Por HBO se emite The Jinx, una de las series del año

Letales andanzas de un villano real

La historia de Robert Durst es tan fascinante como perturbadora. Heredero de una de las familias más poderosas de Nueva York, el excéntrico millonario fue noticia por estar conectado a tres crímenes: la desaparición de su esposa Kathleen, en 1982; la muerte de su mejor amiga, la escritora Susan Berman, y el asesinato de un hombre llamado Morris Black, en 2001. Por este último, Durst confesó su culpabilidad, pero fue absuelto, por defensa propia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Durst, el millonario confesó sus crímenes en una premiada miniserie documental.

Esos tres hitos, y todas las curiosidades que rodean la vida de este extraño personaje, son explorados en la serie documental The jJinx que ganó dos Emmy. Producida por HBO y realizada por Andrew Jarecki, ya se ve en Uruguay.

Jarecki se interesó en la historia de Durst hace una década. En 2010 estrenó la ficción All good things, con Ryan Gosling, el que exploraba la relación del millonario con su desaparecida esposa —cuyo cuerpo nunca se encontró—, aunque con otros nombres. Durst nunca había hablado con los medios, pero tras el estreno del filme sorprendió a Jarecki con un llamado. Quería ver la película, y tras hacerlo, le ofreció darle su primera entrevista. Esas charlas dieron origen a The Jinx. "Para él significó mucho haber sido retratado en la película como una persona real, con sueños y esperanzas", teoriza Jarecki, y admite que al principio dudó en continuar en la historia de Durst, pero no pudo resistirse.

Aunque The Jinx bien podría sostenerse en las dos entrevistas hechas a Durst, en 2011 y 2013, un total de 20 horas de grabación, Jarecki y su equipo realizaron una investigación profunda. La serie incluye 100 entrevistas y material inédito como un análisis caligráfico que parecen apuntarlo como asesino de Susan Berman, encontrada con un tiro en la cabeza en su casa de California en 2000. Justo antes de que en Estados Unidos se estrenara el capítulo final en abril, en el que Durst hace una sorprendente e involuntaria confesión, fue arrestado por este crimen.

"Sentí una responsabilidad hacia él y su historia, pero mi responsabilidad es con la audiencia", dice Jarecki. "Y ella cuenta con una historia justa, dramática. Quería que sintieran los descubrimientos que yo hice, y no voy a limitarlos por hacer quedar bien o mal a Bob".

Pero es Durst y sus palabras lo que hace a la serie imperdible. Jarecki asume haber quedado algo deslumbrado en las dos entrevistas que le hizo. "Algo muy sorprendente de él es que es tremendamente inteligente", explica. "He entrevistado a cientos de personas en mi carrera, muchas de ellas brillantes, pero Robert es casi de otro mundo. Es alguien a quien no puedes dejar de mirar".

Durst es un personaje peculiar, y dice verdades como mentiras. "Hace las cosas de manera diferente. Responde de manera diferente. A menudo responde una pregunta con otra, y no es un truco; él simplemente es así", dice Jarecki. "Pudimos haber hecho un documental de dos horas, pero hay una razón de por qué son seis episodios. La historia es tan fascinante, con tantos giros y revelaciones, que no podíamos parar".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)