que las suscripciones para el servicio de streaming aumentaron un 74% desde que ingresó a su grilla.

La película, conocida por legiones de fanáticos por el hashtag #Hamilfilm, es la primera oportunidad para muchos de ver una obra que narra la vida y muerte de Alexander Hamilton, el primer secretario del Tesoro de Estados Unidos. Ganó tanto el Premio Pulitzer 2016 en drama como el Premio Tony al mejor musical nuevo; sus producciones prepandemia en Estados Unidos y en Londres se agotaban siempre, con los mejores asientos en Broadway a 847 dólares. El disco de su banda sonora con el reparto original ha estado en la lista Billboard 200 durante 246 semanas.

Los espectáculos de Broadway a menudo se graban con fines de archivo, pero rara vez para presentaciones comerciales. La película Hamilton se rodó durante solo tres días (uno de ellos sin público) en junio de 2016, poco después de los Tonys y poco antes de que Miranda y otros artistas se marcharan del elenco.

La versión cinematográfica dura 161 minutos y es el show completo de Broadway, con todas las canciones, todas las escenas y el intermedio.

Los productores principales del musical, Jeffrey Seller, Sander Jacobs y Jill Furman, financiaron la filmación. “Simplemente teníamos la sensación de que, sin importar el trato que hiciéramos en ese momento, no sería suficiente”, dijo Seller. “Resultó que fue una buena decisión”.

Los productores gastaron “menos de 10 millones de dólares” filmando Hamilton, dijo. Se lo vendieron a Disney por uno 75 millones.

Disney parecía una opción inevitable, no solo por su escala y poder, sino por su creciente relación con Miranda, quien escribió canciones para Moana, protagonizó El regreso de Mary Poppins y ahora escribe un musical animado, ambientado en Colombia, para el estudio.

Pero el equipo de Hamilton hizo sudar a Disney por los derechos de la película. En 2018, los productores la salieron a vender por Hollywood y luego rechazaron todas las ofertas. “No estábamos seguros de qué hacer”, dijo Seller, “y a veces, cuando no se está seguro, hay que bajar la velocidad”.

Entonces Kail se unió a la familia Disney. Dirigía la miniserie Fosse / Verdon para FX cuando Disney adquirió 20th Century Fox. Y el año pasado, Kail contactó a Bob Iger, entonces director ejecutivo de Disney, para informarle que la película aún estaba disponible.

Iger sí que la quería. Había visto el musical en Broadway (pero no con el elenco original) y en Los Ángeles; sus hijos eran “grandes admiradores” y tenía “ algunos nietos se saben cada palabra”.

“Pensé que Hamilton era una de las obras de arte más importantes culturalmente que había visto”, dijo. Se llegó a un acuerdo.

En febrero, Disney anunció que lanzaría la película en cines el 15 de octubre de 2021. Pero al mismo tiempo, el coronavirus se estaba extendiendo por todo el mundo. Entre los efectos secundarios, a mediados de marzo, las nuevas producciones de cine y televisión se frenaron dejando al servicio de streaming de la empresa hambriento de material.

“Después del golpe de la pandemia, y todo se cerró, envié un correo electrónico a Tommy y Lin, y dije: 'El mundo necesita esto ahora más que nunca'", dijo Iger, quien acababa de convertirse en el presidente ejecutivo de Disney. “¿Considerarías no llevarlo a los cines y llevarlo directamente a Disney+?”

La respuesta fue inmediata: “No”

“Pensé que deberíamos mantener el rumbo, pero confieso que fue temprano en la epidemia, cuando pensamos que podríamos volver a trabajar en el verano”, dijo Seller. “A medida que la profundidad de esta pandemia se estableció, y me di cuenta de que no volveremos este año, debíamos recalcularlo”.

El 12 de mayo, el estudio y los productores anunciaron que la película se transmitiría en Disney+, comenzando el fin de semana del Día de la Independencia, que conmemora parte de la historia representada en el programa. En América Latina aún no se puede ver de manera legal.

No es un accidente que Hamilton sea un fenómeno. Y su salto a una plataforma digital asegura que su impacto en la cultura popular se extienda de una forma indefinida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados